*

X

19 películas de ciencia ficción para darte cuenta de que la realidad no es real

Por: pijamasurf - 07/30/2016

¿Estás listo para empezar a dudar de tu realidad?

Si algo podemos hacer con la realidad es cuestionarla. Reconocer que no es una suma de condiciones dadas, sino que todo se encuentra siempre inmerso en un flujo de cambio y transformación.

Uno de los ámbitos creativos en que mejor se ha explorado esto es la ciencia ficción, un género que aunque nació en la literatura (hay quien encuentra en la Historia verdadera de Luciano de Samosata, del siglo II, uno de los primeros ejemplos), fue en el cine donde encontró uno de sus medios más propicios.

A continuación compartimos un listado de 19 películas que, de la época del cine mudo a la de los más modernos efectos especiales, han tenido como propósito claro ayudarnos a entender que la realidad también es según la imaginamos.

 

1. Metrópolis, Fritz Lang (1927)

El clásico indiscutible de la ciencia ficción en que la desigualdad económica se explica con una historia que involucra inteligencia artificial en una ensoñación utópica.

 

2. Island of Lost Souls, Erle C. Kenton (1932)

La primera adaptación al cine de The Island of Dr. Moreau, de H. G. Wells, en la que un científico modifica animales genéticamente para convertirlos en sus esclavos.

 

3. The Day the Earth Stood Still, Robert Wise (1951)

Un alien llega a la Tierra con un importante mensaje para la humanidad y el delicado equilibrio geopolítico al que se ha encaminado. ¿Pero será escuchado?

 

4. Alphaville, Jean-Luc Godard (1965)

Sin duda una de las obras maestras del género, dirigida por el gran Jean-Luc Godard, en la que se explora la posibilidad de la poesía y la libertad en una sociedad distópica.

 

5. 2001: A Space Odyssey, Stanley Kubrick (1968)

Otra pieza imprescindible en la historia del cine. En compañía del también genial Arthur C. Clarke, Kubrick escribió el guion de una fantasía que une con refinada lucidez prácticamente todos los temas sci-fi: la inteligencia artificial, la vida extraterrestre, los viajes espaciales, el lugar de la humanidad en ese contexto, y otros.

 

6. Stalker, Andrei Tarkovsky (1979)

También a partir de una obra literaria (traducida como Picnic extraterrestre, de los hermanos Arkadi y Borís Strugatski), Tarkovsky elabora un film en el que la ciencia ficción sirve de vehículo para preguntas fundamentales sobre la existencia humana. En el mundo hispánico la película se conoce como La zona por causa de su premisa: por influencia extraterrestre, existe en nuestro planeta una zona de excepción en donde se puede cumplir cualquier cosa que deseemos.

 

7. Born in Flames, Lizzie Borden (1983)

De esta lista, quizá la película más excéntrica. Una curiosa mezcla de falso documental y feminismo en clave distópica.

 

8. Blade Runner, Ridley Scott (1982)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Con esta pregunta, Philip K. Dick propuso toda una veta de curiosidad respecto de los alcances de la inteligencia artificial en sus relaciones con el ser humano. ¿Podrían los robots ser tan perfectos que no los distinguiríamos de una persona real? ¿Y eso que implicaciones tiene? ¿Podríamos amar a un robot?

 

9. The Brother from Another Planet, John Sayles (1984)

Un alienígena escapa de su planeta, en donde vivía como esclavo, y encuentra en Harlem el afecto que desconocía.

 

10. Brazil, Terry Gilliam (1985)

Con cierta inspiración de 1984, la novela de George Orwell, Gilliam monta la sátira de un mundo controlado por burócratas y terroristas, ambos hermanados en el autoritarismo con que buscan sojuzgar a la sociedad entera.

 

11. The Fly, David Cronenberg (1986)

Un científico es víctima de su propia invención cuando por un azar terrible una máquina de teletransportación que construyó provoca que intercambie características corporales con una mosca. Si te gustó, no dudes en buscar otras películas de Cronenberg.

 

12. Ghost in the Shell, Mamoru Oshii (1995)

Una de las cintas de anime más celebradas e influyentes del cine reciente, por su estética y también por la premisa de su historia: ¿y qué si las máquinas comenzaran a tener algo muy parecido a eso que en el ser humano llamamos alma o espíritu?

 

13. The Matrix, Larry y Andy Wachowski (1999)

En su época, The Matrix fue un hito, pues de algún modo dio expresión a una pregunta que ha recorrido la mente humana desde tiempos remotos y que, en la época de la digitalización creciente y el desarrollo de la tecnología de lo virtual, se hizo más urgente aún: ¿vivimos en la realidad o en una simulación hecha por computadora?

 

14. Adaptation, Spike Jonze (2002)

De la mente metarreal de Charlie Kaufman (el mismo guionista de Being John Malkovich y Eternal Sunshine of the Spotless Mind) resultó este filme dirigido por Spike Jonze. Quizá no estrictamente con los elementos de la ciencia ficción canónica, salvo el ya clásico de esta época: “te volará la cabeza”. Y no exageramos.

 

15. Teknolust, Lynn Hershman-Leeson (2002)

Una científica inyecta su propio ADN en tres autómatas en quienes nace el “deseo” de reproducirse, efecto imprevisto que amenaza a la especie humana por entero.

 

16. A Scanner Darkly, Richard Linklater (2006)

Philip K. Dick repite en esta lista, esta vez en una adaptación que Richard Linklater hizo a la novela A Scanner Darkly. Una droga conocida únicamente como Sustancia D tiene la paradójica condición de ser la más perseguida por las autoridades pero, al mismo tiempo, la más consumida en una sociedad, un vínculo que mientras más se agudiza más revela los mecanismos del poder y el control auténticos.

 

17. Moon, Duncan Jones (2009)

¿Qué pensar en la soledad del espacio exterior?

 

18. District 9, Neill Blomkamp (2009)

La segregación y discriminación vistas en clave sci-fi.

 

19. Looper, Rian Johnson (2012)

Uno de los mejores ejemplos recientes de filmes con el tema del viaje en el tiempo. La premisa: existe una organización que por cierta suma de dinero envía asesinos al pasado para eliminar a determinadas personas.

 

También en Pijama Surf: Estas 21 películas sacudirán tu conciencia y te llevarán a preguntas que quizá no te has hecho

Prisioneros crean retratos de los criminales corporativos más peligrosos (GALERÍA)

Por: pijamasurf - 07/30/2016

El "retrato hablado" de los más buscados y peligrosos criminales puede servir como una condena simbólica a las acciones del 1%, que negocian con la precariedad.

Jeff Greenspan y Andrew Tider son activistas y durante un año comisionaron a internos del sistema penitenciario de Estados Unidos para dibujar el retrato de gente que debería estar en prisión como resultado de crímenes aún no perseguidos: destrucción ambiental, colapso del sistema financiero, precarización del trabajo, etc.

El resultado de este ejercicio fue el libro: Captured: people in prison drawing people who should be, que es una lista de los enemigos estructurales de la sociedad. Está compuesta de hombres y mujeres que gozan de reputación como presidentes y directores ejecutivos de empresas como Walmart, Monsanto, Citigroup, Dupont, JP Morgan, Pfeizer, la FIFA, entre muchas otras.

captured4

Cualquier marca en la que podamos pensar, cualquier producto o servicio disponible en el "paraíso" del libre mercado en el que vivimos directa o indirectamente está relacionada con las decisiones de estas personas. Si no existe "afuera del capitalismo", como escribió Walter Benjamin, una sociedad debería poder aspirar al menos a que la justicia se repartiera con la misma indulgencia que el consumo.

El libro es interesante porque junto a cada retratado se enlistan mano a mano los crímenes corporativos de los que se le acusa, junto con las sentencias de los presos que los realizaron. Por ejemplo, Jamie Dimon, director de JP Morgan, está acusado de dirigir una compañía que facilitó la crisis financiera de 2009, además de arreglar precios, costándole millones de dólares tanto a accionistas como a los dueños de hipotecas. Dimon fue capturado por José Fregoso, quien cumple una condena de nueve años por robo en segundo grado.

captured3

captured2

 

captured

En un movimiento polémico, los activistas en acuerdo con los presos decidieron donar las ganancias de la venta del libro a la campaña presidencial de Bernie Sanders. Cada preso debía recibir unos $100 dólares por derechos de autor, pero según dijo Greenspan en entrevista con The Guardian, "sentimos que la campaña de Bernie Sanders tiene el mayor potencial para traer reformas reales sobre el comportamiento de las corporaciones y cómo se conectan estas con nuestro gobierno." Según Tider y Greenspan, casi todos los prisioneros que contactaron admitieron los crímenes de los que se les acusa y no creen que deberían ser liberados, "que si los [directores ejecutivos] están fuera de prisión yo debería estar fuera también', lo que dicen es que la justicia debería distribuirse equitativamente."