*

X

Este es el secreto para ser productivo independientemente de tu humor

Salud

Por: pijamasurf - 04/23/2016

Hay días en que por más que lo intentamos no logramos motivarnos lo suficiente para realizar nuestro trabajo; esta es la clave para superarlos

Cuando se habla de cómo incrementar la productividad hay muchísimos consejos, desde hacer rutinas de trabajo que incluyan caminatas, establecer horarios, mantener despejada el área, seguir diferentes métodos para organizarse, poner plantas en el escritorio, tomar suplementos alimenticios y aplicar tácticas para mejorar la concentración y la memoria, y un largo etc. Sin embargo, a pesar de la utilidad de todos estos recursos, hay días en los que el mayor reto radica en cómo motivarnos o convencernos de hacer lo que de todas formas debemos hacer. 

Hay días en los que simplemente no tenemos disposición para realizar nuestras tareas e insistimos en distraernos con cualquier cosa. Cada quién tiene su método favorito de evasión; algunos recurren a las redes sociales o los videos de gatitos, otros prefieren limpiar argumentando que no pueden empezar a trabajar hasta que todo esté impecable. Algunos más le achacan su falta de productividad a los factores ambientales, el clima, la decoración, el ruido o a dolencias personales. Otros argumentan con desesperación que simplemente no pueden concentrarse y temerosamente se preguntan si algo andará mal en ellos. 

La cuestión es que al momento de enfrentar esta absoluta falta de motivación generalmente abordamos el problema de manera errónea, pues asumimos que lo que debemos hacer para lograr nuestro objetivo es motivarnos. Pero esto no es cierto, o al menos eso es lo que ha puesto en evidencia Oliver Burkeman, autor de El antídoto. La felicidad para las personas que no soportan el pensamiento positivo:

¿Quién dice que necesitas esperar hasta sentirte con ganas de hacer algo para empezar a hacerlo? El problema de esta perspectiva no es que no te sientas motivado, es que te imaginas que necesita sentirte motivado… Si puedes entender tus pensamientos y emociones sobre lo que sea que estás dejando para después, como una fluctuación transitoria en el clima, te darás cuenta de que tu resistencia a trabajar no es algo que necesite ser erradicado y transformado en algo positivo. Puedes coexistir con ella. Puedes notar tus ganas de procrastinar y trabajar de todas formas. 

Este consejo es por demás útil ya que nos libera de tener que forzarnos, manipularnos o empujarnos a sentirnos igualmente productivos, motivados o positivos todos los días. La vida tiene todo tipo de aristas, emociones y fluctuaciones, pero desapegarnos un poco de ellas es lo que nos permite navegarlas con gracia y entenderlas como lo que son, sin dejar que definan nuestra existencia. El caso de la productividad es especialmente importante para muchas personas porque, como alguna vez dijo Christopher Parker: “La procrastinación es como una tarjeta de crédito: es muy divertida hasta que te llega la cuenta”. Y seguir este consejo puede hacer que ese momento deje de ser motivo de angustia.  

Combinar cocaína con alcohol eleva significativamente tus tendencias suicidas

Salud

Por: pijamasurf - 04/23/2016

Las personas que consumen simultáneamente cocaína y alcohol son 2.4 veces más propensas al suicidio que los demás

El uso de sustancias en general es algo delicado o por lo menos complejo y por lo tanto, en caso de que decidas consumirlas, debe hacerse de manera informada y responsable. Tomando en cuenta lo anterior, no debiera sorprendernos que la mezcla de sustancias es aún más compleja y conlleva mayores riesgos. Estas dos afirmaciones son ya hasta cierto punto obvias para un buen sector de la población, sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Brown reveló una consecuencia puntual que implica la combinación específica de dos sustancias: alcohol y cocaína. 

De acuerdo con esta investigación financiada por el National Institute of Mental Health, las personas que consumen cocaína y alcohol simultáneamente son 2.4 veces más propensas a intentar suicidarse que el resto. La conclusión se obtuvo a partir de analizar el caso de 874 pacientes que reportaron intentos de suicidio en algún momento de su vida y/o que manifestaban pensamientos suicidas en el presente. Muchos de los individuos admitían utilizar una o múltiples drogas (desde fármacos hasta cocaína, incluidos alcohol, marihuana, etc.); no obstante, los doctores encontraron que aquellos que reportaban el uso combinado de alcohol y coca promediaban una mucho mayor propensión a tratar de suicidarse. 

A pesar de lo específico de la conclusión que arrojó el estudio, la respuesta a la interrogante alrededor de por qué este mix genera ese efecto puntual se mantiene en el aire. De hecho, no podemos descartar que la relación incidente sea a la inversa, es decir que aquellas personas que tienen una mayor propensión al suicidio terminen recurriendo con cierta frecuencia al uso combinado de ambas sustancias. En todo caso se requiere de investigaciones complementarias para determinar la relación entre ambos factores y evitar así la especulación. 

Mientras esa nueva y necesaria información llega, lo que queda claro es que la utilización de alcohol y cocaína parece no ser la mejor opción para consentir a tu mente (y obviamente tu cuerpo) en el camino. A cada uno le corresponde decidir qué consumir y cómo hacerlo pero también, cabe señalarlo, pareciera bastante irresponsable, incluso estúpido, ignorar las señales que nos va compartiendo la vida en torno a nuestros actos. Y este estudio es por lo menos eso, una señal...