*

X

Todo el universo en esta espectacular imagen logarítmica

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/04/2016

Vislumbra la totalidad del cosmos en un precioso círculo que captura todo el universo conocido

entire-observable-universe-cropped_1024

En los últimos años hemos vistos varios intentos de captar la totalidad del universo observable en una imagen, pero esta es probablemente la más bella hasta la fecha y es que, además de la precisión matemática, tiene una sensibilidad musical.

La imagen logarítmica muestra a escala el universo conocido partiendo del sistema solar y hacia el cinturón de Kuiper, la nube de Oort, Alfa Centauri, el brazo de Perseo, la Vía Láctea, Andrómeda, galaxias vecinas, la red cósmica, la radiación de microondas de fondo y el plasma invisible producido por el Big Bang.

Los datos en los que se basa la composición son recopilados por el telescopio Sloan Digital Sky Survey y ensamblados por un equipo de la Universidad de Princeton. Pero es el músico Pablo Carlos Budassi el que tuvo la idea de crear algo más atractivo, visualizando el cosmos en un círculo. La idea le vino cuando estaba haciendo unos hexaflexágonos para el cumpleaños de su hijo (polígonos de papel que tienen gran cantidad de caras). El círculo del universo, con nuestro sistema solar en el centro, semeja un ojo en cuya circunferencia está el cosmos. Es una metáfora, y tal vez sea la secreta realidad de las cosas.

Puedes ver esta imagen en tamaño completo y perseguir los límites del universo en este link.

Maestra detecta un importante problema al utilizar iPads para educar a los niños

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/04/2016

Esta es la razón por la que deberías pensar dos veces antes de utilizar un iPad para educar o entretener a un niño

3592732.bin_

Desde hace ya varios años, gobiernos y organizaciones internacionales han lanzado campañas educativas apuntaladas en la distribución de tecnología. Desde la famosa "one laptop per child" del MIT y la ONU hasta más recientes campañas en todo el mundo que entregan iPads en las escuelas a niños pequeños. La idea motriz, casi siempre aceptada sin cuestionarse, es que estas herramientas son muy poderosas para llevar al mundo a ñiños marginados y darles grandes oportunidades. Poco se discuten algunos efectos secundarios.

La maestra de escuela de Virginia (Estados Unidos), Launa Hall, ha escrito un artículo en el Washington Post relatando lo que ocurrió cuando fue obligada a darles a iPads a sus estudiantes, luego de que su escuela recibiera un financiamiento que significó un iPad o computadora por niño, bajo el entendido de que estos aparatos aumentarían la experiencia de aprendizaje de los niños.

Hall cuenta que los iPads tuvieron algunas cosas positivas. Sus estudiantes los utilizaron para grabar minicomerciales, se grabaron explicando problemas de matemáticas, hicieron videos y canciones y ella grabó una minitarea para que ellos la vieran en casa. Pero esto fue contrarrestado por algo quizás más importante que este pequeño boom de creatividad mediática.

Según la maestra de tercer grado de primaria, pocos días después de que cada uno empezara a usar su iPad notó una preocupante tendencia: los niños dejaban de hablar entre ellos. Por una parte esto podría parecer bueno, discutían menos y se peleaban menos (y útil para quien no tiene tiempo de escuchar y lidiar con los problemas), pero habían dejado también de compartir e involucrarse. Un día la maestra sacó un juego de LEGO, que antes había sido celebrado, y ningún de los niños quiso jugar. Todos los que han mostrado un iPad a un niño saben que su touch screen y los juegos que suelen traer son el juguete perfecto (o el caramelo perfecto, si los niños son muy pequeños), hecho a la medida para cautivar su atención. Hall explica:

Los niños necesitan aprender habilidades de comunicación --cómo llevarse con los demás y mantener su propia posición. Necesitan hablar y escuchar en la escuela, con sus compañeros y con adultos con los que puedan modelar habilidades conversacionales. Los iPads sutilmente mermaron esta importante tarea. Mis pequeños ruidosos y entusiastas habían dejado de hablar y adoptado la posición del cuello encorvado, conectados, pulsando y tecleando. 

Según informa el sitio Quartz, esto parece ser un problema ya entre preadolescentes que están teniendo problemas para conversar, de acuerdo con la investigadora Sherry Turkle, autora de Reclaiming Conversation: The Power of Talk in a Digital Age.

Por otro lado un reciente estudio realizado por la Organization for Economic Cooperation and Development notó que los países que han invertido mucho en tecnología de la información para la educación no han visto mejorías en el desempeño en lectura, ciencia ni matemáticas.

Algunos analistas sugieren que el problema de llenar a los niños de apps en las que realizan ciertas tareas, ejercicios o experiencias virtualmente es que esto está sustituyendo que las hagan en el mundo real. Construyen una casa o resuelven un problema de matemáticas en la pantalla pero nunca lo han hecho en el mundo real; entonces las sustituciones no pueden apreciarse como metáforas, ya que no tienen el referente. Esto hace que en vez de que los ensayos virtuales enriquezcan la experiencia real --como puede ocurrir en personas que tienen ya la experiencia de lo real-- en algunos casos las aneguen y las vayan haciendo cada vez más difíciles.

Hall menciona que los iPads ciertamente tienen importantes aplicaciones, el problema es que son demasiado poderosas y llegan a "abrumar el ambiente". Evidentemente, es necesario educarnos a nosotros mismos sobre los efectos que tiene la tecnología antes de buscar educar a los niños con ella.

Sabiendo esto, uno entiende por qué Steve Jobs no permitía que sus hijos pequeños usarán un iPad.