*

X

Cantante pop muere tras ser mordida por una cobra en el escenario (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/08/2016

Irma Bule, de 29 años y popular cantante en Indonesia, murió tras ser atacada por una serpiente cobra que utilizaba en su show en el escenario

Aunque dificilmente te resultará familiar el nombre de Irma Bule, ella era una cantante bastante conocida en su natal Indonesia. Además de practicar el dangdut, un género musical que podríamos resumir como fusión pop entre música folk del sur de Asia y rock, Bule era famosa por acostumbrar subir al escenario con serpientes colgando de su cuerpo mientras interpretaba algunos de sus éxitos. 

Pero en esta ocasión el osado recurso marketinguero de esta artista le salió muy caro ya que la serpiente de su elección para un concierto en Java, una cobra real (Ophiophagus hannah) probó ser mortal. De acuerdo con las declaraciones de un testigo para el diario Washington Post, la serpiente se encontraba sobre el escenario cuando a mitad de la segunda canción Bule piso su cola y a cambio recibió una mordida letal en el muslo. 

De acuerdo con la madre de la cantante, su hija tal vez pensó que se trataba de una serpiente inofensiva pues así se lo habría informado gente de su staff. Pero, en todo caso, este trágico episodio es un recordatorio más de que idealmente jamás debiésemos "humanizar" o descontextualizar a un animal salvaje; a fin de cuentas su memoria biológica y conducta no están diseñadas para adaptarse a nuestras necesidades (por ejemplo, coprotagonizar un show musical) y en caso de que formemos esta dinámica, entonces puede haber consecuencias graves. 

Esta es la fauna que vive en Chernóbil a 30 años del accidente nuclear (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/08/2016

Las ciudades abandonadas en torno a la planta de Chernóbil se han convertido en hábitat de diversas especies

El 26 de abril de 1986 tuvo lugar el mayor accidente nuclear jamás registrado (de hecho, el mayor accidente provocado por humanos en la Historia), cuando una falla humana en la planta nuclear de Chernóbil, hoy Ucrania, produjo una filtración de material radioactivo. Al menos 5% del reactor nuclear fue volcado en la atmósfera y en el viento, y su impacto pudo sentirse hasta Irlanda.

La falta de cultura de seguridad y el aislamiento de la Unión Soviética durante la Guerra Fría suelen ser señalados como la causa del desastre, el cual cobró la vida de decenas de personas en las semanas posteriores al accidente y provocó cientos de casos de cáncer en trabajadores y personal de rescate. Más de 350 mil individuos fueron evacuados de la noche a la mañana y no volvieron a sus hogares. Unos 5 millones de personas siguen viviendo en áreas contaminadas por radiación nuclear sobreviviendo de rebaños y, aunque parezca improbable, también del turismo. Chernóbil fue declarada zona turística en 2011.

Y es que a pesar de que pasarán cientos de años para que la zona quede libre de radiación, algunos animales habitan muy cerca de la planta nuclear sin aparentes consecuencias. Las ciudades abandonadas en torno a la planta de Chernóbil (cuyo sarcófago debe ser cambiado próximamente para evitar una nueva filtración de material radiactivo, si es que los conflictos entre Ucrania y Rusia lo permiten) se han convertido en hábitat de lobos, zorros, gatos, águilas, garzas, alces y todo tipo de aves y roedores, mostrando que la vida se abre paso a pesar de todo.

 

(Vía El País)