*

X

Escucha cómo "Comfortably Numb" se vuelve "Purple Rain" en este fino tributo de David Gilmour (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 04/28/2016

David Gilmour de Pink Floyd nos regala una sutileza en tributo a Prince, en su reciente concierto en el Royal Albert Hall

La reciente muerte de Prince ha desatado una serie de tributos y homenajes a este cantante estadounidense, pero seguramente ninguno más fino que el de David Gilmour en el Royal Albert Hall de Londres este domingo por la noche en un concierto que por sí mismo resultaba atractivo, pero que contó con un genial detalle.

En un zurcido musical invisible, Gilmour trasformó uno de los clásicos de Pink Floyd, "Comfortably Numb", en la emblemática "Purple Rain" de Prince. Un elegante homenaje sin palabras, mayormente con guitarras y una luz que se tiñó de morado al mismo tiempo que la emoción del público también cobraba un tono de nostalgia y euforia combinadas al final del arcoíris.

Es interesante ver cómo al principio muchos de los asistentes no notan el cambio y luego empiezan a "agarrar la onda", y es que de hecho "Purple Rain" se convierte así en una extensión instrumental de "Comfortably Numb", una genial sutileza. A diferencia de otros tributos, Gilmour fue menos explícito y así mantuvo su propia esencia, mostrando su virtuosismo.

 

También en Pijama Surf: Cómo cambió la vida de Prince al convertirse en testigo de Jehová

Te podría interesar:

"El hombre de mimbre", la alucinante película en la que Radiohead basó su nuevo video

Arte

Por: pijamasurf - 04/28/2016

Una joya del cine de terror y misterio en la que un investigador se convierte en el centro de un alucinante rito pagano

El nuevo video de Radiohead, "Burn Witch", que tanta sensación está causando en la Red, es una clara cita de uno de los grandes clásicos del cine de terror místico: El hombre de mimbre (The Wicker Man, 1973), película donde vemos un ritual pagano que también se ha homologado en Burning Man, la festividad del desierto de Nevada.

Esta película dirigida por Robin Hardy, que ha sido objeto de un remake recientemente, narra las peripecias del sargento Howie, quien viaja a una isla en la costa británica para investigar la desaparición de unas jovencitas. Ahí el sargento descubre una extrañísima serie de costumbres dentro de una sociedad pagana que mantiene en ocasiones la fachada de una moral tradicional.

Todo parece ser una surrealista obra de teatro que se representa y en la cual el protagonista es el centro involuntario: bailes con mascaras de animales, una sexualidad desenfrenada, ritos de fertilidad y un misterioso sacrificio que se precipita sobre él. La lección es que, debido a su poco sentido del sacrificio, Howie mismo es parte de la ofrenda para satisfacer a los númenes, y así vemos un fabuloso cristiano entre la moral victoriana y la energía pagana que subyace a la fachada costumbrista. A esta película (entre otras) le debemos la reciente tendencia de estas máscaras bestiales que utilizan los músicos en los videos pop y también una estética alucinatoria sumamente peculiar.

 

 

El hombre de mimbre es parte de la lista de películas recomendadas por la Iglesia de Satán.