*

X

Magneto: una proteína genéticamente modificada que permite el control mental

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/17/2016

Las aplicaciones de este método podrían ayudar a controlar las poblaciones de ratas, ¿pero qué pasaría si se utilizara en mamíferos más grandes, digamos, en humanos?

Ali Güler, neurólogo de la Universidad de Virginia, presentó una investigación en la revista Nature Neuroscience que parece sacada de un guión de cómics: una proteína genéticamente modificada que puede hacer que los roedores respondan al control magnético a distancia.

Otros métodos de control a distancia en animales previamente probados involucran señales de luz (optogenética) y drogas (quimiogenética), procesos invasivos que pueden tener efectos secundarios indeseables en los organismos vivos. El nuevo método --que se encuentra todavía en fase experimental-- involucra cirugía genética en los canales iónicos.

Estos canales son los encargados de administrar las corrientes eléctricas que controlan el circuito neuronal. Güler y su equipo modificaron el canal TRPV4, un canal que responde a la presión mecánica, fusionando dicho gen a una proteína que acumula hierro, conocida como ferritina, la cual responde ligeramente al magnetismo de fuentes externas.

El resultado fue una proteína híbrida genéticamente modificada, bautizada como Magneto. Cuando los investigadores mueven un imán cerca de las células, Magneto responde y abre el canal iónico; esto provoca una corriente de iones en las células, lo que cambia la corriente eléctrica que recibe el cerebro.

El método ha sido probado en peces cebra y en fecha más reciente se probó su efectividad en ratones. Los investigadores activaron Magneto en células que responden a la dopamina --el neurotransmisor que administra el reflejo de recompensa-- y por ahora el control solamente permite que los ratones "prefieran" una zona magnetizada de la jaula a otra. Cuando los ratones entran en contacto con el campo electromagnético reciben una gratificación química en forma de dopamina. Aunque el fin de esta manipulación puede ser controlar plagas nocivas para los humanos, las futuras aplicaciones pretenden ayudarnos a "entender mejor el desarrollo neuronal, su función y patologías".

Te podría interesar:

Nuestro sol es capaz de producir una llamarada apocalíptica, según científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/17/2016

Científicos han observado estrellas que producen "superflares", poderosos destellos capaces de arrasar con la vida

En 2012, analizando datos del Observatorio Kepler, un grupo de científicos notó que algunas estrellas tienen  la capacidad de producir un destello (superflare en inglés) de enormes proporciones, el cual en algunos casos podría destruir la vida en planetas aledaños --si es que hubiera vida. 

Después de ese descubrimiento, los investigadores se dieron a  la tarea de averiguar si nuestro sol tiene una capacidad similar. Una explosión solar como las que han sido observadas supondría una energía 10 mil veces más poderosa de lo que se registró en la Tierra con el evento Carrington en 1859, que perturbó el sistema telegráfico del planeta y que, de ocurrir en nuestra época, afectaría seriamente la cuadrilla electrónica del mismo.  

Según científicos de la Universidad Arhaus, nuestro sol sí tiene una capacidad de producir esta superflare, resultado de actividad magnética, aunque ya que no tiene un campo magnético tan grande como el de algunos de los astros explosivos que han sido observados, una llamarada escala apocalíptica sería rara, aunque posible.

Según los investigadores una superflare pequeña ocurrió en el año 775 a.C., de acuerdo con evidencia de anillos de árbol en Japón. Este evento habría sido entre 10 y 100 veces más poderoso que cualquier evento sucedido en la edad espacial, y sería un importante riesgo para nuestra tecnología. Para que ocurra algo así es necesario que una mancha solar --una zona de actividad magnética en el Sol-- ocupe más de 30% del radio total de la estrella.

Por el momento, no se puede determinar si nos tocará un evento solar tan poderoso, pero quizás si logramos vivir en el planeta cientos de miles o hasta millones de años --tal vez teniendo que hacer un "reboot" de nuestra civilización para preservar la Tierra-- sería muy probable vivir situaciones de este tipo.

 

(Con información de ScienceDaily)