*

X

Así suena "Blue Monday" de New Order con theremin y otros instrumentos de 1930 (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 03/09/2016

Un cover que es también un encuentro de épocas: los primeros años de la música electrónica se enfrentan con una de sus expresiones más refinadas de la década de 1980

El día de hoy, 9 de marzo, Google nos recordó tanto la existencia del theremin como, más importante, la habilidad que tenía en este instrumento Clara Rockmore, quien más allá de ser una gran intérprete, fue sobre todo una mujer decisiva para el desarrollo de la música electrónica.

Para aprovechar la oportunidad compartimos ahora este video en el que un singular grupo musical, la Orkestra Obsolete, realiza un cover del clásico de la banda new wave de los 80 New Order. Como su nombre sugiere, el reto de la Orkestra Obsolete es realizar interpretaciones con instrumentos musicales “obsoletos”, en este caso, de la década de 1930, cuando precisamente el theremin y otros representantes de la música electrónica apenas despuntaban.

El resultado es por lo menos interesante, pues de algún modo deja ver los cimientos de la música electrónica, como si se tratase de un montaje en flashback en el que los rasgos de un nieto se superponen a los del patriarca de la familia –o la matriarca.

 

También en Pijama Surf: 7 mujeres visionarias sin las que la música electrónica no sería lo mismo

Te podría interesar:

Artist Pension Trust: el fideicomiso diseñado para artistas

Arte

Por: pijamasurf - 03/09/2016

Se trata de un excelente modelo que difunde el trabajo artístico y facilita la constante creación de obras

Históricamente la vida de un artista ha sido económicamente difícil. Fuera de casos muy particulares de gente que encuentra mecenas dispuestos a solventar sus procesos creativos, o de alguno que otro "junior" a quien su familia financie mientras el juega a ser artista, lo cierto es que la precariedad financiera es casi un ingrediente intrínseco en este oficio. 

Por eso resulta especialmente importante que existan iniciativas como la de Artist Pension Trust (APT). Se trata del " primer programa de financiamiento a largo plazo para artistas de corta o mediana carrera". Básicamente responde a una plataforma que invita a los artistas a invertir sus obras, legando la custodia y promoción y comercialización de las mismas. una vez que estas se venden entonces el dinero que de ello se obtiene alimenta el fondo común que a la vez se encargará de sostener a los involucrados. .   

Otro apoyo de ATP son las residencias, que van desde 3 hasta 12 meses de estancia en Nueva York, con el fin de colocar profesionales en el centro de una zona artística internacional. Los servicios que ofrece el Fideicomiso de Pensión del Artista son herramientas útiles para asegurar una vida artísticamente productiva y a la vez económicamente sustentable. 

Por cierto, ojalá este tipo de incentivos contribuyan a la urgente desfrivolización del arte, y aquellos que decidan responder al llamado a dedicar su vida a dicho rubro dejen de gastar tanta energía en relaciones públicas y en empatar con el mercado mediante pretensiosos discursos conceptuales –y pálidos cuerpos de obra– y se dediquen realmente a honrar el espíritu esencial del arte: traducir sentimientos o sensaciones en expresiones transmisoras.