*

X

Miedo y ruptura social: razones del auge de Donald Trump, según Noam Chomsky

Política

Por: pijamasurf - 03/07/2016

La posible nominación de Donald Trump como candidato republicano para las próximas elecciones en EEUU tiene un matiz siniestro: en tiempos oscuros, cuando falta la esperanza, la gente tiende a pensar como ganado y a enarbolar figuras mediáticas como si fueran grandes renovadores (saludos, EPN)

Donald Trump no es un personaje de su época, sino una consecuencia de ella. En una reciente entrevista a Noam Chomsky, lingüista, comentador político y bandera de la izquierda estadounidense, el también académico señaló algunos de los parámetros bajo los que hay que entender el auge de una figura como la de Trump, y el peligro --muy real, incluso para los republicanos-- de que llegue a la Casa Blanca.

Según Chomsky, "el miedo, junto con la ruptura de la sociedad durante el período liberal" explicarían el ascenso político de Trump, que tomaría el lugar de una figura todopoderosa capaz de resolver los problemas políticos y económicos de la nación más poderosa del mundo como si se tratara de un asunto de negocios. También un poco de perspectiva histórica ayuda: 

La gente se siente aislada, desvalida, víctima de fuerzas poderosas que no comprenden y no pueden influenciar. Es interesante comparar la situación con la de los 30, los cuales soy lo suficientemente viejo para recordar. Objetivamente, la pobreza y el sufrimiento eran mucho mayores. Pero incluso entre los pobres de la gente trabajadora y los desempleados existía un sentimiento de esperanza que está faltando ahora, en gran parte debido al crecimiento de un movimiento laborista militante como también a la existencia de organizaciones políticas fuera del mainstream.

Otro componente de la tormenta electoral de EEUU es una confusión muy frecuente en el ámbito de la información: sabemos que a Chomsky no le simpatizan especialmente las redes sociales, pero tiene un punto cuando afirma que en tanto medio de comunicación "tienden a ser bastante superficiales". Según él, las redes "son útiles para organizarse, pero como fuentes de información ni siquiera comienzan a compararse con medios impresos, en mi opinión. Ni con la TV o la radio".

Esto es relevante especialmente en el contexto de una elección porque, a diferencia de lo ocurrido con Obama, las redes sociales están reproduciendo a otra escala el miedo y la incertidumbre, más que tender a informar y pensar críticamente acerca de la situación. Las redes sociales, más que organizar un electorado o una postura política, están llegando a un punto de vertiginosidad donde las opiniones personales se confunden con los titulares; y es por eso que el sentido de esperanza que Chomsky rescataba de la Gran Depresión puede fortalecerse de la mano de una organización que aproveche las ventajas de la tecnología sin dejar de ser críticos frente a sus limitaciones.

El sucio secreto por el cual los habitantes de la Ciudad de México sufren la peor calidad de aire en años

Política

Por: pijamasurf - 03/07/2016

En México el gobierno considera que la economía es más importante que la salud, y ahora el problema ha crecido

Agradécele al gobierno por tus dolores de cabeza, tus pulmones sucios, tu estrés. El incremento de la contaminación a los niveles más altos en 14 años en la Ciudad de México se debe, según una investigación de Bloomberg, a las laxas regulaciones en torno a las emisiones de los vehículos.

En tiempos recientes se han invertido más de 20 mil millones en México, en lo que se considera un boom en la industria automotriz. Según Eduardo Molina, del TEC de Monterrey, en México se producen algunos de los mejores vehículos que son enviados a Estados Unidos y Europa pero "paradójicamente usamos tecnología aquí que no es igual de buena que en otros países". Los autos que circulan por las arterias de la CDMX no podrían circular por una de las grandes capitales europeas.

En México el gobierno y la paraestatal Pemex han determinado que introducir combustibles y vehículos que respeten el estándar de emisiones de otros países no es bueno para la economía. Igualmente se han generado beneficios fiscales para la industria --que se encuentra en un boom-- y enormes facilidades para que se adquieran vehículos. El resultado es un exceso de vehículos, en un país donde la gente no tiene dinero pero sí un auto, y una flota de vehículos pesados que no cumplen con las regulaciones.

A la par, recientemente la Suprema Corte modificó una ley que desafecta a vehículos que no circulaban por el programa Hoy No Circula, haciendo que 600 mil vehículos más circulen diariamente.

Es llamativo y altamente sintomático de nuestros tiempos que se elija la economía por sobre la salud: se prefiere el crecimiento económico al bienestar real. La contaminación mata, según cifras oficiales, más de 2 mil 700 personas al año. Por el momento las autoridades han tomado una medida necesaria e instituido un programa Hoy No Circula extraordinario, el cual ha sido poco popular entre la gente (lo cual motiva a políticos promover medidas populistas que a lo mucho ayudan a corto plazo). Bloomberg apunta que es necesario tomar medidas a mediano y largo plazo para instituir mecanismos de control e introducir la tecnología que regule las emisiones. Mientras tanto los mexicanos se ahogan en el tráfico y en el esmog, donde antes había hermosos canales de agua pura y la tan celebrada y ya lejana "región más transparente".