*

X

Sobre la relación entre el mal humor y la inteligencia

Por: pijamasurf - 01/27/2016

Las personas malhumoradas son más propensas a desarrollar habilidades asociadas con la inteligencia

Brain

Generalmente el mal humor (que aunque todos lo experimentamos a lo largo de la vida también es sello distintivo de algunas personas) se asocia a cosas malas: una nociva actitud ante la vida, neurosis o intolerancia, entre otras. Sin embargo, pocas veces se ha profundizado en este estado desde una perspectiva científica.

Un estudio realizado por la Universidad de Nueva Gales del Sur advierte que el mal humor ofrece ciertas bondades a nuestra mente. Por ejemplo, las personas mal humoradas tienden a tomar mejores decisiones y son menos crédulas –su escepticismo se traduce en un afán de comprobar las cosas.

Screen Shot 2016-01-27 at 12.29.56 AMEncabezada por el psicólogo y especialista en conducta Joe Forgas, la investigación también concluyó que el mal humor favorece la claridad mental, un aspecto que en buena medida actúa como combustible de otras funciones cognitivas y que, por lo tanto, podría asociarse con la inteligencia. Al parecer estas consecuencias positivas del mal humor tienen que ver con la forma en la que el cerebro "promueve estrategias de procesamiento de información" durante dicho estado.

El estudio consistió en inducir estados de mal o buen humor en los voluntarios, esto a través de incitarles a recordar memorias molestas o placenteras  y exponiéndolos a determinados films que podrían quitar la sonrisa a cualquiera o, por el contrario, alegrar aun al más huraño. Posteriormente se les aplicaron ciertas pruebas, y la diferencia de aciertos entre aquellos que estaban de mal humor y los "siempre alegres" fue notoria (los malhumorados obtuvieron mucho más aciertos y demostraron capacidades comunicativas muy superiores). 

Al respecto Forgas señala, en declaraciones recogidas por la BBC:

Mientras que un ánimo positivo parece que promueve la creatividad, la flexibilidad, cooperación y aprovechamiento de atajos mentales, los estados de ánimo negativos detonan un pensamiento más atento y cuidadoso, además de fortalecer la atención que prestamos al mundo exterior. 

Otra premisa interesante que detectó el investigador australiano tiene que ver con la tristeza. De acuerdo con el estudio, las personas que están tristes tienden a expresarse mejor vía escrita, construyendo mejores argumentos y expresando su situación con más claridad. En palabras de Forgas, "un ánimo ligeramente negativo puede promover un estilo comunicativo más concreto, mejor acomodado y en suma más exitoso". 

Te podría interesar:

Correos electrónicos convertidos en hermosas cartas escritas a mano

Por: pijamasurf - 01/27/2016

Hackeando la estética autómata de la inmediatez: proyecto en línea transcribe la comunicación electrónica en cartas escritas a la vieja usanza

Screen Shot 2016-01-30 at 9.49.59 AM

Hace poco reflexionábamos sobre la posibilidad de que la escritura a mano desaparezca, con las implicaciones culturales y estéticas que ello significaría. En su proyecto Snail Mail My Email, el artista estadounidense Ivan Cash convirtió correos electrónicos mandados entre extraños en tradicionales cartas escritas a mano. Tras apenas 4 días de haberlo sacado al aire, Cash ofreció transcribir al papel y mandar a cualquier lugar del mundo todos los e mails que recibiera en el transcurso de 1 mes. El resultado fue de proporciones virales, con alrededor de 11 mil e mails, lo que lo forzó a reclutar alrededor de 200 escribanos voluntarios para lograrlo.

Como la mayoría de los proyectos en Internet, el proyecto de Cash duró muy poco; pero ahora vive en una antología que contiene las más bellas e interesantes cartas que se mandaron durante ese tiempo.

Cartas dobladas en forma de aviones o de pájaros, post-its con poemas, pedazos de hojas de colores con caligrafía antigua o besos pintados con lápiz labial son algunos ejemplos de esta colección. La única regla fue que las cartas no contuvieran más de 100 caracteres cada una, para poder crear con ellas cualquier cosa que a los voluntarios les viniera a la imaginación.

En una entrevista, Cash apuntó que esperaba que el proyecto “sirviera en general como una campaña para escribir cartas, e inspirar a los participantes a acuñar este casi extinto arte en una era en la que hablar es barato y mandar mensajes de texto es aún más barato”. Cash concibe el proyecto como una admirable manera de forjar “dinámica y colaboración forzada entre extraños”.

El encanto del proyecto, más allá de que regrese (aunque sea por un corto período de tiempo) el formato manual de la carta al mundo, es que la intimidad inherente a las cartas está en las manos de completos extraños. Es decir, una declaración de amor o incluso una propuesta de matrimonio pueden ser transcritas a la pluma por algún bienintencionado extraño. Quizá los intermediarios resten intimidad al mensaje, pero la forma sin duda tiene un valor encantador. 

Screen Shot 2016-01-30 at 9.54.37 AM