*

X

Científicos confirman posibilidad de megaestructura extraterrestre en el espacio

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/14/2016

El misterioso comportamiento de una estrella que altera su luminosidad en patrones irregulares deja perplejos a los científicos; la teoría de que podría ser un masivo proyecto de ingeniería extraterrestre gana tracción

Hace 1 año se dio a conocer el extraño comportamiento de una estrella que parece estar alterando su brillo casi como si tuviera un "dimmer". La estrella, que lleva el nombre poco glamuroso de KIC 8462852, se encuentra en la constelación del Cisne a unos mil 500 años luz y llega a disminuir su luminosidad hasta en un 20% en sólo algunos días, algo completamente irregular. A partir de estas observaciones realizadas por el telescopio Kepler se han generado numerosas hipótesis, entre ellas la posibilidad de que se trate de una "megaestructura" extraterrestre, similar a la hipotética esfera de Dyson: una estructura artificial construida para utilizar la energía de una estrella. 

La especulación en el último año ha hecho que se considere científicamente la posibilidad de que se trate de una estructura extraterrestre, algo que es sumamente raro, ya que la mayoría de la especulación extraterrestre no proviene de científicos o viene solamente en el sentido de la posibilidad estadística de que exista vida extraterrestre, pero no investigando puntualmente un objeto específico.

La estrella en cuestión, también llamada "la estrella de Tabby" en honor a la astrónoma de la Universidad de Yale Tabetha Boyajian, quien fue la primera en alertar sobre su extraño comportamiento, suele seguir un misterioso patrón de disminuir un 20% su brillo para luego volver a cobrar su luminosidad habitual y después volver a opacarse en las semanas subsecuentes. Este patrón sugiere que el oscurecimiento no se debe a un planeta en órbita.

Una de las teorías especulaba que se podía tratar de una nube de cometas interfiriendo con la luz de "Tabby", pero esto ha sido descartado. En el último año se han considerado diversas teorías, incluidos errores en las observaciones, y aun así no se ha logrado una explicación convincente.

Se mantiene aún la teoría de que una civilización extraterrestre más avanzada ha construido un gigantesco panel solar (o algo por el estilo) para alimentarse de la energía de esta estrella.

Evidentemente existe la posibilidad de que simplemente se trata de algo que no conocemos, de un fenómeno natural completamente desconocido, lo cual podría ser tan excitante como la existencia de una civilización extraterrestre --ambas un baño de humildad y asombro ante lo magnífico y misterioso que es el cosmos, más allá del ser humano. 

Te podría interesar:

Google desarrolla programa de inteligencia artificial capaz de "crear" música

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/14/2016

Aunque está en fase temprana de desarrollo, el sintetizador digital puede tomar algunas notas introducidas por el usuario y desarrollarlas en melodías más complejas

Como si la música actual no sonara de por sí hecha por computadoras (y los popstars no parecieran suficientemente clones unos de otros), Google está investigando formas de hacer arte utilizando inteligencia artificial de última generación. Douglas Eck, investigador del proyecto Google Brain, mostró una pequeña aplicación llamada Magenta, que usa tecnología que le permite al programa aprender y utilizar pequeños bits de sonido para crear estructuras melódicas más complejas.

Magenta fue presentada en el festival de música y tecnología Moogfest, y el motor que la hace posible, llamado TensorFlow, está disponible en código abierto desde finales del año pasado. 

Por ahora, Magenta solamente copia estilos musicales existentes, y Eck admitió en el panel de discusión que actualmente la creatividad de las máquinas artísticas se limita a reconocer patrones y "llenar los huecos". 

¿Qué implicaciones tendrían las piezas musicales o gráficas (que será el siguiente proyecto de Google Brain) producidas por inteligencia artificial para nuestra comprensión y disfrute del arte tal como lo conocemos? Walter Benjamin analizó lo que ocurre con el espectador frente a imágenes reproducidas por medios técnicos (como el cine o la fotografía), pero tal vez no se imaginó que el artista, ese ser aurático que se vale de distintas técnicas para dar forma a emociones e ideas sobre el mundo, podría ser reemplazado por inteligencias artificiales. 

Más que como sustituto del artista, Eck sugiere que las posibles aplicaciones de música creada de modo casi autónomo por computadoras podrían ser calmar a las personas. Por ejemplo, si se usa un dispositivo vestible o portable (wearable) que examine la frecuencia cardíaca y el sistema encuentra que la persona está estresada, el sistema de inteligencia artificial podría crear una pieza musical que calme a la persona y le ayude a bajar su frecuencia. Puedes seguir las actualizaciones de Magenta en GitHub.