*

X

"Escalera de nubes": una cueva tan grande que tiene su propio clima (IMÁGENES)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/15/2016

Una inmersión a la segunda cueva más grande del mundo

Entrar a una cueva puede ser como regresar al vientre materno de una madre misteriosa, oscura y en este caso inmensa. Hace un par de años, un grupo de espeleólogos documentó por primera vez la cueva de la Escalera de Nubes, también conocida como Cámara de las Escalera de Nubes, parte del sistema de cuevas Er Wang Dong en China. La expedición encontró que esta cueva, la segunda más grande del mundo, está tan aislada que tiene su propio clima.

Las imágenes aquí mostradas fueron tomadas por Robbie Shone, quien en su momento explicó a la revista New Scientist: "El clima logra entrar, pero no tiene forma de salir. Simplemente se queda ahí flotando".

La asimetría de la cueva, que tiene sólo una apertura superior hacia el mundo, hace que el aire húmedo se quede atrapado y llene una cámara de 6 millones de metros cúbicos de nubes. Es por ello que se llama "escalera de nubes".

Shone considera que las cuevas son los lugares más misteriosos del mundo y señala que si bien tenemos fotos de la Luna, existen muchas cuevas de las cuales no se tiene ningún registro. 

Te podría interesar:

Los delfines tienen un lenguaje especial para resolver problemas juntos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/15/2016

Los delfines tienen un fascinante lenguaje que demuestra una inteligencia colaborativa

Un reciente estudio muestra que los delfines de nariz de botella "platican" entre sí para facilitar la resolución de un problema, algo que sugiere, según New Scientist, que han desarrollado un lenguaje cooperativo.

En el experimento los animales recibieron un frasco sellado con comida en el interior, que sólo podía abrirse al jalar simultáneamente una cuerda de cada lado. Se presentó este frasco a distintas parejas de delfines y sólo aquellos que trabajaron juntos lograron acceder a su premio. Una inteligente pareja lo consiguió en sólo 30 segundos, en repetidas ocasiones.

Luego los científicos escucharon las grabaciones del experimento y encontraron que el equipo de cetáceos que mostró proficiencia había empleado una mayor cantidad de vocalizaciones. Los investigadores lograron demostrar que la conversación estaba directamente relacionada con abrir el frasco y no sólo con la interacción social normal de los delfines. 

El experimento demuestra por primera vez que los delfines utilizan vocalizaciones para resolver tareas de manera cooperativa; esto sugiere que los llamados "pulsos-ráfaga" del lenguaje de estos animales tienen diferentes usos y matices y en general implican una utilización relativamente compleja del lenguaje, al menos capaz de resolver problemas, lo cual es uno de los fundamentos de la inteligencia.