*

X
Los arqueólogos están fascinados con este reciente descubrimiento que se realizó en Serbia

De entre los innumerables objetos que podemos encontrar vía las exploraciones arqueológicas que se llevan a cabo alrededor del mundo, un milenario conjuro de magia impreso sobre una tabla de oro se encuentra sin duda entre los más emocionantes. Y esto es precisamente lo que descubrió un grupo de arqueólogos en una antigua ciudad romana ubicada en lo que hoy es Serbia. 

Se trata de una serie de tablas de oro y plata que tienen inscripciones de hechizos mágicos. Si bien los especialistas apenas se están familiarizando con los símbolos y referencias que contienen, el descubrimiento parece bastante prometedor –incluso considerando que tal vez jamás se logre descifrarlos por completo, lo cual alimentaría esa infinita región reservada al misterio. "Se leen los nombres de unos cuantos demonios que están conectados al territorio de lo que hoy correspondería a Siria", dice el arqueólogo Ilija Dankovic. Las laminas, que están inscritas en arameo utilizando el alfabeto griego, fueron encontradas al interior de dos amuletos de acero. 

Los libros habrían sido robados por Himmler y la SS de librerías y fondos reservados de toda Europa, constituyendo el mayor fondo bibliográfico sobre documentos medievales de juicios de brujas y ocultismo en todo el continente

Este año se descubrió un depósito de libros en la Biblioteca Nacional de la República Checa, cerca de Praga, la cual contenía unos 13 mil volúmenes recopilados y almacenados nada menos que por el asesor ideológico de Adolf Hitler, Heinrich Himmler. El supersticioso Himmler logró permanecer cerca de la cúpula del Reich gracias a que supo fomentar el interés de Hitler respecto al ocultismo y a cómo desde la magia se podía fundamentar la supremacía aria sobre el mundo.

En 1935 Himmler fundó el "H Sonderkommando", donde "H" significa "Hexe" o bruja. A partir de entonces comenzó a saquear fondos bibliográficos de toda Europa con el objetivo de trazar un linaje retrospectivo del nacionalsocialismo que conectara con las cacerías de brujas. Se trataría del mayor fondo bibliográfico y documental sobre cacería de brujas en toda Europa.

El investigador noruego Bjørn Helge Horrisland afirma que al menos 6 mil libros encontrados en Praga provienen de la biblioteca masónica de Oslo, recaudada durante la ocupación nazi del país nórdico en la Segunda Guerra Mundial. Por su parte, el novelista checo Bohumil Hrabal ha narrado en su novela Trenes rigurosamente vigilados escenas de cómo los libros de cortes y centros de estudio de toda Europa llegaban a la República Checa en vagones descampados, y reconstruye la forma en que los nazis trataban a los libros como si fuesen otros prisioneros de guerra.

El destino final de semejante biblioteca debía ser el castillo de Wewelsburg, la "Camelot Negra" en donde Himmler fundó una orden de "caballeros" de la SS a semejanza de las leyendas artúricas anglosajonas sobre Arthur Pendragon y sus caballeros de la mesa redonda. Un documental del hallazgo se encuentra en producción.