*

X

"Into the night", de Xiu Xiu: reinterpretando la música de "Twin Peaks"

Arte

Por: pijamasurf - 04/18/2016

Una perturbadora y estéticamente estimulante obra para reimaginar "Twin Peaks"

 

Música e imágenes espeluznantes para el terror cósmico inexplicable de la saga Twin Peaks, el llamado al bosque encantado por los maleficios insondables. Xiu Xiu ha compuesto un álbum en el que reinterpreta la música de la emblemática serie dirigida por David Lynch, originalmente compuesta por Angelo Badalamenti y con la cautivadora voz de Julee Cruise. Los primeros sencillos de este disco, Plays the Music of Twin Peaks, sirven para la perenne exploración de la feminidad mística de Diego Barrera, parte de los "celestial twins" y uno de los artistas visuales que hemos seguido últimamente por inyectar los videos musicales de temas de alquimia.

Entre embrujantes y abstractas texturas que son como la placenta de los sueños o los líquidos de incubación de un nuevo estadio psicobiológico surge la prototípica acción de perderse en el bosque y en el agua siguiendo un encantamiento, un deseo irresistible, divino o diabólico. Texturas de la ruptura de la pureza y del sueño. Xiu Xiu como si fuera Laura Palmer en una misteriosa encrucijada de mundos. La mujer que luego se convierte en una extraña, acaso triste, sirena, una mariposa submarina. La feminidad que en el agua se regenera. 

El video conjuga esa imagen de alquimia seminal, viva desde el amanecer del mundo, que es la luz sobre el agua, el resplandor creciente sobre las olas, el huevo cósmico que engendra ahí en esa inmensidad metafísica la nueva tierra para desdoblar la manifestación del mundo material. Vemos a esta sirena entre los colores pasteles estallidos, el confeti en el agua de una realidad alterada, acaso una sirena en una pileta de patio, una sirena en esta realidad moderna fragmentada, como una de las protagonistas de David Lynch que transfiguradas por su deseo se alucinan como estrellas de cine, superponiendo el glamour de la fantasía sobre su realidad marginada en las zonas liminales de Hollywood.

Explica Barrera:

Creación de la sirena alquímica, símbolo que representa dentro del imaginario alquímico un emblema de la iluminación, de la unión de los llamados principios femeninos y masculinos, del cuerpo y el alma, otro símbolo para la representación de las bodas alquímicas {Hiero Gamos}, alquimia que hago conjugar con un mensaje feminista.

Feminismo que entiende la masculinidad y feminidad como conceptos construidos socialmente, en donde cada sociedad los construye dependiendo de sus propios intereses, por lo tanto podemos reconstruirlos de la manera en que queramos. Abrir la posibilidad de que nuestra maduración personal contemple necesariamente un punto de ruptura con el universo infantil en el que se asimilan similitudes o diferencias con la madre como punto de partida en la vida del ser humano y atrevernos a pensarnos con un referente que es divino.

Te podría interesar:

¿Retrato de un andrógino? La Mona Lisa posee facciones del amante gay de Da Vinci, sostiene investigador

Arte

Por: pijamasurf - 04/18/2016

La aventurada hipótesis de este investigador italiano defiende que La Mona Lisa es el retrato de un ser andrógino, mitad hombre y mitad mujer

La Mona Lisa es sin duda el retrato más celebrado, conocido y aun codiciado de la historia del arte occidental. Desde que Leonardo da Vinci lo realizó a principios del siglo XVI, lo atribulado de su historia demuestra la fascinación que ha ejercido en todos los que se han encontrado a su alcance, en el radio del encanto que emana con la perfección de sus formas y su composición, su belleza, lo misterioso de su sonrisa. Porque, por otro lado, esa es otra cualidad que también le es inherente: el enigma. Aunque sabemos que se trata de la imagen de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo e integrante de una prominente familia de la Toscana renacentista, dicho conocimiento no disipa el aura misteriosa que rodea a la pintura.

A propósito de ésta, un investigador dio a conocer recientemente un hallazgo que podría parecer asombroso pero, más importante, podría ayudar a explicar la genialidad del óleo de Da Vinci.

De acuerdo con Silvano Vinceti, director de una entidad independiente conocida como Comité Nacional para la Herencia Cultural, la emblemática sonrisa de La Gioconda muy probablemente tuvo también como inspiración las facciones de Gian Giacomo Caprotti da Oreno, un comerciante bien identificado en la biografía de Da Vinci por haber sido su estudiante desde los 10 años, su sirviente casi toda la vida y, según cierta evidencia, también su amante. En vida Gian Giacomo Caprotti fue conocido como “Salai”, mote que se ha traducido como “Diablillo”.

Leonardo_da_Vinci_-_Angelo_Incarnato“La Mona Lisa es andrógina: mitad hombre, mitad mujer”, declaró Vinceti al diario inglés The Telegrah, en alusión a los dos modelos que de acuerdo con su análisis se encuentran en el retrato.

En particular, la comparación de la pintura con otras obras y bocetos de Leonardo mostró una semejanza especial entre la sonrisa de la Mona Lisa y la de otras pinturas que, se sabe, tuvieron como modelo a Salai (por ejemplo, San Juan Bautista, o el boceto Angelo Incarnato, de 1515).

Aunque la hipótesis puede parecer sorpresiva, expertos en la obra de Leonardo la descartaron de inmediato, calificándola de “fantasiosa”. Así lo hizo, por ejemplo, Martin Kemp, profesor emérito del Trinity College de Oxford, para quien las imágenes infrarrojas que se han tomado a la pintura en otros momentos demuestran con suficiencia la invalidez de la conclusión de Vinceti. Además, Kemp también añadió que a la fecha no se cuenta con un retrato fiel de Salai o alguna otra forma de conocer los detalles de su aspecto físico, por lo que no es posible saber qué facciones suyas podrían estar incorporadas en alguna pintura de Da Vinci.

¿Será que algún día La Mona Lisa deje de ser fuente de preguntas y enigmas?