*

X

Alan Moore se retira de los cómics

Arte

Por: Pijamasurf - 09/09/2016

El mago de los cómics, Alan Moore, está harto de la cultura de superhéroes

El gran acto mágico es decidir si vas a vivir en tu propia ficción.

-Alan Moore

Discutiblemente el más brillante autor de cómics de nuestra época, a quien le debemos clásicos como V for Vendetta y The Watchmen acaba de anunciar su retiro del mundo de las historietas para concentrarse en el cine y en la escritura de novelas literarias de largo aliento, como su reciente y monumental Jerusalem

Según Alan Moore, todavía tiene un par de compromisos menores escribiendo unos cómics, pero una vez que culminen estos dará por finalizada, a grandes rasgos, su ilustre carrera. 

Las razones que da tienen que ver con los cómics: ya no presentan desafíos creativos para él y, al parecer, también un cierto fastidio con la cultura de superhéroes que inunda las salas del cine de todo el mundo, con historias que son generalmente refritos de cómics de los 60 con todo tipo de cruces pero sin mucha originalidad. "Creo que este siglo necesita y merece su propia cultura. Merece artistas que realmente intenten decir cosas relevantes para nuestros tiempos y la forma en la que vivimos. Esto es una forma de decir que estoy realmente harto de Batman". Si es que los superhéroes son avatares de los mitos y arquetipos de todas las eras, lo son desde una pobreza intelectual cuando se repiten a sí mismos y realmente no reflejan los temas eternos de una manera actual.

En otras ocasiones, Moore se ha mostrado muy crítico de la versión Hollywood de sus cómics y ha señalado que su nueva novela no será llevada al cine, si es que él puede hacer algo al respecto.

 

 

Estas bellas fotos se parecen al mar porque el mar las hizo

Arte

Por: Pijamasurf - 09/09/2016

Con una poética técnica de impresión, artista ha logrado que el mar se imprima a sí mismo en hojas fotográficas

El mar impreso en el papel con todas sus mareas cambiantes, sus profundos procesos incesantes, el mar que todos los días vuelve a empezar, según escribió Paul Valéry en El cementerio marino.

Meghann Riepenhoff ha capturado la esencia del océano, justamente logrando que el océano mismo se retrate en enormes hojas sensibles a la luz, las cuales lleva a la playa. Sumerge estas hojas en el agua, donde interactúan con la sal, la arena y las algas y este proceso deja impresas estas fascinantes texturas. "El paisaje da forma a las imágenes más que yo", explica la artista a Wired. Es difícil encontrar un proceso de impresión más poético que el que conforma su obra Littoral Drift. 

Aparentemente la artista llegó a esta idea estudiando la vieja técnica fotográfica conocida como cianotipia, que involucra imprimir objetos en un papel forrado de ferrocianuro de potasio, lo cual hace que el papel tome un color azul brillante. Un día decidió dejar el cuatro oscuro y llevarse sus papeles de cianotipia a la playa.

El proceso involucra transportar el papel en cajas herméticamente selladas para evitar la exposición, y una vez que llegan al agua se desdobla el papel y se remoja en el océano. Según dice la revista Wired, a veces Riepenhoff coloca el papel de manera vertical para que las olas choquen contra él y otras lo mantiene en la arena para que el agua le pase por encima, así registrando la esencia de una ola. Este proceso dura entre 5 y 30 segundos y luego el papel regresa a la caja.

Aún más interesantes es que el proceso de impresión sigue modificándose hasta 48 horas, que es más o menos lo que tarda en completarse, ya que el papel se mantiene sensible a la luz y a la humedad, a veces se cristaliza sal en el papel. "Es una cosa viviente que respira", dice la artista. 

Riepnehoff vive en la isla de Bainbridge en el estado de Washington, en el Pacífico Norte de Estados Unidos, así que estas imágenes del mar crepitando y coagulándose en el papel son momentos de esta costa.