*

X
Científicos clasifican minuciosamente la compleja variedad de formas que toman los copos de nieve

198rwmyke0jb3jpg

Los copos de nieve son la imagen emblemática de la belleza simétrica inherente a la naturaleza. En ocasiones se dice que "no existen dos copos de nieve iguales" para significar la cualidad de unicidad e irrepetibilidad de las cosas; sin embargo, esta apreciación quizás no es del todo exacta.

En lo que seguramente debe de ser arduo trabajo --una especie de relojería científica-- investigadores han clasificado las distintas formas que toma un copo de nieve, llegando a determinar que existen fundamentalmente 35 categorías (son 39 en total para los distintos tipos de precipitación sólida) y 121 subtipos, todo un reino de la cristalografía.

Esta minuciosa tarea de catalogar las formas que toma la precipitación sólida fue realizada por un equipo de científicos japoneses y graficada por el sitio Compound Interest.

Según explican en Vox, la razón por la que creemos que la forma de los copos de nieve es única en sí misma obedece a una cuestión de percepción que se debe a que algunos de los copos de nieve sólo ocurren en humedades y temperaturas muy específicas, en ciertos lugares. Esto hace que creamos, al enfocarnos en un copo de nieve, que presenciamos una figura irrepetible, cuando en realidad sólo es rara.

De cualquier manera, se podría objetar que pese a que comparten tipos y categorías cada copo de nieve es único (como todas las cosas del universo) y paradójicamente es el mismo también. Dicho eso, ¿no crees que pasar horas observando a detalle las diferentes formas de los cristales de nieve es una excelente labor, un trabajo ideal para las personas que aprecian la belleza de la naturaleza y sobre todo la riqueza de los detalles? 

The-Shapes-of-SnowflakesHaz clic en la imagen para verla más grande

Extraño comportamiento en chimpancés sugiere que han desarrollado la creencia en un dios (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/25/2016

Un grupo de científicos observó a varios chimpancés en Guinea que podrían hacer rituales y otros actos decididamente religiosos

La creencia en un ser superior que da sentido a la existencia ha sido hasta ahora una circunstancia que se cree exclusivamente humana porque en términos científicos requiere de la capacidad de pensamiento complejo que, al menos en este planeta, sólo ha desarrollado el Homo sapiens.

Sin embargo, esto podría estar al menos en duda, debido a un estudio científico cuyos resultados recién se publicaron y los cuales, grosso modo, sugieren que un grupo de chimpancés en África ha desarrollado un sistema ritual o religioso en el que parece existir la figura de un “dios” al cual se le rinde culto.

El descubrimiento y posterior investigación se realizó por un equipo encabezado por Laura Kehoe, estudiante de doctorado en la Universidad Humboldt de Berlín, quien junto con sus colegas escondió cámaras en zonas naturales de Guinea para estudiar el comportamiento de dichos primates.

Entre las observaciones realizadas, la que más llamó la atención de los científicos fue la de un acto repetido en el cual los chimpancés arrojaban piedras a un árbol, las apilaban en las inmediaciones de su tronco e incluso se preocupaban por llenar huecos en su tronco con las rocas. Este es el registro en video de lo sucedido:

Lo notable es que, a diferencia de lo que sucede con casi todas las conductas animales, que en general tienen un propósito funcional claro y elemental, es decir, sirven para algo en el marco de su supervivencia como individuos y especie, en este caso no parece existir dicha cualidad. A menos que se piense en esas acciones desde una perspectiva ritual, lo cual tiene coherencia si además se toma en cuenta que estas fueron acciones que el mismo grupo de chimpancés repitió en distintos momentos.

¿Será entonces que la religión también es un comportamiento estrictamente evolutivo, y los chimpancés no están más que siguiendo la misma ruta que siguieron nuestros antepasados homínidos?