*

X

Mira estas brillantes ilustraciones tipográficas de trastornos mentales

AlterCultura

Por: pijamasurf - 08/17/2016

Con el simple uso de letras, este diseñador transmite genialmente la esencia de distintos trastornos mentales.

El arte de la tipografía, del aprovechamiento de ciertos tipos y acomodo de letras para transmitir ciertos mensajes es fascinante. Y no solo por la estética que históricamente ha presumido, también por la eficiencia expresiva, como herramienta de comunicación, que probadamente ostenta.

Una muestra de esto es el trabajo del diseñador eslovaco Igor Kupec, quien se abocó a representar una serie de trastornos mentales con el simple uso de tipografía. Y el resultado es, hay que decirlo, brillante.

La representación gráfica que Kupec logra de ciertos trastornos, evoca con fuerza y con una envidiable creatividad, la condición que los inspira. Basta observar su visualización tipográfica de la paranoia, el alzhéimer o la anorexia, para comprobarlo:


 













 

 

 

 

Te podría interesar:
Una de las voces más prominentes de la espiritualidad contemporánea es una buena fuente de reflexiones para acercarnos a la felicidad

Si bien la felicidad es un bien que culturalmente nos exigimos, lo cual, como reflexionamos aquí, es algo triste, también es un estado al cual muchos desearíamos llegar (y lo antes posible). En todo caso, y no sin antes recordar que la felicidad es algo que se trabaja y no que sólo se obtiene, existen ciertos hacks mentales o reflexiones que sin duda pueden ayudarnos a cultivar dicho estado y a vivir mejor.

Cuando se trata de reflexiones nutritivas una de las voces más importantes de la última década es Eckhart Tolle, célebre autor del libro El poder del ahora (1999), al cual miles de personas reconocen como una herramienta especialmente valiosa para su desarrollo personal. A lo largo de las últimas 2 décadas este filósofo y pensador alemán se ha consolidado como uno de los "líderes espirituales" de nuestros tiempos.  

Y entre las múltiples reflexiones que afloran en su obra o que comparte en sus charlas e intervenciones, hemos elegido ocho que fácilmente podrían inducir esos clics necesarios para acercarte a un estado de mayor plenitud y, por qué no, felicidad:

El ahora

Cuando te haces amigo del momento presente, te sientes como en casa dondequiera que estés. Si no te sientes cómodo en el ahora, te sentirás incómodo dondequiera que vayas.

Los problemas

La verdadera inteligencia actúa silenciosamente. Es en la quietud donde encontramos la creatividad y la solución a los problemas. 

La alegría

Las cosas y las condiciones externas pueden darte placer, pero no pueden darte alegría. Nada puede darte alegría. La alegría no tiene causa y surge de adentro como alegría de ser.

La infelicidad

La causa principal de infelicidad nunca es la situación sino tus pensamientos sobre ella.

El amor verdadero

El amor verdadero no te hace sufrir. ¿Cómo podría? Ni se convierte en odio súbitamente, ni la alegría real se convierte en dolor.

La otredad

En última instancia, no existe "otra" persona, siempre estás al encuentro de ti mismo.

El pasado

El pasado no tiene poder sobre el momento presente.

Tu misión

En lugar de preguntarte ¿qué es lo que quiero de la vida?, una pregunta más poderosa es ¿qué quiere de mí la vida?