*

X

Los católicos tienen mejor sexo que los ateos (Fuente: un católico)

Por: pijamasurf - 05/03/2016

Los católicos probablemente crean que tienen buen sexo porque las relaciones monógamas y de larga duración son su único parámetro de comparación

(Imagen: netivist.org)

En un desesperado intento por atraer feligreses a las filas cada vez más exiguas del catolicismo, así como conservar a los restantes, Patrick Fagan, miembro del Consejo de Investigación de la Familia y antiguo oficial de la administración del presidente Bush padre, dijo durante una conferencia que "aquellos que adoran a Dios semanalmente tienen mejor sexo". El grupo conservador extrajo esta revelación a partir de una lectura sesgada de estudios publicados en la National Health and Social Life Survey de 1992.

En realidad, esta carnada publicitaria no es nueva: el sociólogo católico y sacerdote Andrew Greeley lo intentó en el '94 con la publicación de Sex: The Catholic Experience, y Gregory K. Popcak, consejero familiar católico, con el libro Holy Sex!: A Catholic Guide to Tow-Curling, Mind Blowing, Infallible Loving, de 2008.

Los católicos no suelen hacer gala de su congruencia en general (es por eso que nunca veremos una Cruzada ateísta), pero en este caso un par de preguntas importantes se ponen en la mesa: ¿una vida sexual satisfactoria puede alcanzarse en una relación monógama o la diversidad sexual es necesaria para ampliar nuestras oportunidades de placer? ¿De qué forma la culpa judeocristiana impregna todas nuestras ideas de relación de pareja, de placer sexual o incluso de individualidad?

Existen otros estudios que afirman que los ateos tienen mejor sexo que los católicos o miembros de alguna religión por el simple hecho de que su relación con la culpa es más sana: no existe una autoridad invisible que esté pendiente de lo que los ateos hacen con sus genitales, y si de cualquier forma estuviera mirando, probablemente no les importaría. Este punto de vista --del sexo sin culpa-- es visto como "sexo pagano" por los creyentes como Fagan, quien completa así el diagnóstico de nuestra época: "Homosexualidad, infidelidad, eutanasia, infanticidio: estas eran prácticas sexuales comunes en la Roma pagana. Los cristianos llegaron para ser muy distintos, para ser monógamos, fieles".

Pero lo cierto es que los ateos tratando de convencer a los creyentes de que sus prácticas sexuales son mejores se ven igual de ridículos, y sus encuestas tampoco gozan precisamente de mucho rigor científico por el hecho de que la religión y el sexo son partes integrales de la vida de las personas, sean creyentes o no, puesto que vivimos en un mundo donde ambas fuerzas sirven al mercado y acaparan fuertes intereses económicos. Si tu definición de "buen sexo" tiene que ver con tener un número variable de parejas sexuales, entonces el "buen sexo" de los monógamos, religiosos o no, te parecerá aburrido y predecible, y si te identificas con la segunda tendencia, probablemente el circo de las citas y las expectativas de la vida de soltero te parecerán engorrosas o inmaduras.

No importa en qué bases tu identidad, pues como dice el dicho, "todo en la vida se trata de sexo menos el sexo, que se trata de poder".

Te podría interesar:

La simple ecuación matemática que se viralizó en la Red y 60% de los adultos no logran resolver

Por: pijamasurf - 05/03/2016

Aunque un joven promedio de 15 años debería poder resolver este reto matemático, la realidad es que más de la mitad de los adultos no lo consiguen

Independientemente de que a millones de personas les generen una aversión, en buena medida por la incapacidad de los sistemas educativos para enseñarlas adecuadamente, las matemáticas son un ingrediente esencial de la realidad. Ya sea que esta afirmación se considere desde una perspectiva práctica, una filosófica o incluso mística, la conclusión es la misma: las matemáticas son fundamentales. 

En este sentido, y ya sin la sombra del pupitre o la condena de la calificación –al menos para la mayoría de nosotros, es divertido, o por lo menos interesante, enfrentarnos de vez en cuando con un pequeño reto matemático, ejercicio que puede ser disfrutable y que resultará --científicamente comprobado-- un lubricante para nuestra mente y nuestras funciones cognitivas. 

En los últimos días una simple ecuación matemática se transformó en un reto viral en Japón, sobre todo porque más de la mitad de las personas adultas que se enfrentaron a ella no pudieron resolverla acertadamente. Eventualmente el reto se propagó a la Red por completo, y existen ya millones de personas que han aceptado el desafío sin éxito –aunque en realidad el único derrotado sería el que no lo intentó, ya que aquellos que probaron suerte al menos llevaron su cerebro a una situación nutritiva.

A continuación la ecuación:

25426-12giofp

 

* Una vez que tengas tu probable resultado busca la respuesta al final de esta página...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La respuesta a esta ecuación es bastante simple... 1. La clave está en el orden en el que enfrentamos la ecuación:

25426-ekia4f