*

X

El gurú indio que ayudó a negociar la paz y puso a meditar a los líderes de las FARC

Política

Por: Pijamasurf - 09/28/2016

La historia de cómo el método de no violencia propuesto por el gurú Sri Sri Ravi Shankar contribuyó a lograr el histórico cese al fuego en Colombia

Este lunes se firmó un histórico acuerdo que pone fin a más de 50 años de conflictos armados en Colombia entre las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el gobierno. El esfuerzo para lograr esto involucra a numerosos individuos de ambas partes y ya se ha insinuado que el presidente Santos podría perfilarse para ganar el premio Nobel; en su discurso, el presidente colombiano ha hechos ecos de Mandela y la paz ha sido la gran obsesión de su mandato. Quizás también podría mencionar a Ghandi, y es que otra de las personas que contribuyó a este proceso de paz fue el maestro espiritual Sri Sri Ravi Shankar, quien sugirió a los líderes de las FARC el principio de no violencia (ahimsa), el cual fue aplicado memorablemente por Ghandi para liberar a su país.

El año pasado Ravi Shankar (no confundir con el músico) fue invitado por el presidente Santos a reunirse con él en Colombia. Ravi Shankar es consultor especial del Consejo Económico y Social de la ONU y ha asistido en diversos procesos de paz en el mundo. Después de reunirse con Santos, Ravi Shankar viajó a Cuba donde celebró una serie de reuniones con los líderes de las FARC, incluyendo una meditación guiada.

Los actos de negociación realizados por "Sri Sri" pueden verse en este inspirador (micro)documental.

En una entrevista el gurú indio dijo al diario El Tiempo:

La guerra empieza con la falta de entendimiento, de comunicación, de confianza. Entonces, si se quitan estas cosas y la gente piensa desde una perspectiva más amplia, cualquier conflicto se puede resolver.

Cuando alguien siente que es una víctima porque le han cometido una injusticia, entonces quiere reaccionar. Una pregunta que no ha sido respondida en la mente se fermenta y causa estrés, y el estrés es la causa de la violencia. Cualquier buena persona, si no la dejas dormir durante dos días y no les das de comer, se volverá violenta.

[...] El verdadero trabajo empieza ahora. La gente que ha estado en la selva por tanto tiempo, cuando vuelvan a la sociedad necesitan un toque de curación, al igual que las víctimas. Las víctimas deben poder dejar atrás el pasado y buscar un futuro más brillante. La conciencia de la víctima y del culpable no son para nada positivas para la sociedad. Debemos curar la conciencia de las víctimas y por el otro lado, necesitamos lograr la reconciliación con la conciencia de los culpables. Cuando una persona siente que es culpable, va a querer justificarlo; inconscientemente va a victimizarse.

​Según se ha publicado, aparentemente algunos de los miembros de las FARC aprendieron las técnicas de respiración que Ravi Shankar enseña en su programa "el Arte de vivir", de esta manera permitiéndoles lidiar con el estrés. Ravi Shankar había dicho a los líderes de las FARC que debían entender que no sólo ellos eran las víctimas, sino también las otras partes involucradas, y que consideraran un pensamiento revolucionario: que se podía buscar la justicia social sin la necesidad de la violencia, una resistencia pacífica, que no es lo mismo a una renuncia a la causa. 

Es difícil cuantificar qué tan importante fue la participación de este gurú indio en la negociación, aunque indudablemente le añade un cierto aire exótico y y una veta de inspiración espiritual. De cualquier manera, lo logrado es ciertamente positivo, pese a que algunas personas piden que no se olvide la violencia que se ha cometido. Hay momentos en los que es mejor mirar hacia adelante, ceder y creer que las cosas podrán ser mejores. Acaso sea prudente recordar la frase de Borges, "la única venganza es el olvido" y es que el albergar resentimientos y deseos de que otra persona sufra es una forma de violencia contra uno mismo. 

Te podría interesar:

10 estrategias de inteligencia emocional utilizadas para manipular

Política

Por: pijamasurf - 09/28/2016

Los líderes narcisistas suelen apelar a las emociones y miedos para conseguir poder político, con catastróficos resultados

El psicólogo organizacional Adam Grant identificó de manera elocuente la inteligencia emocional con una serie de rasgos de los líderes más carismáticos de la historia, una siniestra alianza que consiste en "reconocer el poder de las emociones". Según Grant, "uno de los líderes más influyentes del siglo XX pasó años estudiando los efectos emocionales de su lenguaje corporal. Practicar la gesticulación de sus manos y analizar imágenes de sus movimientos le permitieron transformarse en 'un hechizante orador público', a decir del historiador Roger Moorhouse. (...) Su nombre fue Adolf Hitler".

A diferencia de la inteligencia intelectual, que se basa en encontrar la mejor manera de resolver un problema, la premisa de la inteligencia emocional es encontrar el punto de convergencia entre uno mismo y las emociones de los demás. El problema es que esta inteligencia puede usarse con fines perversos si se trata de un narcisista patológico o un político (¿será que existe diferencia en la actualidad?). Por eso aquí presentamos un resumen de 10 estrategias de manipulación utilizando la inteligencia emocional.

1. Uso político del miedo

Pueden hablar de amenazas raciales de manera grandilocuente para fomentar el nacionalismo (o en una empresa, la amenaza de la competencia) basado en el miedo.

2. Mienten con facilidad

Vista emocionalmente, la verdad tiene muchas caras. El valor de la transparencia y la honestidad, para un manipulador, radica en ofrecer lo que el auditorio quiere escuchar.

3. Se "cuelgan" de la felicidad ajena

No importa si se trata de un éxito deportivo o artístico, lo que quieren es salir en la foto y ser asociados consciente o inconscientemente con los símbolos positivos de la identidad de sus víctimas.

4. Cobran caro sus favores

Su generosidad siempre viene con una cláusula oculta de sumisión. Cualquiera de sus regalos debe mirarse como una perversión de la reciprocidad, que comienza pidiendo pequeños favores y ofreciendo pequeños presentes.

5. Saben controlar la cancha

El lugar que ocupan en la mesa, la forma en que caminan en público, cómo se comportan frente a la prensa o la elección misma del lugar de encuentro, todo juega en favor de ellos para darles ventaja estratégica y tomarte por sorpresa. Busca terreno neutral.

6. Te inundan con preguntas

Generalmente se trata de argumentos disfrazados de preguntas retóricas. Este procedimiento tiene la finalidad de hacerte creer que llegaste por ti mism@ a las conclusiones que ellos necesitan que creas.

7. Hablan con velocidad

Cuando los escuches piensa que no estás frente a una persona hablando por sí misma, sino que estás oyendo un fino discurso de ventas, o un ejercicio de reprogramación lingüística. Escucha más allá de sus palabras, pregúntate qué es lo que están ofreciendo mediante la estrategia de los largos discursos, o de los cortos donde sólo hablan ellos.

8. Saben amedrentar con emociones negativas

Te miran fijamente a los ojos, hacen aspavientos teatrales, enrojecen o respiran con enojo: confunden las emociones con argumentos, y te convencen si logran que caigas en la misma confusión. La racionalidad debe ser el camino a seguir frente a los despliegues absurdos de poder (que sólo buscan compensar su impotencia).

9. Plazos cortos, ultimátums

Para los manipuladores, las decisiones deben tomarse de inmediato y de manera irreversible para demostrar decisión y fuerza, sin pensar en las consecuencias futuras. Por lo mismo te presionan a que tomes decisiones que no te convienen a largo plazo con el pretexto de un impulso presente y probablemente efímero.

10. Ignora la confrontación

También puede hacer como que no está disponible. Nada te hace más vulnerable frente a ellos que buscarlos desesperadamente, pues eso les da el poder de "regresarte la llamada". En estos casos sí puede funcionar ponerles un ultimátum.