*

X

La ciencia comprueba algo que parecía imposible: la música comercial está cada vez peor

Arte

Por: pijamasurf - 02/24/2016

La idea de la decadencia de la música comercial de la actualidad no es un juicio subjetivo o ideológico sino que en realidad está sustentada

En gustos se rompen géneros y, obviamente, la mejor música es la que más te gusta. Así de simple. Sin embargo, a la hora de tratar de establecer ciertos criterios objetivos para evaluar la calidad o riqueza de un género o artista determinados, se pueden extraer conclusiones fidedignas. 

En relación a lo anterior, recientemente se llevó a cabo un estudio coordinado por Joan Serr del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (IIIA), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, con el fin de analizar la "evolución" de la música pop a lo largo del último medio siglo. 

Para navegar analiticamente por las entrañas de este género musical, los investigadores definieron tres aspectos: 

Timbre (el color del sonido la textura o la calidad del tono); pitch (a grandes rasgos corresponde a la armonía contenida en la pieza, incluyendo los acordes, la melodía y los arreglos tonales) y volumen.

Tras estudiar la música actual, en particular del género pop, Serr y su equipo notaron que la variedad timbral ha disminuido significativamente desde 1955. Esto significa que las canciones son cada vez más homogéneas (lo cual nos remite a la frase "todo suena igual", lo que al parecer es una acusación atinada). También se determinó que el pitch ha disminuido, es decir cada vez se incluyen menos acordes y melodías, ante lo cual Scientific American, publicación que difundió la investigación, advierte:

Los músicos actuales son mucho menos arriesgados al momento de moverse de un acorde o nota a otro, y en lugar de ello prefieren seguir los senderos definidos por sus antecesores y contemporáneos. 

Finalmente se descubrió que en lo que a volumen se refiere, el promedio en la música actual es cada vez mayor, lo cual también sirve para maquillar la carencia del hilado fino que le caracteriza. De acuerdo con el estudio, la música comercial aumenta en 1 decibel cada 8 años. 

En fin, todo parece indicar que el pop y --aunque en menor medida, también-- la música comercial realmente siguen una tendencia de abaratamiento estructural a favor de anticualidades como la homogeneización, la predictibilidad y la nula innovación. 

Te podría interesar:

Así sonaba el instrumento musical que Da Vinci diseñó

Arte

Por: pijamasurf - 02/24/2016

Slawomir Zubrzycki construyó un diseño de Leonardo da Vinci nunca antes materializado; se trata de un órgano-violonchelo que conjuga, sutil y estimulantemente, los sonidos de instrumentos de viento y cuerda

Es bien sabido que la mayoría de los aparatos diseñados por Da Vinci nunca fueron fabricados; como en cualquier época las limitaciones ideológicas, morales, tecnológicas y financieras impidieron que este gran inventor llevara a cabo la totalidad de sus obras. Así, este genial artista e ingeniero murió sin ver concretados muchos de sus inventos.

Recientemente el pianista polaco Slawomir Zubrzycki realizó la primera presentación acústica de un instrumento diseñado por el brillante renacentista, llamado viola organista; se trata de un imponente órgano que conjuga en su interior una gama de cuerdas, como si se tratase de un arpa incorporada al interior del piano, la cual queda descubierta, es decir, las teclas van al frente como en cualquier piano, pero en la parte trasera y acostada, una aparente arpa reposa bocarriba.

Zubrzycki empleó 3 años, invirtiendo alrededor de 5 mil horas de trabajo, en construir la viola organista; la viola, el piano y el clavecín son los tres instrumentos se conjugan en este nuevo ejemplar. El resultado es alucinante, pues la combinación de sonidos transporta a composiciones permeadas de sonidos de violines que se enlazan con las notas simultáneas de un órgano emanando fuerza y, simultáneamente, serenidad.

Zubrzycki debutó este instrumento en el 5th International Royal Krakow Piano Festival, después de 500 años de la creación del diseño de Da Vinci; el resultado ha sido exquisito, pues el tipo de sonido emanado por la viola organista remite a una conjugación de elementos instrumentales que penetran en el ambiente en un trabajo orquestal con el toque de una sola nota.

Seguramente los trabajos de Da Vinci seguirán siendo no sólo referencia creativa, sino también una innovación después de siglos de su muerte; su gran imaginación y optimismo inventivo continúan escandalizando a aquellos que no pueden concebir la aplicación real de sus propuestas, pero también deleitando a aquellos que por alguna razón, como en el caso de Zubrzycki, asumen estos diseños como retos pulsantes.