*

X
Aunque parezca una poética metáfora conversar con luciérnagas, incluso entablar un romance bioluminiscente, es mucho más viable de lo que imaginas.

Una mujer sola. Se despierta y mira la caja de luciérnagas.

Masajo Suzuki

 

La biología puede ser profundamente coqueta. Sobre todo si consideramos que a veces nos lleva, por ejemplo, a familiarizarnos con seres pequeños, seductores y lumínicos. Las luciérnagas son fascinantes. No es casualidad que un par de ellas, su luz, basten para detonar en nosotros emociones originarias y nos remitan al sincero asombro de la niñez. 

La conexión entre dos seres, sean personas o luciérnagas, mucho depende del ritmo que rodea el encuentro. En el primero de los casos, el humano, una coincidencia de miradas, de momentos de vida, de humores y geografías puede ser determinante para definir lo que ocurrirá entre ambos. En el caso de las luciérnagas, su ritual de cortejo se resume en emitir patrones de luz cuya sincronía determinará si se consuma la unión de un macho y una hembra. 

Recomendaciones

Durante décadas biólogos e investigadores han estudiado la comunicación romántica entre luciérnagas. Sin embargo, participar activamente en su bioluminiscente cortejo es más fácil de lo que imaginamos. De hecho, basta con sentirte atraído por la experiencia, ubicar un espacio en donde se presenten luciérnagas (idealmente un claro en el bosque, aunque también un jardín puede funcionar) y disponer de un pequeño LED, de alrededor de 1 cm, conectado a un interruptor manual.

firefly_88051Una vez que tienes todo preparado para esa noche tan especial y que estás parado en medio de la danza de minúsculas luces (una analogía, supongo, del dancefloor de los humanos), entonces eliges a tu prospecto, lo cual no es fácil. Luego sólo detente unos instantes a tratar de leer el intervalo con el cual se está comunicando.

Cuando te sientas lo suficientemente seguro para tomar partida, entonces activa tu luz fugazmente y espera a recibir una respuesta. A continuación enciende nuevamente tu LED durante poco menos de 2 segundos y observa qué ocurre. Si has tenido suerte entonces tendrás sobre ti una luciérnaga emitiendo luz con un ritmo más intenso. Esto indica que el amor está en el aire y estás sosteniendo, literalmente, un romance lumínico transespecie. Si no ocurre lo anterior, sólo vuelve a intentarlo las veces que sea necesario.

Hace unos días apareció en el New York Times una crónica de Joanna Klein que me recordó la experiencia que tuve hace años con las luciérnagas. A diferencia de mi lance amateur ella iba equipada con un nuevo dispositivo que graba el patrón de una luciérnaga y luego lo reproduce para replicar con exactitud el mensaje (el Firefly Communicator). Su experiencia fue sin duda más erótica, ya que al poco tiempo de introducirse en el cortejo colectivo su hermana, quien estaba justo a su lado, tenía prendado a un macho en el cuello tintineando frenéticamente. En mi caso sólo logré que una luciérnaga se posara sobre mi camisa, a la altura de mi pecho y acelerara su ritmo, pero ni siquiera pude distinguir si se trataba de una hembra o de un macho.

El punto es que conversar con luciérnagas es algo mucho más sencillo de lo que la mayoría imagina y, en segundo plano, es un buen recordatorio de que existen incontables y preciosas experiencias aguardando a cualquiera que decida encontrarse con ellas. Y por más minúsculas que sean, por ejemplo un microcortejo con insectos luminiscentes, son estas vivencias simples, incluso "absurdas", las que habrán iluminado, en retrospectiva, tu camino.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Te podría interesar:
La Cadena Áurea de Hermes Trismegisto: una exploración de los principios expuestos en el misterioso texto de la Tabla Esmeralda, joya del trabajo de la alquimia y de la imaginación espiritual de los siglos

En este episodio de Cadena Áurea de Filosofía examinamos la Tabla Esmeralda de Hermes Trismegisto, uno de los textos más importantes del esoterismo occidental, particularmente de la alquimia, al incluir una enigmática "receta" para lograr la gran obra, la transmutación de los metales o, también, para espiritualizar la materia, recobrar la unidad perdida y regenerar al cuerpo humano. Es en este texto que encontramos la máxima hermética de "Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba" y uno de los más claros fundamentos de la filosofía del microcosmos, basada en la unidad de todas las cosas, en la correspondencia entre los procesos celestes y los procesos terrestres, siendo el hombre un vínculo o punto de encuentro de las energías ascendentes y descendentes. Hablamos también sobre los fascinantes mitos y leyendas que acompañan el origen de este texto, una tabla esmeralda que remite a un profundo tesoro y a una misteriosa inscripción antediluviana en la cual la sabiduría primigenia fue preservada. Consideramos el origen también del misterioso autor Hermes Trismegisto, dios, hombre y príncipe, tres veces grande y a quien la tradición ha ligado distintamente con Thoth, Moisés, Enoch, Apolonio, Hiram Abif y varias otras figuras. 

 

0-5:00 Sample Manly P. Hall: Alejandro Magno y la tumba de Hermes: lo superior es similar a lo inferior; lo inferior es similar a lo superior/ La Tabla Esmeralda, el gran surtidor de la especulación alquímica/ Lectura de la Tabla Esmeralda/ Diversas versiones del texto, entre ellas la de Isaac Newton/ Un origen misterioso/ La vía arábica de la Tabla Esmeralda.

5:00-10:00 Belinas (Balinus) y Apolonio de Tiana, quien habría descubierto el texto en una cueva según una leyenda/ La visión o síntesis de cómo opera el mundo/ La tierra depende del cielo, una circularidad de la nutrición/ Una enunciación memorable de la filosofía del microcosmos/ Hay que leer la Tabla Esmeralda desde la mirada de la unidad/ Una simetría entre los procesos individuales y los procesos cósmicos más allá de lo metafórico/ La unidad, un entendimiento de la influencia recíproca de lo interno y lo externo.

10:00-15:00 Las estrellas y los planetas internos/ El origen del pensamiento analógico, la teoría de las correspondencias/ Sample Manly P. Hall: Mercurio, Hermes y Thoth, dios de la sabiduría/ ¿Quién es el autor Hermes Trismegisto?/ Thoth y el pensamiento jeroglífico/ Hermes, tres veces grande/ Una cadena de conexiones que explica que la totalidad es una sola cosa integrada/ Sample Manly P. Hall: la escuela iniciática de Hermes.

15:00-20:00 Revisión del texto/ La polaridad inicial/ El mundo, la meditación divina/ El espacio, la distribución de un pensamiento divino/ El Sol (el espíritu, el padre), la Luna (la materia, la madre), el hombre (el alma, el hijo)/ Los cuatro elementos/ Ruach Elohim, el soplo divino/ Sample Manly P. Hall: "Man, the hermetic gardener"/ Aspectos alquímicos/ Transmutación/ Construir un cuerpo espiritual.

20:00-25:00 Síntesis alquímica de ideas contradictorias/ Deconstruir y reconstruir el proceso de la creación como eje del trabajo alquímico/ Conjunción de opuestos dinámica/ La creación es una constante abierta que sigue ocurriendo/ Sample Manly P. Hall/ Al entender el proceso de creación, éste se puede repetir en el laboratorio/ La materia prima del alquimista está en todas partes.

25:00-30:11 La piedra filosofal no es una cosa, no puede ser manufacturada/ Sample Manly P. Hall: "La semilla de la inmortalidad está presente en todas las cosas... el alquimista sólo puede tomar la semilla que está presente en todas las cosas y ayudar a que crezca, así por el arte, anticipar avanzar la naturaleza"/ El hombre como jardinero holístico/ No hay nada que corregir, sólo dejar florecer/ Leyendas de la Tabla Esmeralda: Pitágoras y Platón iniciados por los pilares de Hermes/ Lapidario de Alfonso el Sabio/ El alma incrustada en la esmeralda/ Cómo captar el espíritu y hacerlo circular/ Outro.

Dialógos: Ernesto Priani y Alejandro Martínez Gallardo. Producción: Ignacio Bazán.

 Screen shot 2016-05-17 at 12.30.41 PM

 

LA TABLA ESMERALDA DE HERMES TRISMEGISTO, PADRE DE LOS FILÓSOFOS

En verdad, sin mentira y ciertamente:

Lo de abajo es como lo de arriba, y lo de arriba es como lo de abajo, para obrar los milagros de una sola cosa.

Así como todas las cosas han sido hechas, así proceden de uno, por la meditación de uno, también todas las cosas nacen de esta cosa única por adaptación.

Su padre es el Sol, y su madre la Luna, el Viento lo llevó en su vientre, y su nodriza es la Tierra. El padre de todo, el telesma del mundo, está aquí. Su fuerza o potencia es entera cuando se convierte y cambia en tierra.

Separa la Tierra del Fuego, lo sutil de lo espeso, dulcemente y con gran cuidado. Sube de la Tierra al Cielo, y de nuevo desciende a la Tierra, para recibir la fuerza de las cosas superiores e inferiores.

Por este medio tú poseerás la gloria de todo el mundo, y la oscuridad se alejará de ti.

Esta es la fuerza fuerte de toda fuerza, pues ella vencerá todo lo sutil, y penetrará todo lo sólido.

De esta manera ha sido creado el mundo.

Por ello, y de este modo, se obrarán aplicaciones prodigiosas, de las cuales el medio está aquí.

Por eso yo he sido llamado Hermes Trismegisto, pues poseo las tres partes de la Filosofía de todo el mundo.

Terminado y acabado está lo que he dicho de la obra del Sol.

 

CITAS Y MATERIAL ADICIONAL

Otras versiones y comentarios:

Versión de Newton y traducciones al inglés de la versión de Jabir ibn Hayyan y Fulcanelli (y comentarios de Albertus Magnus, Michael Maier y otros más) 

Comentario de Hortelano a la Tabla Esmeralda

Versión de Manly P. Hall con comentarios paso a paso para la operación alquímica

Tabula-Smaragdina-emerald-tablet

La luz física de la naturaleza de Gerard Dorn (c. 1530-1584) donde se reproduce el comentario de Johannes Trithemius o Tritemo, a la Tabla Esmeralda de Hermes:

En efecto, dice Tritemo, antes de dividirse, el agua universal del abismo (que se menciona en el Génesis) era una. Por esta división es por lo que lo unitario produce lo binario, el primero de todos los números, no por sustancia sino por accidente.[i]

La unidad y el binario que aparecen en el Génesis, Tritemo los halla también en el texto de Hermes cuando dice: “lo que está arriba es como lo que está abajo, etc”. Según el abad, el binario aparece designado por “lo alto” y “lo abajo”. Sin embargo, para alcanzar lo que Hermes propone en su Tabla, es decir, “los milagros de una sola cosa”, el binario debe ser transformado en el ternario, que, a su vez “será convertible en unidad”. Así lo explica Tritemo:

“La unidad, en tanto que natural, es pues divisible o, más bien, contable en el binario; el ternario es reversible en una unidad distinta que se denomina segunda unidad, más allá de la cual es imposible progresar. Por eso toda operación de milagros que se detiene en los límites de la naturaleza desciende de la unidad por el binario en el ternario, pero no antes de que surja del cuaternario en la simplicidad, por el orden de los grados”. (p. 99)

En un texto llamado Sirr al-Khalíqa, atribuido a Balinus (Apolonio de Tiana) por Jabir ibn Hayyan y Bahá'u'lláh se describe el hallazgo de la Tabla Esmeralda:

Entonces me encontré frente a un viejo hombre sentado en un trono dorado que tenía en la mano una Tabla esmeralda en la que estaba escrito "Aquí yace la ciencia de la naturaleza". Y a un lado tenía un libro donde estaba escrito "Aquí están los secretos de la creación y la ciencia de las causas de las cosas". Con toda confianza tomé el libro y salí de la cripta. De aquí, con la ayuda del libro, aprendí los secretos de la Creación y a través de la Tabla, logré entender la ciencia de la naturaleza.

A lo que comenta Bahá'u'lláh:

En corto, el objeto de las ciencias ocultas es este: de la única cosa los cuatros elementos deben separarse, y después de la purificación de cada uno de estos elementos de sus aspectos impuros no esenciales, estos elementos deben hacerse la cosa única por disolución y coagulación.  

prset

Manly P. Hall en The Secret Teachings of All Ages:

La más vieja y reverenciada fórmula alquímica es la sagrada tabla esmeralda de Hermes. Las autoridades no están de acuerdo sobre la autenticidad de la tabla, algunos declaran que es un fraude poscristiano, pero existe mucha evidencia, más allá de su autor, de que la tabla es de gran antigüedad. Mientras que el símbolo de la Tabla Esmeralda es de especial importancia para la masonería --al estar relacionado con CHiram (Hiram)-- es primero y fundamentalmente una fórmula alquímica, relacionada tanto con la alquimia de los metales bases como con la alquimia de la regeneración humana. 

Paracelso en "La aurora de los filósofos":

Adán fue el primer inventor de las artes, porque tenía conocimiento de todas las cosas después de la Caída como antes. Por ello predijo la destrucción del mundo por el agua. De esta causa, también, fue que sus sucesores erigieron dos tablas de piedra, en las que inscribieron todas las artes naturales en caracteres jeroglíficos, para que así la posteridad pudiera familiarizarse con esta predicción, y que así pudiera ser prevenida y se tomaran provisiones en tiempos de peligro. Subsecuentemente, Noé encontró una de estas tablas en el Monte Ararat, después del diluvio. En esta tabla estaban descritos los cursos del firmamento superior y del globo inferior. Por medio de esta separación, un hombre se volvió astrónomo, otro mago, otro cabalista y un cuarto alquimista. Abraham, el Tubalcain vulcánico, un consumado astrólogo y aritmético, llevó el arte fuera de Canaan a Egipto, en donde los egipcios emergieron con tan grande poder y dignidad que de ahí esta sabiduría se difundió en otras naciones.  

Paracelso en "El apocalipsis de Hermes":

Esta esencia espiritual y cosa única ha sido revelada desde lo alto a Adán, los santos patriarcas han alimentado un deseo particular de ella, Hermes y Aristóteles la llaman la verdadera, sin mentira alguna, la cierta, la más cierta de todas, la más secreta de las secretas. Potencia divina escondida en la naturaleza, es la mejor y la más alta que pueda ser buscada bajo los cielos, la maravillosa conclusión y el término de todas las obras filosóficas, se encuentra en ella, el rocío del cielo y el peso graso de la tierra. En su espíritu se descubre lo que el hombre no es capaz de formular, como dice Morien: tenerlo es poseer todo, ya no tener necesidad de ninguna otra ayuda porque este espíritu encierra toda la bienaventuranza, toda la salud del cuerpo y la felicidad terrestre. Él es el espíritu de la quintaesencia, el manantial de toda la alegría bajo el círculo lunar. [...] Espíritu elegido que domina todas las demás cosas y espíritus celestes, da la salud, la felicidad, la alegría, la paz, el amor, expulsa en general todos los males, cura toda enfermedad, aleja el odio y la tristeza, introduce la alegría, destruye la pobreza y la miseria, en todo bien él es el guía, impide a cualquiera decir o pensar mal, da al hombre lo que desea su corazón, a los hombres piadosos da el honor terrestre y una larga  vida, a los malvados que abusan de él, las penas eternas.

Muchos lo buscan pero pocos lo encuentran. Se le cree lejos, pero se le coge muy cerca. Está presente en cada cosa, en todo lugar y en todo tiempo. Contiene las energías y la eficacia de todas las criaturas y tiene su lugar en todos los elementos a la vez.

Este espíritu es el misterio oculto desde el origen, del cual sólo algunos santos a quienes Dios ha otorgado la revelación han percibido la profusión de honor; es este espíritu el que provoca en el aire una lluvia ígnea, el que conduce la terrestreidad hacia el cielo, mientras que ríos enteros de mar vivo fluyen de su vientre y de su cuerpo.

 Flavio Josefo, quien en el siglo I d. C. escribió:

Ellos [los hijos de Seth] fueron también los inventores de un tipo peculiar de conocimiento que se ocupa con los cuerpos celestes, y su orden. Y para que sus invenciones no desaparecieran antes de que fueran suficientemente conocidas, bajo la predicción de Adán de que el mundo sería destruido una vez por el fuego, y otra por la violencia del agua, hicieron dos pilares, uno de ladrillo y el otro de piedra; inscribieron sus conocimientos en ambos de tal forma que si el pilar de ladrillo fuera destruido por el diluvio, el pilar de piedra permaneciera y la humanidad pudiera conocer lo que sabían; y también informarles que había otro pilar erigido por ellos. Esto permanece en la tierra de Siriad [Egipto] hasta nuestros días [traducción de William Whiston].

Alvaro Remiro en un artículo pasado sobre el origen de la alquimia:

El mito de Hermes está referido en el Kitab Al-uluf (El libro de los Miles), escrito por Albumazar que establece que existió un primer Hermes anterior al Diluvio Universal quien previendo el cataclismo recopiló todo el conocimiento, y ordenó tallar en piedra toda técnica, herramienta, trabajo u oficio existente, para que subsistiera a la hecatombe; después del diluvio, el mito revive a través de dos interpretaciones arquetípicas: la babilónica y la egipcia. Como dato curioso, cabe señalar que Albumazar haciendo cálculos astrológicos, supone que el gran diluvio tuvo lugar aproximadamente 5,000 años antes de Cristo...

En su método, el paradigma medo tiende al análisis y el egipcio a la síntesis, el analítico separa, disecciona y desmenuza para observar al mundo, el que sintetiza une, fusiona y relaciona para incluirse en el mundo. En la siguiente frase se refleja esto: "Cuando un hombre sufre, el Universo entero se distorsiona", en esta visión unicista, todo parte del Uno que va subdividiéndose en múltiples realidades a través de las diversas modulaciones o manifestaciones de una misma cosa (materia prima) para posteriormente regresar a su origen: la Unidad, de ahí deriva toda una serie de conceptos científicos, místicos y filosóficos que conforman lo que hoy en día conocemos comoCorpus hermeticum. Dentro del concepto de Unidad, cada una de las partes, por pertenecer al sistema es afectada por fenómenos que a éste acontecen, y la inversa; y no se puede tratar a una persona en términos de restituirla a la salud, sin observar sus relaciones con el entorno (emociones) y con el cosmos (espiritualidad).

Federico González: el creador de la revista Symbolos:

En el antiguo manuscrito masónico Cooke, (circa 1.400) de la Biblioteca Británica, se lee en los párrafos 281-326 que toda la sabiduría antediluviana fue escrita en dos grandes columnas. Después del diluvio de Noé, una de ellas fue descubierta por Pitágoras, la otra por Hermes el Filósofo, los cuales se dedicaron a enseñar los textos allí grabados. Esto se encuentra en perfecta concordancia con lo atestiguado por una leyenda egipcia, de la que ya daba cuenta Manetón ­según el mismo Cooke­ vinculada también con Hermes.

 

LEE: La historia de los dos pilares en los que Thoth grabó el conocimiento primigenio

Twitter de Ernesto Priani

Twitter de Alejandro Martínez Gallardo

Twitter de Ignacio Bazán

Cadena Áurea de Filosofía en Facebook

En Soundcloud