*

X

Tu nombre puede ser la causa de baja promoción laboral e incluso de discriminación

Por: pijamasurf - 02/01/2016

Nuestro nombre determina no sólo cómo nos llaman los demás, sino también nuestras oportunidades laborales
hello my name is (Imagen vía Flickr)

 

Además de nuestro rostro y nuestra presencia física, nuestro nombre es una de las primeras cartas de presentación para nuevas relaciones; y es que de un nombre se puede derivar información como la procedencia racial, la edad, la religión e incluso el estatus socioeconómico de las personas. ¿Pero será posible que existan nombres más "ventajosos" que otros para sobrevivir en el panorama laboral de hoy en día?

Existen algunos estudios que así lo demuestran. A la preferencia subjetiva que hace que algunos nombres (especialmente los que suenan a hombre blanco de clase media o media alta) sean elegidos con más frecuencia por entrevistadores laborales, especialmente en un contexto legal, se le conoce como la hipótesis de Porcia.

Porcia es la prometida de Antonio en El mercader de Venecia de William Shakespeare, la cual se disfraza de abogado y cambia su nombre a Baltasar para defender a su amado de un juicio grotesco. Hay una investigación que afirma que las abogadas con nombres "masculinos" (como Dale o Leslie) suelen ganar más casos que sus compañeras de nombres más "femeninos."

Según el estudio, cambiar el nombre de una candidata de "Sue" a "Cameron" triplicó la probabilidad de ser elegida como jueza, mientras que cambiarlo a "Bruce" multiplicó por 5 dicha probabilidad. Otro estudio afirma que los nombres más fáciles de pronunciar crean una mejor opinión en las personas que los nombres "difíciles".

La hipótesis de Porcia revela aun otros rasgos inconscientes o involuntarios de interacción: la disparidad que afecta la percepción salarial y las oportunidades laborales entre hombres y mujeres aumenta aún más cuando el nombre proviene de un contexto sociocultural de percepción indígena o de bajos recursos. Según la revista Proceso, la funcionaria mexicana Nuvia Mayorga, titular de la Comisión Nacional para el desarrollo de los Pueblos Indígenas, trastabilló al pronunciar el nombre de varios poblados indígenas de Puebla, excusándose con la frase "es que luego sus nombres son medio raros".

Probablemente una rosa con otro nombre seguiría despidiendo la misma deliciosa fragancia, pero una mujer indígena de nombre Rosa quizá tendría mayores dificultades laborales y sociales que alguien con un nombre asociado a valores "blancos", masculinos y coloniales.

Te podría interesar:

Legalizar la marihuana en México afectaría considerablemente a los cárteles

Por: pijamasurf - 02/01/2016

Informe del Senado mexicano estima en hasta 26% la reducción de ganancias del narcotráfico si se toma esta decisión

Marihuana

Si bien los cárteles mexicanos, esas células de delincuencia organizada que han adquirido fama internacional, obtienen multimillonarias ganancias por la venta de sus distintos “productos”, al parecer la marihuana representa una porción importante de las mismas. Por obvias razones, lo anterior refuerza los argumentos a favor de la legalización del consumo recreativo de esta planta en suelo mexicano.

De acuerdo con un informe del Senado, titulado "La legalización de la cannabis en México. Una discusión actual" y elaborado por el Instituto Belisario Domínguez (IBD), en caso de que se consumara la legalización los cárteles perderían entre 15 y 26% de sus ganancias anuales, es decir entre mil y 2 mil millones de dólares.

El informe, que abona de manera importante a la discusión actual, establece que:

De acuerdo con la opinión de algunos expertos --se agrega en el estudio--, esta situación podría beneficiar a México si se legalizara el uso de la marihuana con fines recreativos puesto que aumentaría el daño financiero de los cárteles, en particular del de Sinaloa.

La guerra contra la drogas adoptada por el Gobierno mexicano hace más de 1 década ha dejado un saldo de muertes, violencia e inseguridad, principalmente en los estados y ciudades del norte y centro del país.

La discusión en torno a la legalización de la marihuana en México se encuentra en un momento clave. Si este país toma una buena decisión al respecto estaríamos hablando de una buena iniciativa para el mundo, ya que México ocupa, tristemente, un lugar protagónico en el mapa de la distribución y tráfico de drogas. Ojalá que las autoridades mexicanas opten por el bienestar social y no por seguir favoreciendo sombrías agendas y discursos hipócritas, lo cual ha caracterizado tradicionalmente la "guerra contra las drogas" encabezada por Estados Unidos.