*

X

La presión pública a raíz de los #PanamaPapers hace renunciar al primer ministro de Islandia

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/05/2016

Sigmundur David Gunnlaugsson renuncia como primer ministro de Islandia ante las protestas públicas y la caída estrepitosa de su legitimidad por causa de su involucramiento con Mossack Fonseca, el despacho protagonista de los Panama Papers

El domingo pasado nos sumamos en Pijama Surf a la difusión de la que hasta ahora es, de lejos, la mayor filtración de documentos confidenciales en la historia del periodismo, los Panama Papers que, grosso modo, revelan las conexiones entre magnates, dirigentes políticos, celebridades del mundo del espectáculo y del deporte y algunos otros personajes con el despacho Mossack Fonseca, especializado en establecer empresas offshore que, entre otros usos, sirven para blanquear dinero o evadir impuestos.

Ayer, por otro lado, hicimos eco de la indignación que miles de islandeses manifestaron públicamente al salir a la calle y, frente a la sede del parlamento nacional, en la capital Reikiavik, exigieron la renuncia del primer ministro, Sigmundur David Gunnlaugsson, quien además de estar involucrado (junto con su esposa) en una de dichas operaciones con Mossack Fonseca, tenía en su contra haber navegado hasta hace 2 días bajo la bandera de la probidad y la honestidad, pues una de las promesas que lo llevaron al cargo fue asegurarles a los electores que combatiría a las instituciones financieras que al especular con los capitales nacionales habían llevado a Islandia a la peor crisis económica de su historia. Y Gunnlaugsson lo hizo, pero, sorpresivamente, al mismo tiempo que se beneficiaba de dicha especulación a través de la empresa offshore Wintris, que su esposa había adquirido con asistencia de Wintris. Además de la ciudadanía, los políticos islandeses de oposición también se pronunciaron por la salida del cargo de Gunnlaugsson.

Hace un par de horas esta serie de acontecimientos tuvo un nuevo episodio luego de que, efectivamente, Gunnlaugsson renunció como primer ministro de Islandia. Aunque en una entrevista reciente el político aseguró que en las operaciones resultantes en la compra y manejo de Wintris no había nada ilegal, parece ser que la presión pública pudo más que su argumento, pues como bien señaló un ciudadano común a The Wall Street Journal, su principal falta a ojos de la sociedad islandesa fue la traición a su propia congruencia: “Nos pidió que creyéramos en Islandia, pero al mismo tiempo decidió que Islandia no era un buen lugar para tener su dinero”, dijo Sigmundur Halldorsson, desarrollador web de oficio, al diario citado.

Cabe recalcar que esta renuncia ocurre apenas 2 días después de la irrupción de los Panama Papers en la esfera pública global y, por otro lado, sólo con las primeras filtraciones de muchas más que se suponen para la cantidad de información analizada por el Consorcio Mundial de Periodismo de Investigación: 11 millones de documentos respecto a cuantiosas fortunas disimuladas en paraísos fislcales.

Te podría interesar:

"Manspreading": ¿de verdad los hombres necesitan esa ridícula cantidad de espacio al sentarse? (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/05/2016

Una serie de imágenes que nos plantean el serio enigma de todo el espacio que parecen necesitar los hombres cuando se sientan, aparentemente por una preocupación impostergable respecto de su genitalia

Desde hace algunos años en el slang anglosajón existe la palabra “manspreading” que, como su formación indica, se refiere a un hecho que no por simple es menos molesto: la apertura de piernas que casi siempre perpetra todo hombre cuando toma asiento. Lo cual, claro, podría ser una conducta indiferente, de no ser por las circunstancias públicas en que puede presentarse. Por ejemplo, en la sala de espera de un consultorio o de una oficina gubernamental, en la banca de un parque o, el caso más usual, en el transporte público.

Sin duda, todos hemos experimentado esa situación. Viajamos con tanta comodidad como permiten el autobús público, el tren o el metro pero, de pronto, sentimos la invasión de un cuerpo extraño en ese pequeño territorio que creíamos ilusamente que nos pertenecía por el breve período que durará nuestra estancia en dicho transporte. ¿Y cuál es la naturaleza del invasor? No es otra cosa más que alguna parte de la pierna de nuestro compañero de viaje, quien al parecer necesita más espacio de aquel que por derecho le correspondería.

tumblr_nxatgk2q4G1sqv9too1_500

tumblr_ncko8l3JEC1sqv9too1_500

¿Y por qué motivo? En este punto los comentadores no se ponen de acuerdo, pero a juzgar por la historia milenaria de las relaciones entre el hombre y su entorno, la evolución del así llamado macho de la especie humana lo llevó a requerir holgura y amplitud para mantener cómoda la también así llamada genitalia masculina, conocida asimismo en otras épocas como "virilidad" y aun "hombría".

Al menos, ése es el pretexto. Según defienden los hombres, es por causa de la exterioridad naturalmente necesaria de sus testículos (cuyo calentamiento global desembocaría catastróficamente en el exterminio de su especie) y de su “miembro viril” (risas) que, al sentarse, lo hacen de tal modo que ni la temperatura ni el aprisionamiento molesten las también alguna vez nombradas como “partes blandas”.

tumblr_nbcf8nbIqk1sqv9too1_500

tumblr_naxoy3kQ1Y1sqv9too1_500

Las imágenes que compartimos, sin embargo, demuestran que en muchos casos dicha preocupación y práctica roza la ridiculez pero quizá, sobre todo, el nulo sentimiento de colectividad. El transporte público, como el adjetivo indica, es un sitio compartido, mismo en el cual, a su vez, si atendiéramos a los clásicos del contractualismo y otras corrientes afines de la filosofía política y social, actuaríamos naturalmente desde las premisas de la convivencia común, el bien compartido, la empatía social y otras realidades que a juzgar por la evidencia pertenecen más bien a los reinos de lo imaginario y la utopía inalcanzable.

 

tumblr_naalozSh7x1sqv9too1_500

tumblr_nu6jpp7huV1sqv9too1_500

tumblr_nqpynnoBng1sqv9too1_500

tumblr_nf1gdf4Tls1sqv9too1_500

tumblr_novm32CbOE1sqv9too1_500

Las fotos son parte del contenido del Tumblr Men Taking Up Too Much Space on the Train, en donde además se encuentra la peculiar composición “Men Defendign Their Balls: A Superpoem”, el cual siguiendo en parte las técnicas del collage y el cadáver exquisito está hecho a partir de frases tomadas de reclamos que hombres indignados o enardecidos por dichas instantáneas dirigieron a quien sostiene el sitio. Entre las brillantes defensas que ciertos pasajeros del transporte público esgrimen para su postura se encuentran perlas como:

"es biomecánicamente complejo"

"haz que te crezca un par de bolas e intenta cruzar las piernas"

"como las mujeres y su bra"

etcétera.

tumblr_noekinSBUR1sqv9too1_500

tumblr_nofe0z8BXS1sqv9too1_500

tumblr_n99zjyresw1sqv9too1_500

tumblr_nm4xv0Z1Bn1sqv9too1_500

tumblr_ng6k2bdh001sqv9too1_500

tumblr_nfok5eFkXV1sqv9too1_500

tumblr_nfawh0g7T81sqv9too1_500

tumblr_n9s3uaTWq11sqv9too1_500

¿Tú qué piensas? ¿De verdad los genitales masculinos necesitan esa ridícula cantidad de espacio en dicha postura?