*

X

La misteriosa cultura de los hombres que se visten como muñecas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/18/2016

Hombres adultos, a menudo padres o esposos, que dedican su tiempo libre a vestirse y adornarse con costosa indumentaria prostética fabricada de manera casi artesanal

Hombres adultos, a menudo padres o esposos, que dedican su tiempo libre a vestirse y adornarse con costosa indumentaria prostética fabricada de manera casi artesanal: el mundo de los hombres que se visten como muñecas es una subcultura que fascina y repele por igual, y que por su misma naturaleza polémica ha sido relegada a un hermético círculo de adeptos y practicantes que poco a poco se amplía.

El documental My Strange Addiction: Men in Doll Suits (Mi extraña adicción: los hombres que se visten como muñecas), dirigido por Nick Sweeney, explora las vidas de personas como Robert (alias), un hombre de 71 años, vendedor de bienes raíces, que durante algunas horas cada semana deja paso a "Sherry", una voluptuosa rubia que va de compras y se toma selfies para nutrir su agitada red social. Y es que si las redes sociales han logrado conectar individuos y aficiones muy diversas, también permiten crear narrativas enteras para aspectos de la personalidad de una persona.

Robert tiene muy claro que Sherry sólo existe en el espejo cuando se viste como ella, pues "cuando estoy en modo masculino, en público, simplemente me mezclo". Pero cuando aparece Sherry, "te conviertes en una de las personas hermosas; atraes muchísima atención, y atención es algo que me ha faltado al envejecer hasta mi edad". No se consideran transgresores ni tienen un programa político muy claro; la salida del clóset, como cultura o subcultura, sigue construyéndose a través de la interacción real y del desarrollo de comunidades y redes sociales más discretas y exclusivas, hechas a la medida, como Doll's Pride.

La comunidad --que se denomina a sí misma "maskers"-- se reúne en un encuentro anual llamado Rubber Doll World Rendezvous, donde se tratan asuntos como la manera adecuada de comunicar a parejas o amigos sobre la pulsión de vestirse como muñecas de silicón, hasta talleres de mantenimiento y reparación de vestuario. Existen compañías como FemSkin que fabrican los trajes (un par de implantes nuevos pueden costar casi 2 mil dólares), lo que habla también de una bullente industria, donde la identidad, el género y los juegos de rol se dan la mano.

Te podría interesar:

La cocaína hace que las células de tu cerebro se autocanibalicen

Por: pijamasurf - 01/18/2016

Los efectos de la cocaína en el cerebro y, en general, en un organismo, se revelan cada vez más siniestros

Brain

Música, "amigos", charlas más o menos interesantes, risas, todos ingredientes que condimentan la noche de miles de personas que deciden también aderezar el momento con unas líneas de coca. El problema es que uno de estos elementos, en altas dosis, empujará a las células de tu cerebro a la autodestrucción. 

Un estudio reciente realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins concluyó que las células del cerebro tienden a la autofagia cuando están expuestas a altas dosis de cocaína, proceso mediante el cual se producen la muerte autocanibalizándose. Además, en los experimentos que se llevaron a cabo en roedores, los investigadores encontraron que las crías de aquellos ejemplares que consumieron cocaína durante el embarazo también presentaban casos de autofagia. 

cocapetEl doctor Prasun Guha, quien encabezó el estudio publicado en el diario Proceedings of the National Academy of Sciences, advierte que si bien la autofagia puede traducirse en un recurso de limpieza del cerebro, en este caso termina por destruir elementos fundamentales para su funcionamiento:

Una célula es como un ama de llaves que constantemente está limpiando basura de una casa. La autofagia es el ama de llaves que saca la basura, lo cual generalmente es algo bueno. Pero la cocaína provoca que el ama de llaves deseche cosas realmente importantes, por ejemplo la mitocondria, que produce energía para las células.