*

X

Asiste a un choque de titanes en la lucha libre vudú de Senegal (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/07/2016

En África la lucha libre es uno más de los umbrales entre el mundo de los mortales y el de lo divino, pero el mortal que pueda inclinar a su favor la balanza puede llevarse entre 10 mil y 300 mil dólares por combate

(Todas las imágenes: ©Christian Bobst/The Guardian)

En la costa atlántica de África, en la ciudad de Dakar, Senegal, tiene lugar un tipo de competencia/deporte/arte marcial que conjuga la fuerza y habilidad física de los luchadores con un sentido ritual. Observar el ensayo fotográfico de Christian Bobst publicado en The Guardian nos hace preguntarnos qué sentiríamos si en México o en la liga estadounidense un luchador se bañara con leche y ofreciera una ofrenda a una deidad del panteón vudú. La multitud de estos eventos alcanza el rango de lo masivo para los estándares locales, y los apostadores están a la orden del día.

2000 (2)

Y es que los gris gris rescatan algo sobre las artes marciales y el combate de competencia que los griegos tenían muy claro: los cantos que los poetas componían en honor de los vencedores en las olimpiadas los comparaban con Hércules en fuerza y con leones en ferocidad. Existe algo muy primordial en el hecho de que el combate en Senegal siga teniendo una vinculación tan inmediata con lo religioso, pues nos permite tomar perspectiva respecto al combate como espectáculo (sin descrédito alguno de este sano y brutal entretenimiento) donde los luchadores se relacionan de otra forma con las mitologías locales y con el consumo.

2000 (1)

1000

1000 (6)

1000 (5)

Pero haríamos mal en ver a los gris gris como una curiosidad exotista más (el llamado "occidente" no es mucho menos violento en cuanto a deportivizar la guerra): este es el deporte nacional (y no sólo de Senegal, también del Congo) y un buen luchador obtiene algo más que un guiño de las divinidades cuando alcanza la victoria: la carrera de luchador no es larga, pero el vencedor será respetado siempre, e incluso puede aspirar a abrir un gimnasio y enseñar a otros luchadores. Y eso puede hacer la diferencia para muchos jóvenes en un país con oportunidades limitadas por la geografía y la tensión política. 

 

(Visita la galería completa en The Guardian)

Te podría interesar:

5 rasgos de personalidad que forman y transforman la individualidad

Por: pijamasurf - 03/07/2016

La personalidad no puede reducirse a pares de opuestos como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde pero, según la psicología clínica actual, cada uno de nosotros es una mezcla de estos 5 tipos básicos de personalidad

Sin meternos en demasiadas complejidades, la psicóloga Amy Morin distingue cinco tipos de personalidad presentes en cualquier persona. La personalidad se entiende como aquellos patrones o rasgos individuales de pensamiento y emoción que predominan en un individuo (y que justamente por dicha prevalencia le confieren "personalidad" a la gente). 

El modelo de cinco factores puede parecer reduccionista, pero es un divertido ejercicio de identificación y autoconocimiento. Se extrae a través de distintos tipos de pruebas, pero aquí los presentamos únicamente como rasgos típicos:

 

1. Meticulosidad

Son personas eficientes y bien organizadas, además de autónomas. Planean con antelación y se proponen grandes metas. La gente con poca "meticulosidad" (conscientiousness) puede ver este rasgo como demasiado obsesivo pero, de manera interesante, una pareja sentimental con este rasgo de personalidad puede ayudar o complementar una personalidad más dispersa o menos consciente del orden.

 

2. Extroversión

Personas que se benefician positivamente de las actividades sociales: les gusta salir y hablar, y no se intimidan por ser el centro de atención. Pueden parecer dominantes y exagerados en su búsqueda de atención. A los hombres con este rasgo se les reconoce ya desde el fuerte apretón de manos, y suelen ser los menos neuróticos.

 

3. Simpatía

Son aquellos confiables y amables por excelencia, que no temen demostrar afecto por los demás. Se les puede encontrar haciendo trabajo comunitario o involucrados y comprometidos en habilidades sociales. Para otros tipos de personalidad pueden parecen ingenuos y pasivos, pero también son buenos si los encuentras en el ámbito financiero: prefiere un inversionista conservador (que cuida tu dinero) y no uno del tipo de personalidad receptiva (sigue leyendo) que podría tomarse libertades o riesgos excesivos con tu dinero.

 

4. Receptividad a la experiencia

Tienen muchos intereses distintos e imaginación vívida, y muestran preferencia por seguir su curiosidad y creatividad más que las rutinas demasiado planeadas. Se someten con mayor frecuencia a experiencias intensas, como prácticas espirituales o mudanzas internacionales. Pueden parecen impredecibles y dispersos para tipos de personalidades más rígidos. Estudios de personalidad los han asociado a la tendencia política liberal. 

 

5. Neuróticos

Aunque no se trate de un factor dominante, el rasgo neurótico se refiere a un alto grado de inestabilidad emocional, a la tendencia a sobrereaccionar frente a las provocaciones o las emociones dolorosas, así como proclives a la ansiedad y la irritabilidad. Otros tipos de personalidad los ven justamente así. Estudios sobre este tipo de personalidad muestran que son más proclives a publicar muchas fotos en Facebook, y no publican comentarios ni estados que provoquen controversia.

 

Estos rasgos de personalidad --nuevamente, según la psicología clínica de nuestros días-- se mantienen más o menos estables desde los 7 años de edad, pero pueden trabajarse y modificarse con esfuerzo y dedicación. ¿Te identificas más con alguno de estos tipos de personalidad? ¿Te parece un esquema demasiado vago o demasiado riguroso? Cuéntanos en los comentarios.