*

X

Agencia militar prueba implantes cerebrales para estimular la memoria en humanos

Salud

Por: pijamasurf - 09/19/2016

La DARPA ha probado este tipo de implantes por primera vez en humanos al insertarlos en 12 voluntarios

Todos hemos fantaseado con tener algún superpoder o con maximizar nuestras capacidades. En este sentido contar con memoria fotográfica es algo que la mayoría encontraríamos sumamente útil, sin embargo es una capacidad poco común en la población. Aunque esto podría cambiar en un futuro no muy lejano, pues la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, o DARPA por sus siglas en inglés, ha colocado implantes en una docena de personas con el propósito de estimular sus centros de memoria. 

No se trata del argumento de una nueva novela o película de ciencia ficción. Estos implantes son reales y de acuerdo a la agencia podrían ser usados algún día para restaurar los recuerdos de quienes han sufrido algún trauma cerebral o algún otro tipo problema neurológico. El desarrollo de estos artefactos y su inserción en voluntarios humanos, es parte del programa de Restauración de Memoria Activa y el propósito de este estudio es permitirle a los científicos capturar, leer e interpretar data sobre la actividad cerebral relacionada con la capacidad de recordar. Además pueden predecir si una persona está a punto de recordar algo de manera incorrecta. 

Los implantes fueron insertados en pacientes que se ofrecieron a probarlos y que pasarían por un proceso de cirugía cerebral para corregir problemas que no estaban relacionados con la pérdida de memoria. De tal manera que los científicos colocaron electrodos en dos regiones del cerebro: unas involucradas con la memoria espacial y otras que se dedican a recordar ocasiones, lugares, personas, horarios y objetos. De acuerdo con los estudiosos, la estimulación que estos electrodos realizan sobre estas zonas cerebrales puede hacer los recuerdos más accesibles. Sin embargo aún quedan cosas por resolver, por ejemplo, determinar cuál es el mejor momento para administrar los estímulos, si cuando las personas memorizan o cuando están tratando de recordar lo memorizado.

Pero la agencia militar no es la única interesada en desarrollar implantes cerebrales, científicos de la Universidad del Sur de California también se han sumado a la tarea. Bajo la dirección de Theodore Berger, un ingeniero biomédico y neurocientífico de dicha universidad, se han probado implantes que podrían contribuir a la formación de recuerdos a largo plazo. Lo cual ayudaría a pacientes que, tras sufrir embolias, lesiones o enfermedades como el Alzheimer han visto afectada  esta capacidad. Berger cree que en un futuro no muy lejano este tipo de chips de silicona que imitan la manera en que las neuronas procesan la información podría restablecer la habilidad de crear recuerdos a largo plazo. Sin embargo, hasta este momento sólo la DARPA ha probado este tipo de tecnología en humanos. 

Lo que estas “neuroprótesis” podrían hacer por la raza humana y su desarrollo está por verse, pero su existencia y el rápido desarrollo en este campo nos invita a pensar si en un futuro no muy lejano será usual que los humanos aumentemos nuestras capacidades neurológicas gracias este tipo de tecnología. Quizá todo resulte aún más claro cuando la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa finalmente haga públicos todos los resultados de su investigación. 

¿Qué ocurre cuando te dejas de quejar 1 mes? Este estudio lo averiguó

Salud

Por: Pijamasurf - 09/19/2016

Un notable proyecto exhorta a no quejarse durante 30 días y así dejar de vivir con resentimiento

Algunas sociedades toman la queja como si fuera un deporte nacional, pero sólo quejarse sin hacer algo al respecto no suele conducir a ningún lado. Está en la misma definición de la palabra "queja", que denota dolor, sufrimiento o algo quebrado: quejarse es predisponerse a sufrir. 

Habiendo notado esta característica negativa de la queja Thierry Blancpain y Pieter Pelgrims organizaron el proyecto Complaint Restraint, el cual llama a dejar de quejarse durante todo el mes de febrero --el más corto, para que sea más fácil. Este par de amigos suizos notó, como era de esperarse, que las personas que participaron en esta prueba reportaron ser más felices y vivir una vida más positiva.  

El proyecto empieza con el compromiso de la persona interesada en dejar de quejarse y una vez que comienza el mes, el sitio le envía una serie de recordatorios amigables no demasiado frecuentes. La idea es que durante este mes los participantes dejen de irritarse por las cosas que no pueden cambiar, "el bebé del vecino que llora, el fin de semana lluvioso". Es decir, acontecimientos que al atrapar nuestro foco solamente nos hacen perder energía y, de hecho --si somos muy quejumbrosos y no tenemos control de nuestra mente, incluso nos pueden llevar a la enfermedad, como ha teorizado el doctor David Kessler en su libro Capture. Blancpain señala que quejarse de esto no es muy inteligente, ya que si tenemos lo básico para la existencia no tenemos verdadera razón para quejarnos. En esto coinciden los budistas que hablan de "la preciosa existencia humana" y diversas filosofías que mencionan la importancia de tomar responsabilidad de la propia existencia. 

La convocatoria lleva haciéndose ya 3 años, incrementando su quorum cada año. La iniciativa, como publica El País en esta nota, ha generado una serie de insights no sólo sobre los beneficios de no quejarse por las cosas que no podemos cambiar sino también sobre una forma de lidiar con la mente y controlar las emociones.