*

X

Shazam para plantas: app permite identificar una planta sólo tomando una foto

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/28/2016

Una app verdaderamente útil para incrementar nuestro conocimiento del medio ambiente

Un equipo de investigadores franceses lanzó el año pasado una app que permite a una persona identificar fácilmente una planta, como la que podría encontrar en una caminata en el bosque o, también, contribuir a una base de datos de la población de plantas en el mundo.

Este tipo de apps ya había sido intentado antes --lo que actualmente ha sido descrito como Shazam para plantas-- pero al parecer hasta ahora se ha alcanzado un desarrollo que hace que la herramienta arroje buenos resultados. Hay que mencionar que la aplicación compila su información de manera local, según la región, y evidentemente algunas zonas del orbe tienen bastantes carencias. Dicho eso, la app permite ese momento genial de reconocer una planta con la que hemos tenido un momento de conexión, ya sea por la forma, el olor o alguna intuición. Después de todo, los antiguos descubrían así las medicinas, observando la naturaleza y deduciendo la función a través de la forma --algo que hoy podemos hacer con la intermediación tecnológica.

PlantNet es además es un esfuerzo de inteligencia colectiva en el que los participantes contribuyen a hacer un catálogo global de las plantas, lo cual ayuda también a su preservación. Por el momento el catálogo es limitado, pero es buen momento para participar en este gran proyecto.   

Hoy en día hemos olvidado los nombres de las plantas con las que convivimos; recuperar esta familiaridad no sólo es una forma de hacernos más inteligentes, sino de respetar el entorno. 

 

Este esfuerzo puede complementarse con este otro realizado por un poeta e investigador de la naturaleza que se dedica a compilar las palabras con las que llamaban a los fenómenos naturales en las culturas tradicionales, compilando un verdadero glosario del encantamiento del planeta en el cual también se busca la inteligencia de las multitudes. 

Te podría interesar:

El extraño espectáculo de rituales de cortejo animal ejecutados por humanos (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/28/2016

La naturaleza está lejos de la humanidad, pero quizá no tanto en asuntos de seducción y apareamiento

Sabemos bien que parte de la condición humana es ya estar irremediablemente separados de la naturaleza. A pesar de los discursos que defiende un regreso a nuestro origen natural, lo cierto es que ser humano implica ser ajeno a dicho mundo por el solo hecho de que nuestra supervivencia tiene como condición sine qua non su transformación. Hasta donde sabemos, somos la única especie que no sólo usa sino que además transforma la naturaleza para su beneficio y su provecho, con las consecuencias conocidas que esto conlleva.

Con todo, al mismo tiempo existe --paradójicamente-- una especie de nostalgia por ese paraíso perdido, esa especie de seno materno del que fuimos arrancados y en el que --creemos-- se encontraba la tranquilidad, la certeza, la respuesta por el sentido de la vida.

En cierto sentido, un ejemplo de esa añoranza es este video que inicialmente fue auspiciado por Sagami Industries, una compañía japonesa de preservativos para quien se elaboró esta peculiar pieza que parte de una premisa en apariencia sencilla pero ingeniosa: ¿cómo se verían los rituales de apareamiento animal realizados por seres humanos?

El resultado es, por decir lo menos, extraño, pues si ya en los animales en los que sucede tiene su propia extravagancia, cuando se le mira despojado de esas cualidades que en cierta forma lo hacen admisible (plumajes, dimensiones, la animalidad misma), justamente parece perder sentido pero para adquirir otro. ¿Cuál? Acaso el único que podría tener para el ser humano: uno ligado a la cultura, esa segunda naturaleza nuestra. Específicamente, el de la estética. Para nosotros el cortejo se mira esencialmente como danza, como movimientos bellos, armónicos, que atraen quizá pero porque demuestran dominio del cuerpo, su puesta al servicio de la consecución de un objetivo, el mismo quizá que el del los animales, el apareamiento, pero recubierto con la pátina de la seducción, el erotismo. En una palabra –y so riesgo de sonar redundantes, la cultura, esa auténtica naturaleza nuestra.

 

También en Pijama Surf: La ciencia de la atracción física: 10 consejos científicos para ser sexy