*

X

Estudio explica que Twitter es una caja de resonancia política. ¿Será un medio realmente democrático?

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 08/26/2016

La red social funciona como una caja de resonancias, donde los usuarios sólo escuchan (con distintos matices) el eco de sus propias opiniones.

Las redes sociales son un medio muy interesante para analizar las opiniones y adherencias políticas de sus usuarios, quienes se informan y comparten puntos de vista con personas alrededor del mundo en torno a temas de interés mundial. ¿Pero se trata de medios realmente democráticos, definiendo estos como medios donde todas las voces sean escuchadas y la discusión fluya hacia un mejor entendimiento común de la organización social?

Un nuevo estudio publicado en Politics Analysis parece contradecir la función democrática de las redes sociales, específicamente de Twitter. El autor, Pablo Barberá, de la Universidad del Sur de California, explica que el 85% de los retweets con orientación política provienen de usuarios con posiciones ubicadas en el mismo espectro político. Es decir, que Twitter parece funcionar en su gran mayoría como una caja de resonancia de las opiniones similares, donde en contraste, las opiniones radicalmente distintas a las nuestras nunca pasarán por nuestro TL.

En el estudio, Barberá escribe: "Los individuos son expuestos cada vez mas únicamente a la información que refuerza sus puntos de vista previos, evitando así la confrontación de opiniones. Esto genera un ambiente de caja de resonancia, por llamarlo de alguna forma, que fomenta el extremismo y la polarización política." Según el especialista, las conversaciones en Twitter están dominadas por usuarios claramente identificados con polos extremos de la política, de derechas o izquierdas.

¿Pero no es parte de la responsabilidad de cada ciudadano informarse y contrastar sus propias opiniones con las de aquellos con quienes no están de acuerdo? Por desgracia, este estudio es consistente con una gráfica del ingeniero Gilad Lotan (el genio de la data detrás de compañías como SocialFlow y bitly) que representa las tendencias en el flujo de información en Twitter después del bombardeo de una escuela de Naciones Unidas en Bait Hanoun en 2014. Las redes sociales, o al menos Twitter, parecen radicalizar las tendencias discursivas de los espectros políticos, de modo que los de extrema izquierda nunca se enterarán de qué opinan los de extrema derecha, lo cual está en contra de la noción democrática de que todos tienen derecho a dar su opinión a condición de que todos los demás les presten atención.

 

Te podría interesar:
Google está por lanzar al mercado a Danielle, chat bot inteligente que permitirá que transfieras ciertas actividades a una entidad algorítmica

El director de ingeniería de Google y gurú del transhumanismo, Ray Kurzweil, ha avisado que la compañía de Mountain View está por lanzar un nuevo chat bot llamado Danielle, que se acerca ya a simular inteligencia de manera convincente.

Estos amigos imaginarios digitales podrán realizar todo tipo de actividades reemplazándonos en línea o también reconfortarnos a la manera de Her, la inquietante película de Spike Jonze. Según explicó Kurzweil, podremos interactuar con los bots vía texto y voz y su inteligencia artificial utilizará la data con la que los alimentamos para aprender cómo somos y actuar en concordancia con nuestro life stream de data, incluso llegando a conocernos mejor de lo que nosotros nos conocemos. Así podrán predecir nuestro comportamiento y cumplir funciones vicarias. Por supuesto, la data con la que se alimentarán estos bots se servirá de la enorme cantidad de información e "inteligencia" que Google ha recopilado con nuestras búsquedas, nuestro correo electrónico y demás servicios.

Kurzweil aclaró, sin embargo, que estos bots aún no están cerca de superar la prueba de Turing y poder sostener conversaciones como las que podríamos tener con otro ser humano, aunque "Las conversaciones serán interesantes. Lo significativo depende del sujeto que lo percibe", dijo Kurzweil.

El también inventor y creador de la hipótesis de la singularidad --el punto crítico de aceleración tecnológica en el que el ser humano supuestamente logrará la inmortalidad fusionándose con las máquinas-- dijo que será hasta 2029 cuando estos bots logren propiamente la inteligencia artificial con la que serán "indistinguibles de la inteligencia humana". Para hacer esto realidad Google está invirtiendo grandes cantidades de dinero, comprando compañías de robots y apostando seriamente por la inteligencia artificial.