*

X

Joven actor italiano fallece en escena durante trágica improvisación

Por: pijamasurf - 02/08/2016

Las autoridades ignoran si se trata de suicidio o una falla de montaje

Un joven actor italiano de nombre Raphael Schumacher falleció durante una puesta en escena en el teatro Lux de la ciudad de Pisa, al colgarse al final de una representación. La obra Mirages consta de varios escenarios donde se le pide a los espectadores que se muevan a través de diferentes frentes, por lo que el desafortunado incidente fue atestiguado por un único espectador —recién graduado de la escuela de medicina, curiosamente— que dio primeros auxilios al actor sin que pudiera evitar su deceso.

Ni las autoridades ni la compañía teatral saben a ciencia cierta si se trató de un accidente o de un suicidio en escena. Andrea Vescio, una de las productoras, afirma que Raphael cambió el final de la escena sin consultar con nadie: en lugar de darse un tiro con un arma de utilería decidió colgarse, por lo que creen que la falta de pericia técnica pudo haber desencadenado el trágico suceso.

La madre del actor, entrevistada por medios italianos, negó que su hijo hubiera cometido suicidio, pues a pesar de que su padre murió recientemente y Raphael atravesaba una ruptura amorosa, “había recobrado la paz interior”; además “no dejó ningún mensaje y no tenía razón alguna para suicidarse”.

El extraño evento recuerda el final de la película Noviembre (2003) de Achero Mañas, un falso documental donde se sigue a un grupo de performers y actores que hacen teatro de calle. La escena final guarda un paralelismo bastante sórdido con la muerte de Schumacher, donde la muerte en escena es vista como la apoteosis de la representación teatral.

Te podría interesar:

4'33" de John Cage interpretada notablemente en un refrigerador (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/08/2016

Un ejercicio que lleva nuestra atención a los orígenes de la pieza más conocida de John Cage

En la historia de la música, 4’33” de John Cage tiene un lugar legendario, curiosamente, no tanto por sus cualidades musicales sino más bien por otras en torno a su creación y su irrupción como pieza creativa.

En términos generales, sabemos que la pieza se inscribe en las exploraciones que Cage hizo de las ideas de silencio dentro de la música y lo absoluto como dimensión espiritual, además de que abreva de su acercamiento al budismo zen. Sin embargo, más que una respuesta a esas interrogantes, 4’33” es otra pregunta, o eso intenta ser, la pregunta que relaciona a todas las respuesta posibles y que subyace a éstas.

Por eso, porque en cierta forma 4’33” es una genialidad y porque hay quienes nunca nos cansaremos de ver sus muchas interpretaciones, compartimos ahora esta grabación de la pieza ejecutada con un instrumento más bien inesperado y poco convencional: un frigorífico, a cargo de Egnekn Montgomery. Montgomery es un artista sonoro que reside en Nueva York y que desde finales de los 80 destacó en este ámbito.

Aconsejamos iniciar la reproducción del video, quizá ponerlo en pantalla completa y, durante los 4 minutos y medio que dura la ejecución, intentar poner toda tu atención en lo que sucede. Y si es necesario, recomendamos recordar el dicho de Cage:

Si algo te parece aburrido después de 2 minutos, inténtalo por 4. Si todavía es aburrido, que sean 8. Después 16. Después 32. Eventualmente uno descubre que no es tan aburrido, después de todo.

 

También en Pijama Surf: 100 años de John Cage: explorador lúdico de lo absoluto