*

X

Más de 50 documentales breves sobre grandes obras de arquitectura en este canal de YouTube

Arte

Por: pijamasurf - 04/16/2016

Si quieres aprender sobre arquitectura, esta es una de tus mejores opciones en línea

Entre las llamadas “bellas artes” es posible que la arquitectura sea la menos popular, la que ha contado con menos divulgación para que un número cuantioso de personas sea capaz de experimentarla como un hecho estético. En ese sentido el cine, la literatura y quizá incluso la pintura le llevan una buena ventaja pues por distintas razones existe, incluso de manera indirecta, una mayor formación para apreciar los recursos de dichas artes pero, extrañamente, no en el caso de las obras arquitectónicas, a pesar de que en nuestra vida cotidiana tienen una presencia tanto o más constante que cualquiera de las expresiones de dichas disciplinas.

En efecto, no vemos diariamente una película ni todos los días leemos una novela y ni siquiera un poema, ni siempre contemplamos con detenimiento un óleo y, sin embargo, es posible que cotidianamente nos crucemos, en nuestro camino consuetudinario, con tres o cuatro buenas piezas de arquitectura, edificios en los que artífices del espacio pusieron todo su talento. Pero simplemente no los tomamos en cuenta, no los tomamos como una experiencia estética. ¿Por qué?

Es posible que sólo porque no sabemos bien a bien cómo acercarnos al lenguaje de la arquitectura. De ahí la razón por la que compartimos ahora algunos videos del canal de YouTube del Arts & Culture Bureau, especializado (hasta ahora) en la difusión didáctica de la arquitectura.

 

Con más de 50 contenidos en su acervo, este canal comprende una buena muestra de importantes recintos en los que la disposición estética del espacio es vital para suscitar una experiencia específica. De la catedral de Colonia al Centro Georges Pompidou, entre otros varios ejemplos, el canal retoma dichos ejemplos para explicar en qué consiste la magia artística de la arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda una de las mejores opciones en Internet para iniciarse en las sutilezas de esta disciplina.

 

También en Pijama Surf: Este es uno de los mejores canales en YouTube para aprender a ver cine (VIDEO)

Te podría interesar:

Sobre la prodigiosa imaginación de Mozart y las ideas de la música en el alma

Arte

Por: pijamasurf - 04/16/2016

¿La imaginación puede acceder a mundos reales más sutiles, que se encuentran velados para la percepción ordinaria?

Mozart es el músico que más asociamos con el prodigio, con una genialidad que se antoja divina. Esto se debe a su temprano despunte musical (como una especie de ángel travieso que se escapara del cielo y tuviera todavía la memoria fresca) pero también a la manera en la que componía, como poseído por la musa de la inspiración. Sus biógrafos recuperan esta faceta de Mozart, que nos hace pensar que utilizaba su imaginación como un órgano de percepción, algo que han sostenido místicos de todas las eras e incluso algunos científicos como Einstein. "Nunca iba al teclado cuando estaba componiendo. En el momento justo de su concepción, toda la obra se le revelaba, clara como un organismo viviente, en su imaginación", escribe Franz Xaver Niemetschek. El biógrafo de Mozart agrega:

Mozart escribió todo con una facilidad y rapidez que en primera instancia podría aparecer como descuido o premura; y cuando escribía llegaba al klavier. Su imaginación le presentaba el trabajo en su totalidad... En el quieto reposo de la noche, cuando ningún obstáculo pendía sobre su alma, el poder de su imaginación se hacía incandescente con la actividad más animada, y se desdoblaba con toda la riqueza de tono que la naturaleza había colocado en su espíritu... Sólo la persona que escuchaba a Mozart en dichos momentos sabe la profundidad de su genio musical: libre e independiente de toda cuita, su espíritu podía surcar en atrevidos vuelos las regiones más altas del arte.

Niemetschek primero escribió su biografía de Mozart en 1798, para la cual contó con los documentos de la viuda de Mozart, Constanza, se convirtió en la figura paterna de sus hijos y sostuvo haber tenido una íntima relación con el músico nacido en Salzburgo (aunque algunos dudan de esto). Su biografía representa un testimonio de primera mano de la vida del compositor, más allá de que pueda poetizar (¿quién, que no sea insensible a la vida, no poetiza al encontrarse con la música de Mozart?). 

Otro biógrafo, Hermann Albert, señala que "la imaginación de Mozart continuaba inventando nuevos colores tonales, y sin embargo es aquí que existen menos cambios subsecuentes. En general, sus ideas musicales ya estaban asociadas con una particular sonoridad en el momento exacto de su creación". 

La legendaria imaginación de Mozart sugiere una percepción de la música de manera similar a la que algunos matemáticos dicen descubrir ecuaciones en la naturaleza (más que invenciones o elucubraciones, percepciones de realidades profundas). Es como si la imaginación pudiera viajar a una región etérea donde por afinidad entre el alma y las ideas se hiciera una transmisión, la cual luego vierte en su composición. Tenemos aquí un atisbo de lo que podría ser una "creatividad platónica", bajo la noción avanzada por Platón de que las ideas existen como arquetipos más allá del tiempo y del cerebro humano. Igualmente la idea platónica de origen pitagórico de que el alma es un patrón matemático, una forma de ritmo y armonía configurada en consonancia con el cosmos. Mozart parece liberar en su actividad creativa esta música con la que estaba infundida su alma, una música que parecía reflejar la que ya existe en el mundo y que es perceptible justamente por la libertad de su imaginación, que en su vuelo celeste nocturno teje una simpatía y se hace un receptáculo de los tonos e ideas musicales que, conjeturamos aquí, reflejan el orden y la energía que existen en la naturaleza.