*

X

¿Realmente abril es el mes más cruel?

Arte

Por: pijamasurf - 04/22/2016

T. S. Eliot, Marte y la contrastante energía de la primavera. ¿Es abril el mes de las masacres?

En el que tal vez sea el poema más importante del siglo XX en lengua inglesa T. S. Eliot escribió: "abril es el mes más cruel", una frase que se ha vuelto legendaria, como una realidad contrastada con la belleza y ligereza por default asociada con la primavera, que tiene en abril su apoteosis. Así inicia Eliot su "Tierra baldía", el poema de la gran crisis moderna, del mundo que ha perdido su centro y donde ya nada sostiene e integra: 

Abril es el mes más cruel: engendra
lilas de la tierra muerta, mezcla
recuerdos y anhelos, despierta
inertes raíces con lluvias primaverales.

Eliot ve la muerte en el momento en el que la vida renace, una visión preclara, tal vez fruto de la primera gran guerra y del estado depresivo de la realidad colectiva en 1922. Abril es cruel porque nos regresa a la luz, casi nos obliga a que sintamos la realidad con todas sus sensaciones y estímulos e inevitables desencantos (porque el deseo nunca encontrará satisfacción final), y bajo la cama gris del invierno era posible dejar de sentir y yacer en un dulce olvido.

Abril es el mes más cruel, según este artículo que ha llevado la visión de Eliot a lo literal vía la astrología, porque está regido por Marte, el dios de la guerra, el planeta que divide, el planeta del conflicto. Buena parte de abril está regido en la astrología por Aries (Marte), un impulso violento a la acción, y según Uproxx existe evidencia para sostener que abril es en realidad un mes cruel, bajo la energía marcial que corre por las venas de la primavera, donde la pasión despierta. Aquí una lista bastante impresionante que comprende sólo eventos en Estados Unidos y que únicamente toma en cuenta los primeros 21 días del mes que están regidos por Aries (después inicia Tauro) --podrían tomarse en cuenta para el estudio astrológico los últimos días de marzo: 

Abril 14, 1865: Asesinan al Presidente Lincoln.

Abril 4, 1968: Asesinan a Martin Luther King.

Abril 19, 1993: Mueren 75 miembros del culto de David Koresh en Waco, Texas.

Abril 6, 1994: Genocidio de Ruanda (inician los 100 días de la masacre en la que son asesinados entre 500 mil y 1 millón de personas.

Abril 19, 1995: Bombardeo de Oklahoma City; 168 personas mueren.

Abril 20, 1999: Masacre de Columbine; mueren 13 personas.

Abril 16, 2007: Masacre de Virginia Tech; mueren 22 personas en tiroteo estudiantil.

Abril 15, 2013: Bombas del Maratón de Boston.

Por otro lado, el astrólogo Michel Gauqelin ha defendido la existencia de un "efecto Marte", una correlación estadística significativa entre la posición de Marte en la carta natal y la disposición a las carreras y al éxito en los deportes. Marte era por supuesto un gran atleta, el más prodigioso físicamente de los dioses. 

¿Qué piensas: es mera coincidencia o en realidad hay un exceso de energía en abril que llega a la crueldad en un mundo que no sabe manejar su energía? ¿Es una ilusión astrológica solamente? Esto queda como un enigma; lo único indudable es que Eliot logró conjurar una imagen que nos sigue mistificando: la crueldad de abril. 

Te podría interesar:

El exquisito arte de los storyboards que Akira Kurosawa pintó para sus películas

Arte

Por: pijamasurf - 04/22/2016

El director japonés Akira Kurosawa ha sido celebrado por crear películas que influenciaron a espectadores y directores por igual, pero también era un excelente pintor

El célebre director japonés Akira Kurosawa, también conocido por el apodo de Tenno o “emperador” ya que era profundamente perfeccionista y podía dedicar muchas horas a lograr el efecto que deseaba en cada toma, demandaba mucho de quienes colaboraban con él. Un ejemplo de ello era su obsesión con el vestuario. Kurosawa les pedía a los actores que crearan un lazo emocional con las ropas que debían usar para sus películas, de tal manera que éstos debían utilizarlas desde semanas antes de la filmación para satisfacer sus demandas. 

En ocasiones el director llegó a modificar la locación en la que estaba filmando porque sentía que no se ajustaba a sus exigencias estéticas; por ejemplo, una vez mandó derribar el techo de una casa porque desde su punto de vista arruinaba su secuencia. Esto puede parecer extremo a la mayoría de las personas, pero su pasión y perfeccionismo produjeron películas que no sólo inspiraron a las generaciones de directores posteriores sino que obtuvieron una influencia a nivel mundial. 

Sin embargo, pocos saben cómo la laboriosidad del proceso de Kurosawa empezaba mucho antes de filmar la película, cuando él mismo pintaba los storyboards o  guiones visuales imaginando las locaciones, la psicología de los personajes, sus movimientos y cómo capturarlos. Y cada cuadro de estos storyboards es en sí mismo una obra de arte, lo cual no es de extrañar cuando descubrimos que Kurosawa originalmente se formó pintor antes de interesarse en el cine a finales de la década de los años 30. De hecho, su formación empezó a temprana edad cuando en la escuela primaria comenzó a aprender dibujo con un profesor a quien le llamó la atención su habilidad. 

Sobre sus trabajos, Kurosawa declaró: “No puedo más que fascinarme por el hecho de que cuando intenté pintar bien sólo pude producir pinturas mediocres, pero cuando me concentré en delinear las ideas para mis películas, inconscientemente produje trabajos que la gente encontró interesantes”. No obstante, la relación del director de Siete samurais, Sueños y otras tantas películas que se han vuelto clásicos del séptimo arte con la pintura puede ser una de las explicaciones de su éxito filmográfico y el origen del balance visual y el poderoso impacto de dichas producciones.   

En palabras del director: “Para mí, hacer películas lo combina todo. Esa es la razón por la cual dediqué mi vida y mi obra al cine. En las películas, la pintura, la literatura, el teatro y la música se unen. Pero una película aún es una película”.