*

X

Descubren manuscrito que contiene "receta" de Isaac Newton para preparar la piedra filosofal

Arte

Por: pijamasurf - 04/11/2016

Sir Isaac Newton, cuya pasión secreta fue la alquimia, parece haber intentado obtener "el mercurio de los filósofos"

Sir Isaac Newton, sin duda una de las mentes más brillantes de la humanidad, descubridor de la teoría de la gravedad y de importantes avances en la óptica, entre otros hallazgos, fue durante buena parte de su tiempo un dedicado alquimista, un hombre religioso adicto a las investigaciones herméticas. La faceta de alquimista de Newton ha sido de alguna manera editada fuera o desestimada de la historia oficial de la ciencia, pero constituye una importante parcela de su pensamiento.

Newton fue un meticuloso exégeta de la Biblia y entre otras obras tradujo la Tabla Esmeralda, el misterioso texto hermético que ha sido en sí mismo tratado com una receta metafísica de la piedra filosofal, de la transformación de la materia en espíritu y que contiene el adagio de "como es arriba es abajo, y como es abajo es arriba", el principio de la filosofía analógica.

Recientemente se ha dado a conocer un texto escrito por Newton en el que copia las instrucciones de un reconocido alquimista, Eirenaeus Philalethes, pseudónimo del químico George Starkey, para obtener el mercurio de los filósofos, y hace sus propias antotaciones. El mercurio de los filósofos no es el metal mercurio ni el planeta (en la alquimia, los elementos no deben tomarse literalmente sino como símbolos que encierran una sabiduría en la realización de los adeptos). Este mercurio es en realidad un principio universal, parte de la trinidad compuesta también por azufre (o sulphur) y sal. El mercurio de los filósofos es una especie de disolvente universal, capaz de descomponer las sustancias a su forma simple y pura; sólo los metales puros pueden combinarse para formar nuevos metales y transmutar la materia. La piedra filosofal era una sustancia física y metafísica capaz de llevar la materia a su forma pura --el oro cómo símbolo del espíritu.

El manuscrito en cuestión fue adquirido por el Chemical Heritage Foundation (CHF) y había estado, junto con muchos otros textos de las más de 1 millón de palabras que escribió Newton sobre alquimia, en una serie de colecciones privadas. Lleva el alambicado título de Preparation of the [Sophick] Mercury for the [Philosophers'] Stone by the Antimonial Stellate Regulus of Mars and Luna from the Manuscripts of the American Philosopher. Se cree que Newton podría haber realizado experimentos para obtener este agente mercurial en su laboratorio.

Es poco probable que un hombre de la sabiduría de Newton estuviera realmente interesado por solamente transformar un metal en oro. Recordemos la advertencia del gran alquimista Basilio Valentín: "¡Maldición, maldición a los hacedores de oro!".

Stuart Clark escribe en su blog dentro de The Guardian sobre la importancia del pensamiento alquímico en la obra de Newton:

La creencia de Newton en espíritus y en lo que los alquimistas llamaban principios activos casi seguro fue lo que le permitió concebir la gravedad en la forma matemática que usamos todavía hoy.

En el tiempo de Newton, los filósofos naturales le habían dado la espalda a la astrología y con ella a la idea de que las influencias podían viajar a través del espacio vacío. En cambio, los impulsos debían de ser transmitidos a través de cosas tocándose entre sí. Así que si había una fuerza que movía a los planetas tenía que hacerlo a través de un medio. 

Más de 50 documentales breves sobre grandes obras de arquitectura en este canal de YouTube

Arte

Por: pijamasurf - 04/11/2016

Si quieres aprender sobre arquitectura, esta es una de tus mejores opciones en línea

Entre las llamadas “bellas artes” es posible que la arquitectura sea la menos popular, la que ha contado con menos divulgación para que un número cuantioso de personas sea capaz de experimentarla como un hecho estético. En ese sentido el cine, la literatura y quizá incluso la pintura le llevan una buena ventaja pues por distintas razones existe, incluso de manera indirecta, una mayor formación para apreciar los recursos de dichas artes pero, extrañamente, no en el caso de las obras arquitectónicas, a pesar de que en nuestra vida cotidiana tienen una presencia tanto o más constante que cualquiera de las expresiones de dichas disciplinas.

En efecto, no vemos diariamente una película ni todos los días leemos una novela y ni siquiera un poema, ni siempre contemplamos con detenimiento un óleo y, sin embargo, es posible que cotidianamente nos crucemos, en nuestro camino consuetudinario, con tres o cuatro buenas piezas de arquitectura, edificios en los que artífices del espacio pusieron todo su talento. Pero simplemente no los tomamos en cuenta, no los tomamos como una experiencia estética. ¿Por qué?

Es posible que sólo porque no sabemos bien a bien cómo acercarnos al lenguaje de la arquitectura. De ahí la razón por la que compartimos ahora algunos videos del canal de YouTube del Arts & Culture Bureau, especializado (hasta ahora) en la difusión didáctica de la arquitectura.

 

Con más de 50 contenidos en su acervo, este canal comprende una buena muestra de importantes recintos en los que la disposición estética del espacio es vital para suscitar una experiencia específica. De la catedral de Colonia al Centro Georges Pompidou, entre otros varios ejemplos, el canal retoma dichos ejemplos para explicar en qué consiste la magia artística de la arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda una de las mejores opciones en Internet para iniciarse en las sutilezas de esta disciplina.

 

También en Pijama Surf: Este es uno de los mejores canales en YouTube para aprender a ver cine (VIDEO)