*

X

Este lugar en el desierto de Nuevo Mexico evoca las ruinas de un mundo extraterrestre

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 08/21/2016

El "badland" de Bisti/De-Na-Zin, Nuevo Mexico, es uno de los lugares de apariencia más "alienígena" en el planeta, con extrañas y hermosas formaciones rocosas

Quizás sea porque nuestra imaginación está cohabitada por la fantasía de la ciencia ficción, pero existen numerosos lugares en la Tierra que sugieren ser parte de una geografía extraterrestre. Uno de esos lugares donde percibimos una presencia extraña, una diferente organización geológica o incluso la sugestión de un diseño no humano son los "badlands" o tierras baldías de Bisti/De-Na-Zin en Nuevo Mexico, un desolado sitio de increíbles formaciones geológicas que insinúan un paisaje de otro mundo también, algo que igualmente ocurre con su nombre, el cual sin embargo es navajo y significa "entre las formaciones de adobe" (Bisti) y "grullas" De-Na-Zin (se han encontrado petroglifos de grullas en el área).

Bisti/De-Na-Zin  es una extensión de 45 mil acres que colinda con parcelas de tierra de la cultura originaria navajo. Este terreno baldío se caracteriza por su aridez y su riqueza litológica, piedras que han tomado llamativas formas por la acción de la erosión del viento y el agua. Los badlands tienen una composición mixta, generalmente de "cañonescárcavasbarrancos, canales, chimeneas de hadas (columnas de roca con formas en sus picos)", diferentes manifestaciones geológicas que además llegan a tomar ciertos colores ocres, negros, azules oscuros y demás tonos característicos del carbón. 

Curiosamente, en este lugar se filmó la película de 1977 Sorcerer.

 

 

 

 

Te podría interesar:
El raro momento en el que un pez se queda atrapado en una medusa o en el que una medusa se ve poseída por un organismo externo que controla sus movimientos

Parece una criatura fantástica o una caricatura, un extraño compuesto, un pez burbuja en el fondo del mar. Esta rarísima imagen fue captada por el fotógrafo australiano Tim Samuel mientras buceaba en la famosa Byron Bay.

De alguna manera un pez confusamente logró meterse en la "bolsa" de una medusa y se quedó deambulando y controlándola con sus movimientos por un rato, creando un extraño y espectacular fenómeno para Samuel, quien dijo nunca haber presenciado algo así. Por supuesto, si para el pez debe haber sido muy confuso estar dentro de una medusa, aún más para este gelatinoso animal del phylum de los Cnidaria, quien se vio hackeado por una fuerza externa.

fish-trapped-inside-jellyfish-3

Aunque el evento es intrascendente y mayormente anecdótico, las imágenes de Samuel se han viralizado al punto de que ha sido entrevistado por CNN y National Geographic, entre otros sitios. Al parecer la humanidad está ávida de distraerse en hermosas curiosidades como esta. 

fish-trapped-inside-jellyfish-4

fish-trapped-inside-jellyfish-5