*

X

E. T. BBQ: ¿qué se siente comerse un extraterrestre? (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/14/2016

Un delicioso y abominable (¿y tierno?) E. T. a la barbecue

E. T., el personaje de la película de Steven Spielberg, conmovió a millones de personas en el mundo apelando a una ternura transespecie y transespacial. La entrañable figura del extraterrestre que quiere regresar a casa para algunos es tan querida como una mascota o un profundo recuerdo de la infancia. Jugando con todo esto y de manera altamente provocativa el grupo Alien BBQ decidió asar a E. T. dentro del marco del Exploring the Animal Turn Symposium en Suecia. Esta extraña BBQ es una reflexión sobre la forma en que comemos y lo que dice nuestra alimentación de nuestra relación con el mundo. En este caso se hacen las siguientes preguntas: "¿Qué se siente comerse un extraterrestre?, ¿cómo podemos anhelar y amar algunas especies no humanas mientras aceptamos la matanza industralizada de otras?, ¿cuáles son nuestras responsabilidades para con los organismos de ficción?".

El extraterrestre comestible, asado en un festín con salsa barbecue, está hecho de puro gluten, así que he ahí una bomba celíaca conceptual. Los organizadores de este happening citan el siguiente texto de Donna Haraway:

Al comer nos adentramos más en las relaciones diferenciales que nos hacen ser quienes somos. No hay forma de comer y no matar... no hay forma de pretender que somos inocentes o que hay una trascendencia o paz final. En las prácticas de alimentación se ponen en juego las formas de vivir y morir multiespecies humanas y no humanas.

14870293183_4df7f63581_k

14847978374_3717a72bff_k

15154173798_435583a776_c

Visita el sitio http://www.alienbbq.org/ para más discurso conceptual e imágenes de este abominable (¿y delicioso?) alien a la BBQ

Te podría interesar:
Se estudian mecanismos de protección y cuidado de los arrecifes, que son básicos en la regulación de la temperatura oceánica y protegen a las ciudades costeras de las mareas

Nuestro planeta ha registrado este año las temperaturas más altas de su historia, lo cual afecta especialmente a los arrecifes de coral, que pasan por un proceso de blanqueamiento. Científicos de la Universidad James Cook de Townsville, Australia, han informado que 93% de la gran barrera de coral ha sufrido daños por dicho aumento de temperatura.

De los 911 arrecifes registrados en el estudio sólo 68 no han sido afectados por el blanqueamiento, que se produce cuando las algas que ayudan a dar coloración y nutrientes a los corales mueren debido a la temperatura. Los investigadores estiman que el daño podría extenderse a Indonesia y las Maldivas.

A pesar de que Australia prevé un programa de conservación a largo plazo el investigador Andrew Baird, en entrevista con Le Monde, afirma que los corales están amenazados "por el calentamiento global, la escorrentía agrícola, el desarrollo económico y la proliferación de la corona de espinas [Acanthaster planci]", una variedad de estrella de mar capaz de devorar hasta 478cm2 de coral por día.