*

X

Qué tan trágica es una tragedia según el país donde ocurre (Infografía)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/26/2016

¿Por que la indignación masiva ante los ataques y atentados terroristas es tan selectiva dependiendo de en qué país sucedan?

Los recientes atentados perpetuados en Bruselas, al igual que los registrados en París en noviembre del año pasado, estremecieron al mundo entero. Decenas de vidas se perdieron en ellos, y la violencia asociada al fundamentalismo religioso ha sido condenada unánimemente. Sin embargo, junto con el sincero pesar, se evidenció un aspecto sobre el que vale la pena reflexionar: dentro del imaginario colectivo parece haber tragedias mucho más terribles que otras (llámese desastres naturales, atentados terroristas u otro tipo de siniestro), y el criterio para determinar la jerarquía tiene que ver con que éstas ocurran en países occidentales –a diferencia de tragedias que se registren en países "lejanos" como de Medio Oriente o África.

Por ejemplo, Irak, Afganistán, Nigeria y Siria padecen casi sistemáticamente sucesos de este tipo, algunos mucho más sangrientos, y aunque ciertos medios internacionales los reportan vagamente, rara vez siquiera se registran estos ataques en la mente colectiva –mucho menos se lamentan o llenamos nuestros muros en redes sociales con frases como "Yo soy París". 

Vale la pena recalcar que no se trata de minimizar ninguna muerte o atentado, pero sí es buena oportunidad para reflexionar sobre cómo funciona nuestro mecanismo de empatía y sobre qué dice esto de nuestra compasión cultural.

El siguiente mapa, elaborado por el blog de Cinismo Ilustrado, responde a la pregunta "¿Qué tan terrible es para el mundo que una tragedia ocurra en...?". Y si bien no queda claro qué criterio se establece para jerarquizar los distintos grados de indignación selectiva, la distribución parece al menos sensata de acuerdo a lo que podemos percibir en medios y redes:

La Iglesia de Satán celebra sus 50 años con esta exposición en Nueva York (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/26/2016

Una galería en Brooklyn expone diversas obras que celebran la primera mitad de siglo de la Iglesia de Satán

El culto a Satán es tan antiguo como polémico. Su historia es compleja y sus manifestaciones suelen provocar repudio, temor o resistencia. Sin embargo hay miles de personas alrededor del mundo que abiertamente veneran a esta figura, práctica que incluso se ha institucionalizado mediante grupos como la Iglesia de Satán (cuyos dogmas puedes consultar aquí). 

Como suele ocurrir en otras instituciones religiosas esta también tiene una cabeza, a la que en el caso de la Iglesia de Satán se le adjudica el título de "Sumo Sacerdote". Actualmente el máximo jerarca de la agrupación es Peter H. Gilmore, quien recién curo una exposición para una galería en Bushwick, Nueva York. El título de la muestra es The Devil's Reign, y el anfitrión es la galería Stephen Romano. 

De acuerdo con Gilmore, la muestra "sirve para ilustrar aspectos del animal humano que con frecuencia se suprimen, pero que mejor debiesen liberarse en feliz indulgencia". Con este evento, por cierto, se celebra el 50 aniversario de la Iglesia de Satán, fundada en 1966 por Anton Szandor LaVey.

A continuación algunas de las obras que se exhiben en la peculiar exposición:

Jondix BAFOMAS, Acrylic on cardboard (13 x 18), $777

 

Francisco D, THE BLACK GARDEN (LILITH), Oil on board in custom painted frame (18 x 21), $1,500

 

 

Zoth Ommog, BAPHOMET, Pen on paper (14 x 17), $333

 

Derek Hess, NIGHT GALLERY, Mixed Media, Cheap Trick “In Color” 8 Track (21 x 14), $750

 

Andy Howl, TCHORT, Ink on paper (17 x 23), $666

 

Timothy Hoyer, LEVIATHAN, Ink on paper (8 x 11), $500

 

Seldon Hunt, MONSTER, Ink on Paper (8 x 11), $200

 

Josh McAlear, BAPHOMET, Ink, gouache (17 x 21), $1,000

 

Michaelanthony Mitchell, ÆSMODAIOS, Pen & ink on paper (9 x 9), $450

 

Derek Noble, LORD OF THE FLIES, Watercolor (17 x 23), $800

 

Pale Horse, MOTHER AND THE GRAVE, Framed screenprint (26 x 32), $600

 

Pooch, SHUB NIGGURATH, Giclee (19 x 26), $350

 

Chris Reed, EMMA-O-KING OF HELL, Ink (19 x 22), $250

 

Zachary Scheinbaum, THE DRACULA, Ink, graphite, & gouache on paper (16 x 20), $800