*

X

MUTEK.MX anuncia su segunda ola de artistas alineados –y de verdad es muy especial

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/10/2016

Este festival celebra su treceava edición con un line up muy especial que apuesta por la vanguardia creativa

Desde su inicio y hasta su actual 13ª edición el festival MUTEK.MX se ha consolidado como la mejor propuesta de exploración artística y creativa en el ámbito de lo electrónico que ocurre en la Ciudad de México, abarcando el ámbito de lo sonoro pero también el de las artes visuales y las artes híbridas que tienen en la tecnología uno de sus recursos imprescindibles de expresión.

En este 2016 la propuesta de MUTEK.MX incluye investigaciones innovadoras y reimaginaciones interactivas de trabajos basados en interfaces, así como intervenciones arquitectónicas y perspectivas emergentes fundamentadas en la realidad virtual, con lo cual se sitúa de lleno en las tendencias creativas de nuestro tiempo.

Este día MUTEK.MX liberó la segunda ola de artistas para su 13ª edición, en la que destacan artistas de la escena internacional y también de América Latina, cumpliendo así el propósito no sólo de resaltar las propuestas creativas que ya están sucediendo global y regionalmente sino también, con respecto al público, llevar la inspiración a nuevos horizontes.

Entre los artistas internacionales, MUTEK.MX contará con la participación de:

RICHIE HAWTIN (Canadá) / µ-ZIQ (Reino Unido) / SPACE DIMENSION CONTROLLER (Reino Unido) / RROSE (Estados Unidos) / JOHN TEJADA (Estados Unidos) / ACRONYM (Suecia) / MYRIAM BLEAU (Quebec) / MICHELA PELUSIO & GLENN VERVLIET (Italia/ Bélgica) / MICROFEEL (España)

Y en cuanto al talento y la destreza local:

AAAA (México) / IMAABS (Chile) / CYANÉ (México) / SANFUENTES & MIJO (Chile/ México) / GASPAR PERALTA (México) / ALIAS616 (México) / SHITSUYUME (México) / ME & MYSELF (México) / DAMAJA RAINBOW (México)

Con artistas por confirmar, esta es la alineación actualizada:

AAAA (MX) / ACRONYM (SE) / AÏSHA DEVI (CH) / ALIAS616 (MX) / BEGUN (ES) / CYANÉ (MX) / DAMAJA RAINBOW (MX) / DRIFTMACHINE (DE) / GASPAR PERALTA (MX) / HIROAKI UMEDA (JP) / HOLLY HERNDON (US) / IMAABS (CL) / JAN JELINEK & MASAYOSHI FUJITA (DE/JP) / JLIN (US) / JOHN TEJADA (US) / KLARA LEWIS (SE) / ME & MYSELF (MX) / MICHELA PELUSIO & GLENN VERVLIET (IT/BE) / MICROFEEL (ES) / MURCOF (MX) / MYRIAM BLEAU (QC) / NICOLA CRUZ & FIDEL ELJURI (EC) / PEDER MANNERFELT (SE) / POWELL (UK) / RABIT (US) / RICHIE HAWTIN (CA) / RROSE (US) / SANFUENTES & MIJO (CL/MX) SHITSUYUME (MX) / SPACE DIMENSION CONTROLLER (IR) / THE FIELD (SE) / µ-ZIQ (UK)

Definitivamente, #ThisIsVerySpecial

Puedes encontrar más información en las redes sociales de MUTEK.MX: Facebook, Twitter e Instagram.

Te podría interesar:
Sobre la influencia celestial de la música, sus efectos en la memoria y la poesía de Rumi

Music, when soft voices die, vibrates in the memory.

Percy Bysshe Shelley

¿Por que nos gusta tanto cierta música? La respuesta está en que vibra en la mente. Hay una música que después de escuchada se vuelve la vibración que se inscribe en la mente, la música misma y la memoria de lo que vivimos cuando escuchamos la música; la música inscribe la memoria y la exalta, la dota de una intensidad que supera la realidad ordinaria. Así la música es una poderosa forma de inscribir memoria, de hacerla ritmo y reverberación: intensidades revividas, momentos elegidos como joyas. Cierta música es estalactita de neuronas. Y, también, como dice el poeta Shelley, hay una música de los recuerdos --pueden ser recuerdos silenciosos, recuerdos queridos, que la luz de la mente dota de cierta música. Y es que, como ya dijimos, la música es una forma de elevar los recuerdos, de hacerlos más reales que la discontinuidad de fragmentos ordinarios que conforman la existencia.

El poeta Rumi va más allá y dice que la música es un recuerdo del paraíso, o un recuerdo de las melodías que escuchamos en el paraíso. Hay una música debajo de toda música. Como si los cantos que escuchamos --esta o esta otra canción-- fueran siempre la sombra de un coro angelical, de las armonías que forman las estrellas en sus órbitas que son los biorritmos de nuestro espíritu, o como si el silencio expansivo, como el que atisbamos cuando meditamos o salimos al campo, estuviera habitado por los sonidos del Árbol de la Sabiduría, que primero se estremece hoy con el viento del Sol que lleva la conciencia. La música es memoria de nuestra existencia

Como todos somos miembros de Adán,

Hemos oído estas melodías en el Paraíso;

 Aunque la tierra y el agua hayan echado su velo sobre nosotros,

Guardamos vagas reminiscencias de aquellos cantos celestiales. 

Pero mientras estamos así envueltos por velos terrenales,

¿Cómo pueden llegar hasta nosotros esos tonos de las esferas bailando? 

Dice Rumi también que en nuestros movimientos --como esos giros de derviches extáticos-- estamos de alguna manera reproduciendo los giros de las esferas, circuitos primordiales de la energía en el espacio y en todos nuestros cantos repetimos el canto de los planetas que cantan a su estrella como los profetas cantan a su dios o los amantes a su amada. Todo puede verse como un enorme círculo dentro de otro círculo y así hasta el infinito en una vibración concéntrica, el sonido del oro de anillos enlazados como vesicas piscis, la galaxia como una estructura de ruedas, como el carro que vio el profeta...

El Sol entona su antigua canción

Junto con el son de sus hermanas esferas

Su curso prescrito corre en tracción

Estruendosa por las diferentes eras.

(Arcángel Rafael, Goethe, Fausto)

 

En las estrellas nos acordamos; en los planetas olvidamos.

(Eliphas Lévi)

Ezekiel's_vision

*           *             * 

 

Como a cualquier adolescente en este mundo, la música nos recuerda el amor, los primeros anhelos conscientes de fundimiento, los destellos de la belleza con todas sus cualidades anagógicas. La belleza que, diría Platón, es lo que nos eleva al cielo y nos hace ver a los dioses en las cosas. La música, como una alquimia emocional, hace que los sentimientos se conviertan en experiencia estética. La música enciende la marcha que lleva a la gesta, la fundación del sueño en la arena del tiempo.

En la música esta la permanencia del cielo --sublime reino incorpóreo-- y en esta tenue memoria, la sospecha de que nuestro cuerpo fue hecho con un cierto tono, que las cosas son vibradas hacia su existencia. Escribe el rosacruz Max Heindel:

Así, se dice que este es particularmente el mundo del tono, y es este tono el que construye todas las formas del mundo físico. El músico puede escuchar diferentes tonos en las diferentes partes de la naturaleza, como el viento en el bosque, el romper de las olas en la playa o el rugido del océano. Estos tonos combinados hacen un todo que es la nota clave de la Tierra: su "tono". De la misma manera que formas geométricas se crean al acercar el arco de un violín a un cristal con arena, así las formas que vemos alrededor de nosotros son las figuras de sonido cristalizadas por las fuerzas arquetípicas que resuenan con los arquetipos del mundo celestial.

*           *             * 

 

La música, nos dice Rumi "es el alimento de los amantes,/ Porque les recuerda su primera unión con Dios./ Los sentimientos internos de la mente adquieren fuerza,/ Surgen al exterior, bajo la influencia de la música./ El fuego del amor quema con más ardor bajo el estímulo de la música". La música mueve hacia afuera el corazón --el templo de la divinidad en el hombre--, derrama como un néctar y lo hace igual al mundo.

Texto completo de Rumi en Ars Gravis

 

Twitter del autor: @alepholo