*

X

Turistas en la playa nos recuerdan nuestra patética desconexión con la naturaleza (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/09/2016

Una playa en Costa Rica fue escenario de una triste demostración de la distancia que nos separa del respeto a la naturaleza

Tico-Times

Antes, mucho antes, de que los smartphones dominaran una buena porción de nuestra realidad, los seres humanos alguna vez mantuvimos una relación saludable y armónica con el entorno natural. Sin embargo, con el tiempo fuimos estableciendo una abrupta desconexión con la naturaleza, proceso que hoy alcanza niveles francamente patéticos. 

Para demostrar lo anterior tenemos incontables ejemplos, muchos de los cuales probablemente son parte de nuestra cotidianidad individual. En todo caso, hace unos días ocurrió en la playa Ostenial, en Costa Rica, un suceso que nos recuerda con crudeza el nivel de vulgarización frente a otros seres vivos que hemos alcanzado. 

Una horda de turistas llegó a esta playa en la cual se encontraban desovando unas tortugas, inmersas en la serenidad propia de este ritual biológico, y se encargaron de molestarlas al punto en que muchos de los animales tuvieron que interrumpir su proceso. Las fotografías que documentaron este evento muestran al alienado enjambre invadiendo el espacio de las tortugas, tocándolas, pisando sus nidos y, obvio, no podían faltar los padres que colocaban a sus hijos encima de una para retratarlos y luego subir las imágenes a Facebook.

Ciertamente esta desconexión con la naturaleza no se manifiesta siempre de forma tan burda. pero este obsceno recordatorio seguramente puede sernos útil a todos en la respectiva medida que nos corresponda. 

Turtles - 5


Turtles 4


Turtles - 3

 

Turtles - 2


Turtles - 1

Imágenes vía Waking Times

Te podría interesar:

Cadáver de monje budista se mantiene increíblemente preservado en postura de flor de loto (VIDEO)

Por: pijamasurf - 01/09/2016

La notable conservación del cuerpo de este monje budista sugiere una relación entre la meditación habitual y la desaceleración de la descomposición


3012FD7800000578-0-image-m-6_1452595128671

A mediados de 2012 el monje budista Fuzhou murió teniendo 94 años. En reconocimiento a su larga trayectoria y dedicación sus compañeros del templo Puzhao, ubicado en la provincia de Fujian, China, lo colocaron dentro de un cilindro, en el centro del templo, con el cuerpo en postura de flor de loto.

3012FCCC00000578-0-image-m-21_1452596143150

Hace unos días se llevó a cabo la ceremonia de apertura del cilindro, en la cual se develó nuevamente el cuerpo de este destacado monje. El video que documentó el evento muestra el cuerpo de Fuzhou notablemente preservado y manteniendo la clásica postura meditativa, esto a pesar de que han transcurrido casi 4 años desde su fallecimiento, tiempo suficiente para que un cuerpo humano se hubiese descompuesto casi por completo. 

30122E7000000578-0-image-a-7_1452595150362

Lo interesante es, desde un punto de vista científico, tratar de entender qué efecto puede tener la meditación en la preservación del cuerpo tras la muerte. Y si consideramos que Fuzhou meditó durante 84 años, entonces, en caso de que la meditación favorezca la conservación, este cuerpo estaría extensiblemente defendiéndose de la descomposición. 

Ahora el cadaver de este monje será momificado mediante un baño de oro.