*

X

Diversidad en la dieta, en la microbiota y en la vida: la clave de la salud

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2016

Las partes que integran al todo deben ponerse a jugar en armonía para resultar en el bienestar integral

Estudiando los ecosistemas, los biólogos han notado que una de las claves en la sustentabilidad es la diversidad de especies que habitan un cierto lugar. Si la diversidad se pierde, el ecosistema entero se pone en riesgo. Esto aplica en el Amazonas, como en el cuerpo humano.

La reciente explosión científica en términos de la microbiología ha descubierto que el ser humano vive en un estado de codependencia con su microbiota, el conjunto de microorganismos que forman un órgano distribuido en diversas partes del cuerpo (aunque mayormente en el intestino). Los miles de millones de bacterias que viven en el intestino humano intervienen en numerosas funciones orgánicas, desde lo digestivo hasta lo cognitivo. Si bien se han descubierto especies especialmente benéficas, los científicos consideran que de manera general la salud del sistema que conforma la microbiota con el intestino está garantizada sobre todo por la diversidad de especies y el equilibrio en las mismas.

Para Tim Spector, profesor de epidemiología del King's College, una de las formas en las que podemos asegurar nuestra salud digestiva y contribuir a la diversidad de nuestra microbiota es a través de una dieta diversa: "Debemos comer alimentos más diversos, no menos", dice Spector, quien ha incorporado a su dieta la máxima de intentar comer la mayor cantidad de alimentos posibles, sobre todo vegetales. "La diversidad o la riqueza de genes es un mejor indicador de salud que la presencia de sólo un tipo de especie microbial" (esto se refiere los genes que codifican las bacterias, el también llamado microbioma).

Coincide Justin Sonnenburg, de la Universidad de Stanford, quien menciona que "el incremento en diversidad [de la microbiota] reduce el riesgo de diabetes, cáncer y arteriosclerosis". Es por esto que se recomienda en general --con las debidas excepciones de algunas pocas enfermedades-- tener una dieta variada y alimentar la microbiota con alimentos prebióticos y probióticos: pensar en que comemos para nosotros y para nuestros microbios. Una dieta de gran diversidad contribuye "a crear un ambiente dentro del intestino que permite que florezca la microbiota". En este sentido se puede tomar una lección de agricultura o jardinería: una tierra (nuestro intestino) se vuelve más fértil y más productiva cuando se cultiva una gran diversidad de plantas, el monocultivo en cambio va en detrimento de la tierra, extrayendo los nutrientes y minerales dejando a mediano y largo plazo un terreno estéril.

Para cultivar una microbiota diversa es necesario comer alimentos prebióticos que fomenten el crecimiento de bacterias que producen sustancias químicas importantes para nuestra salud. Ajo, cebolla, poro, espárragos, cúrcuma, diente de león, entre otros, son alimentos que incrementan la población de bacterias que producen ácidos de cadena corta como el butirato, una sustancia que ayuda a suprimir el hambre y reducir los riesgos de la glucosa y la insulina que de otra manera almacenan la grasa.

Como en la dieta y en la microbiota, en la vida. La diversidad en nuestras actividades, en las cosas que hacemos con nuestras parejas, en las experiencias que tenemos y en nuestra forma de pensar contribuye a la salud mental --lo diverso es esencialmente también lo divertido-- y en general promueven una vida más plena, capaz de abarcar un espectro más amplio.

 

(Imagen: PHAZED)

Te podría interesar:

Combinar cocaína con alcohol eleva significativamente tus tendencias suicidas

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2016

Las personas que consumen simultáneamente cocaína y alcohol son 2.4 veces más propensas al suicidio que los demás

El uso de sustancias en general es algo delicado o por lo menos complejo y por lo tanto, en caso de que decidas consumirlas, debe hacerse de manera informada y responsable. Tomando en cuenta lo anterior, no debiera sorprendernos que la mezcla de sustancias es aún más compleja y conlleva mayores riesgos. Estas dos afirmaciones son ya hasta cierto punto obvias para un buen sector de la población, sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Brown reveló una consecuencia puntual que implica la combinación específica de dos sustancias: alcohol y cocaína. 

De acuerdo con esta investigación financiada por el National Institute of Mental Health, las personas que consumen cocaína y alcohol simultáneamente son 2.4 veces más propensas a intentar suicidarse que el resto. La conclusión se obtuvo a partir de analizar el caso de 874 pacientes que reportaron intentos de suicidio en algún momento de su vida y/o que manifestaban pensamientos suicidas en el presente. Muchos de los individuos admitían utilizar una o múltiples drogas (desde fármacos hasta cocaína, incluidos alcohol, marihuana, etc.); no obstante, los doctores encontraron que aquellos que reportaban el uso combinado de alcohol y coca promediaban una mucho mayor propensión a tratar de suicidarse. 

A pesar de lo específico de la conclusión que arrojó el estudio, la respuesta a la interrogante alrededor de por qué este mix genera ese efecto puntual se mantiene en el aire. De hecho, no podemos descartar que la relación incidente sea a la inversa, es decir que aquellas personas que tienen una mayor propensión al suicidio terminen recurriendo con cierta frecuencia al uso combinado de ambas sustancias. En todo caso se requiere de investigaciones complementarias para determinar la relación entre ambos factores y evitar así la especulación. 

Mientras esa nueva y necesaria información llega, lo que queda claro es que la utilización de alcohol y cocaína parece no ser la mejor opción para consentir a tu mente (y obviamente tu cuerpo) en el camino. A cada uno le corresponde decidir qué consumir y cómo hacerlo pero también, cabe señalarlo, pareciera bastante irresponsable, incluso estúpido, ignorar las señales que nos va compartiendo la vida en torno a nuestros actos. Y este estudio es por lo menos eso, una señal...