*

X

5 lugares dentro del planeta que difícilmente podrás visitar

Por: pijamasurf - 03/28/2016

Lugares ocultos a plena vista

¿Por qué guardamos secretos? Probablemente sea una forma de mantener vivo cierto tipo de información que debemos dosificarnos, para no asfixiarnos de ella. A veces lo hacemos simplemente para proteger ciertas cosas demasiado frágiles para ser dejadas sin vigilancia, o simplemente por el poder que el secreto mismo confiere a quienes lo guardan. Por razones históricas, políticas o militares, estos son cinco de los lugares más inaccesibles sobre el planeta.

 

Área 51

(Nevada, EEUU)

maxresdefault

Una de las instalaciones militares mejor vigiladas; se encuentra a 80 millas al norte de Las Vegas, lo que le confiere un aura de "carta robada", es decir, de secreto escondido a plena vista. El Área 51 se popularizó durante los 80, cuando gente que presuntamente trabajó ahí comenzó a dar entrevistas acerca de tecnología alienígena y toda clase de derivados. El nombre ha sido utilizado en videojuegos y ha aparecido en series televisivas, aunque en realidad nadie fuera del gobierno de Estados Unidos sabe a ciencia cierta qué ocurre ahí dentro. De hecho, cuenta con un perímetro de protección de varios kilómetros, y si intentas acercarte por tierra o aire te arriesgas a que te disparen.

 

Bóveda global de semillas de Svalbard

(Spitsbergen, Noruega)

svalbard-global-22-1920x1200

Svalbard Ernesto Benavides AFP

Es un enorme silo de semillas con más de 250 millones de especímenes de todo tipo de cultivos. En pocas palabras, es el granero del mundo: si ocurriese un desastre nuclear o algún tipo de catástrofe, la civilización podría reinventar la agricultura con estas muestras. Al menos teóricamente. Su localización es maravillosa por varias razones: está en una zona libre de movimientos tectónicos, además de que el clima de permafrost lo convierte en un refrigerador natural. Además se encuentra a 130m sobre el nivel del mar, por lo que en caso de que los polos se derritieran el silo no se inundaría. Irónicamente, sólo puedes entrar si eres un investigador o trabajas en la instalación.

 

Radares de la Royal Air Force

(Menwith Hill, Inglaterra)

domes

Otra instalación militar oculta a plena vista en la campiña inglesa: fundada en 1954 como base de espionaje de comunicaciones soviéticas del ejército inglés, sus actividades desde entonces son más o menos desconocidas. Se sabe que sólo tiene acceso a ella personal de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EEUU) y miembros de ECHELON, una organización cuasi ficticia de seguridad internacional compuesta por agencias de espionaje de Australia, Canadá, Nueva Zelanda, el Reino Unido y EEUU. ECHELON también es conocida como "Five Eyes", así que se imaginarán que no se toman a la ligera las preguntas sobre lo que hacen a puerta cerrada.

 

Isla de Ni'ihau

(Archipiélago hawaiano)

ni'ihau

La menor de las islas hawaianas, Ni'ihau tiene una superficie de 180km2 y fue vendida en 1863 por el rey Kamehameha (!) a la familia Robinson. No mantiene relación diplomática con Occidente desde 1915, aunque un avión japonés se estrelló ahí a principios de la Segunda Guerra Mundial y asustó a todo el mundo. Claro que el mundo de Ni'ihau comprende unos 130 habitantes regulares. Alguna vez se pensó que la ONU podría haber sido construida aquí. Otra curiosidad del lugar es que solamente puedes entrar con invitación (con invitación real, aunque sea de una agencia de turistas, no como la presuntamente secreta Corea del Norte).

 

Archivos secretos del Vaticano

Vatican Secret Archives

Los 85km de estantería archivados minuciosamente en los sótanos del Vaticano han permanecido alejados del público desde su inauguración. Los más de 35 mil volúmenes que integran la colección se consideran secretos porque están conformados por los documentos personales de todos los papas desde el siglo VIII (eso es mucha conspiración). Para entrar es preciso seguir un riguroso proceso burocrático que lo acredite a uno como investigador histórico, además de una serie de cartas de recomendación. 

Te podría interesar:

¿Te atreverías a probar un simulador de realidad aumentada que reproduce efectos de la migraña?

Por: pijamasurf - 03/28/2016

La tecnología puede hacernos empatizar a un nivel emocional con el sufrimiento de los demás (además de ser un inmejorable vehículo publicitario en el comercio de las emociones)

"Ponerse en los zapatos del otro" requiere imaginación y comprensión, pero la tecnología puede ayudar cuando no tenemos ninguna de las dos: la marca de medicamentos para migraña Excedrin reveló esta semana The Migraine Experience, un simulador de realidad aumentada que modifica la percepción del observador hasta hacerla perturbadoramente similar a la de un ataque de migraña.

La migraña es un padecimiento terrible, además de por el dolor físico, porque este dolor es mayormente solitario. Como ha descrito con inigualable maestría el escritor Francisco Hinojosa, cada migrañoso tiene una relación particular con su mal, y ni toda la empatía ni el amor del mundo son capaces de transmitir la soledad en la que se ve envuelta la cabeza afectada por el ataque, que puede repetirse incluso varias veces al día. (El libro que hay que leer es Migraña en racimos, próximamente reeditado por Almadía).

Luces parpadeantes, puntos suspendidos en la nada, pérdida del campo visual, visión borrosa, auras gelatinosas, clavos encendidos incrustándose en el cráneo como mantequilla: la plasticidad del dolor es infinita, por lo que fue necesario crear una experiencia capaz de desorientar físicamente a los amigos de pacientes migrañosos. Según el representante de Excedrin, Scott Yacovino, "simulamos los síntomas de la migraña --con excepción del dolor-- porque experimentar es creer".

Existen intentos similares para hacer que otros experimenten dolores menstruales e incluso dolores de parto; la tecnología funciona como una especie de "magia de contacto", que contagia una percepción o la somatiza, como en la hipnosis. Si esto servirá para lograr una mejor comprensión social de la migraña (que afecta a más de 30 millones de personas solamente en Estados Unidos) además de vender pastillas, es algo que está por verse.