*

X

Viajando con un bull terrier a lugares abandonados de Europa (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/06/2016

Una mujer y su bull terrier de 3 años han viajado por varios países de Europa en busca de sitios desgastados por el tiempo; este es el resultado de su travesía

Sin duda alguna, los perros pueden ser los compañeros más entrañables de una persona. La intimidad con otro ser humano es insustituible, eso es cierto, pero la presencia que un perro puede tener en nuestra vida tiene otra dimensión, otro significado, y como prueba de ello podríamos pensar no sólo en todos los siglos que el perro ha pasado junto al hombre (incluso en las versiones ancestrales de ambos), sino también en cómo un perro lo mismo se encuentra entre personas adineradas que pordioseros, con niños y ancianos, en el campo, en las grandes ciudades, entre pastores, artistas, obreros y un cuantioso etcétera que, sin exagerar, parece abarcar todo el universo de lo humano.

Recientemente, el sitio Bored Panda dio cabida a una pieza de contenido en la que Alice van Kempen narra visualmente su paso por lugares abandonados de Europa, documentando la travesía en Instagram, pero con una compañía singular: una bull terrier que responde al nombre de Claire y con quien lleva 3 años. Escribe Alice:

Juntas hemos explorado edificios abandonados desde hace poco más de 2 años. Hemos visitado prisiones, bases militares, minas de carbón, trenes, aviones, monasterios, iglesias, hospitales, granjas y casas particulares. Hemos viajado mucho por numerosos países europeos en busca de estos lugares.

El resultado es conmovedor en al menos un sentido: el de la amistad. Porque aunque para algunos parezca una desmesura o un lugar común, un perro sí puede ser uno de los mejores amigos que podemos encontrar en la vida, lo cual parece resaltar aún más en la desolación de los escenarios elegidos, cuya estética es lo suficientemente poderosa como para ejercer un contraste emotivo lleno de amor.

Te podría interesar:

¿Por qué muchos gatos se parecen a Hitler? (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/06/2016

La extraña similitud entre algunos gatos y Adolfo Hitler intriga a miles de usuarios en Internet; incluso se ha gestado una especie de bizarra subcultura en torno a esto.

Screen Shot 2016-01-07 at 7.46.29 PM

Existe un extraño fenómeno en la fisiología gatuna que se manifiesta en una bizarra similitud entre ciertos gatos (a través de su pigmentación natural) y la imagen de Adolfo Hitler. La frecuencia del símil es tal que incluso existe un sitio en Internet (catsthatlooklikehitler.com) dedicado exclusivamente a mostrar ejemplos de ello, que invita a los usuarios a compartir imágenes de sus gatos cuando éstos tengan un cierto parecido con el líder del nazismo. 

De acuerdo con un estudio de las universidades británicas de Bath y Edimburgo, la coloración dual que muchos felinos tienen se debe a que las células de pigmentos confunden las instrucciones genéticas al momento en que se están gestando los bebés en la matriz. El caso del color blanco combinado con cualquier otro obedece a que las células de pigmentos no fueron suficientes para cubrir por completo el cuerpo del gato, y las áreas que no alcanzaron a pigmentarse se quedan así. Sin embargo, esto obviamente no explica la similitud entre algunos felinos y Hitler, lo cual sin duda debe una porción de su existencia a un efecto pareidólico y el resto queda en el aire, es decir, es una gran oportunidad para realizar especulaciones caricaturescas, por ejemplo, que la energía del Tercer Reich se mantiene pulsando entre nosotros y encuentra en los gatos un sutil vehículo para manifestarse. Pero esta es sólo una hipótesis...

SNN3135HIT---682_1282907a

kitler8809

kitler8831

kitler8836

kitler8842