*

X

Biblioteca Pijama Surf: libros de Umberto Eco digitalizados y listos para descargar (PDF)

Arte

Por: pijamasurf - 02/20/2016

Como homenaje al gran Umberto Eco, compartimos 5 de sus mejores libros

El día de ayer, 19 de febrero, murió Umberto Eco, sin duda una de las figuras capitales de la cultura europea del siglo XX, erudito como pocos, protagonista de importantes discusiones intelectuales y académicas, novelista entrañable, dueño de una mente lúcida y crítica que también participó de la realidad de su tiempo y, en fin, uno de esos escasos representantes de una estirpe cada vez más escasa de personas consagradas al saber, la investigación y la inteligencia.

Ahora, con su obra cerrada, quizá sea posible aventurar que uno de los rasgos más notables en la labor intelectual de Eco fue su capacidad para tener ambos pies en distintos territorios: la academia pero también la opinión pública, la “alta cultura” y la cultura popular, la especialización y la divulgación, el ensayo y la novela, la exquisitez y el best seller, siempre de manera destacada, siempre respetando y aun alentando la inteligencia de sus lectores, como si partiera de la premisa de que la curiosidad es una de las cualidades que nos hacen más humanos y, por lo mismo, es menester estimularla e incluso premiarla.

A manera de homenaje post mortem, en Pijama Surf buscamos algunos de los libros más conocidos e importantes de la amplia bibliografía de Eco que ya estuvieran digitalizados y los reunimos en este post, para formar una entrada más de la biblioteca digital que, poco a poco, hemos conformado con dicho método. Cabe mencionar que en el caso de Eco se trata de libros particularmente extensos, de cientos de páginas, lo cual sin embargo es un tanto paradójico pues, dada la soltura de su estilo, su increíble capacidad narrativa, la riqueza de sus alusiones y, como dijimos, la inteligencia de su exposición, en general la lectura es más bien satisfactoria, una serie más o menos continua de descubrimientos y asombros intelectuales que mantienen al lector constantemente atento y, sobre todo, satisfecho.

Descanse en paz, Umberto Eco.

 

nome-rosa

Novelas

El nombre de la rosa (1980)

Narrativamente, la novela que dio a Umberto Eco fama internacional. Aunque se trata de una narración extensa y profundamente erudita, ello no obstó para que el título se convirtiera en su época en uno de los más leídos y vendidos a nivel mundial. Los hechos ocurren en la Edad Media, en un monasterio benedictino, donde el monje franciscano Guillermo de Baskerville llega para resolver una serie de homicidios. La novela abunda en referencias literarias, filosóficas, artísticas e incluso semióticas, y también es una de las mejores historias de detectives jamás escritas.

 

El péndulo de Foucault (1988)

Un poco como Cervantes hizo con el Quijote y las novelas de caballería, Eco intentó en El péndulo de Foucault satirizar en contra de las teorías de la conspiración y todas aquellas ideas lindantes con la paranoia que, marcadamente en las décadas de 1980 y 1990, veían patrones y complots en numerosas situaciones sociales, como si el mundo estuviera dominado por una sociedad secreta que desde las sombras tirara de los hilos del control mundial. Atinadamente, Eco construyó la historia con alusiones a la cábala, la alquimia y otras tradiciones esotéricas.

 

El cementerio de Praga (2010)

Una de las últimas novelas de Eco, ésta también con ciertos elementos de las teorías conspiracionistas, pero ambientada en torno al movimiento político del Risorgimento italiano.

 

apo

Ensayos

Apocalípticos e integrados (1964)

Uno de los títulos más emblemáticos de Eco dentro de su labor ensayística. Una reunión de artículos en los que exploró la noción de “cultura”, en especial el contraste y relación entre la llamada “alta cultura” (música clásica, bellas artes, etc.) y la “baja cultura” (cultura popular, cómics, best sellers, etc.). El libro fue además un aporte notable en la discusión de la época a propósito de la “cultura de masas”, generada a su vez por la relevancia de los medios masivos de comunicación.

 

Tratado de semiótica general (1975)

Académicamente, Eco fue reconocido como un gran semiótico. Este libro es una suerte de compilación de sus investigaciones al respecto, un trabajo ambicioso y aún con cierta autoridad dentro de la disciplina.

 

Bonus

Historia de la belleza (2004)

Historia de la fealdad (2007)

A manera de bonus agregamos los enlaces a las versiones escaneadas de estos dos libros que idealmente sería mejor tener impresos, pues son profundamente visuales. En ambos, Eco realizó un ejercicio de curaduría siguiendo las transformaciones de las ideas de belleza y fealdad en el arte europeo de la antigüedad clásica al siglo XX. 

6 sencillas ilustraciones para navegar la ¿complicada? mente de una persona introvertida

Arte

Por: pijamasurf - 02/20/2016

La sencillez de estos trazos contrasta con aquello que retrata: el a veces enrevesado mundo interior de las personas introvertidas

Es posible que todos conozcamos a personas que, ante otros, en el contacto social cotidiano y en situaciones que implican estar con alguien más, parece que prefieren mantenerse al margen, en silencio, con una participación más bien mínima, nunca se sabe muy bien si por timidez o por otros motivos, si por falta de interés o porque encuentran difícil sentirse parte de ese flujo un tanto incierto que es la convivencia diaria.

En tiempos recientes esas personas han recibido la etiqueta de “introvertidos”, una categoría que si bien se remonta a los desarrollos teóricos de Carl Gustav Jung sobre la psique, algunas escuelas de la psicología contemporánea han adoptado como un terreno de investigación sobre la personalidad humana, dándole contenido en cuanto a la manera en que algunos se mueven por el mundo.

Lo cierto es que más allá de la definición que dan otros, quizá la mejor manera de saber qué significa ser introvertido sea darle voz a ellos mismos, conocer las expresiones de su subjetividad y a partir de eso no “intentar entenderlos”, como a veces se dice, sino más bien comprender nosotros mismos que hay quienes son así, sin más, que hay circunstancias de su historia de vida que explican esos rasgos que a otros pueden parecerles excéntricos; que, como dice el lugar común que no por común es menos cierto, cada cabeza es un mundo –y en el caso de los introvertidos, a veces es como si habitaran más en ese mundo interno que en este en el que todos convivimos.

En esta ocasión compartimos una serie de seis ilustraciones realizadas por Liz Fosslien y Mollie West y las cuales se presentan como una suerte de “guía” para navegar la mente de los introvertidos, o al menos saber qué pasa allá adentro.

 

56c62e5f1500002a000b0524

 

Hay quien tarda más de lo "normal" en procesar las cosas. Según este estudio, en el caso de los introvertidos ello se explica porque al tiempo que procesan la información, paralelamente prestan atención a sus propios procesos mentales, pensamientos y sentimientos.

 

56c630021500002a000b0528

“Las personas tranquilas y silenciosas, son las que tienen las mentes más fuertes y ruidosas”. Eso dijo alguna vez Stephen Hawking, acaso porque intuyó los intensos procesos mentales de los introvertidos, que usualmente viven un profundo cuestionamiento mental antes de decir o hacer cualquier cosa.

 

El trabajo, por otro lado, destaca por la sencillez de los trazos, característica que de algún modo dialoga de manera elocuente con la forma de ser de los introvertidos, como si entre el estilo y la personalidad hubiera una correspondencia sutil pero al final armónica.

 

56c62fbf1e00002200702624

 

 

Otra investigación mostró que los individuos introvertidos, cuando hablan con alguien, son capaces de distribuir su atención y fijarla tanto en su interlocutor como en aquello que pasa en el entorno.

 

56c62f3e1e00002100702623

 

Uno de los fenómenos más singulares que distinguen el cerebro de los introvertidos es que, sorpresivamente, parecen necesitar menos dopamina para sentirse felices (en comparación con la media). Esto explica por qué se sienten satisfechos con experiencias aparentemente sencillas como leer a solas, comer con alguien más mientras platican o estar en una reunión con poca gente.

 

56c62f031e0000230070e584

 

En un sentido similar al punto anterior, el psicólogo Hans Eysenck ha observado que la cantidad de estímulos que un introvertido necesita para sentirse estimulado es menor a la media, por lo cual es tan fácil que se sientan abrumados por el mundo exterior.

56c62f7e1500002b000b0527

De nuevo a nivel cerebral, el poco entusiasmo que parecen mostrar los introvertidos ante una sorpresa se explica porque, por alguna razón no del todo clara, el centro de recompensa de su cerebro genera una respuesta menos placentera al momento de "ganar" algo.

 

¿Qué te parece? ¿Es una buena descripción gráfica de los introvertidos?