*

X

¿El secreto de la felicidad está en las albercas comunales?

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/19/2016

La felicidad y la salud podrían estar depositadas en meterse a la alberca con las personas de tu pueblo (al menos así es para los islandeses)

El New York Times tiene una fascinante pieza sobre la arraigada práctica de las albercas comunales en Islandia. No sólo estas piscinas al aire libre son sumamente hermosas sino que cumplen una importante labor de integración social y educación para este maravilloso país, realmente único en el mundo.

Al parecer todos los pueblos en Islandia tienen al menos una alberca comunal; algunas son muy sencillas y otras cuentan con tinas calientes de múltiples niveles o resbaladillas "sumamente peligrosas, del tipo que la cultura americana apretada nunca permitiría". Se dice que si no tienes una pisicina, entonces no eres un pueblo. A la par existen numerosas aguas termales que ofrecen baños relajantes y curativos todo lo más por los hermosos paisajes de nieve, mar, volcanes y demás en los que están incrustadas. 

Estas piscinas llamadas sundlaugs son herencia de finales del siglo XVIII, cuando se instituyó una campaña de educación masiva para prevenir los frecuentes accidentes mortales que estaban ocurriendo debido que Islandia es un país de navegantes y marineros, los cuales tienen mucho contacto con el agua en embarcaciones y debían paralelamente estar al nivel de estos riesgos en sus aptitudes para nadar. Actualmente los islandeses están orgullosos de sus albercas y consideran que es un deber meterse al agua pese a que pueda estar a temperaturas heladas (y he ahí, quizás, una de las ventajas: la disciplina y una cierta templanza que se desarrolla).

El artículo concluye que de hecho las piscinas --y la acción social de pasar el tiempo zambulliéndose en contacto con la naturaleza y los compañeros-- son entendidas en Islandia como parte esencial del bienestar e incluso podría decirse que son la clave de por qué este país, pese a estar tan al norte y tener grandes temporadas de oscuridad, es un lugar en donde existen altos índices de bienestar real, no meramente económico. Así podemos entender las prácticas un tanto "populistas" de gobernantes latinoamericanos que instituyen albercas comunales en grandes urbes. Pero hay algo que nos hace unirnos con los otros en las albercas, pasar un rato y encontrar una medicina acuática.

 

Visita el artículo del Times para ver la belleza de estas albercas bajo los cielos islandeses

Te podría interesar:

Estos pasos de cebra tridimensionales realmente frenan a automovilistas

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/19/2016

Recurriendo a la ilusión óptica, una ciudad en la India ha logrado finalmente que los automovilistas respeten la preferencia del peatón en ciertos cruces

Mantener hoy una armonía funcional en las ciudades es un reto gigantesco que muchas capitales parecen no estar superando. Uno de los retos más complejos es la movilidad, y dentro de este rubro existen múltiples aristas, por ejemplo, la convivencia entre peatones y automovilistas. Recientemente, muchas urbes han adoptado leyes que dan la prioridad definitiva al peatón mientras disputa el paso en un cruce con un automóvil y este cruce está marcado con un paso de cebra. Sin embargo, las ventajas obvias del auto provocan que muchas veces no se respete lo anterior.

Para resolver este pequeño pero significativo problema se ha recurrido al fascinante mundo de la ilusión óptica: pasos de cebra "tridimensionales". En una  ciudad de la India, dos mujeres diseñaron un ingenioso modelo que ópticamente transforma, ante los ojos del automovilista,  un paso de cebra en una pequeña barrera, mientras que desde la perspectiva del peatón el paso se mantiene como una ordinaria secuencia de líneas. Sobra decir que los automovilistas, inéditamente, frenan ante el paso de cebra y los peatones ejercen así su preferencia. 

Aunque parezca una broma, lo cierto es que este ingenioso recurso está probando ser muy exitoso e incluso, tal vez, puede que haya salvado ya unas cuantas vidas. 

fotonoticia20160427105342-16041683129640_911619769_103786857_667x301