*

X

La cocaína hace que las células de tu cerebro se autocanibalicen

Por: pijamasurf - 01/21/2016

Los efectos de la cocaína en el cerebro y, en general, en un organismo, se revelan cada vez más siniestros

Brain

Música, "amigos", charlas más o menos interesantes, risas, todos ingredientes que condimentan la noche de miles de personas que deciden también aderezar el momento con unas líneas de coca. El problema es que uno de estos elementos, en altas dosis, empujará a las células de tu cerebro a la autodestrucción. 

Un estudio reciente realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins concluyó que las células del cerebro tienden a la autofagia cuando están expuestas a altas dosis de cocaína, proceso mediante el cual se producen la muerte autocanibalizándose. Además, en los experimentos que se llevaron a cabo en roedores, los investigadores encontraron que las crías de aquellos ejemplares que consumieron cocaína durante el embarazo también presentaban casos de autofagia. 

cocapetEl doctor Prasun Guha, quien encabezó el estudio publicado en el diario Proceedings of the National Academy of Sciences, advierte que si bien la autofagia puede traducirse en un recurso de limpieza del cerebro, en este caso termina por destruir elementos fundamentales para su funcionamiento:

Una célula es como un ama de llaves que constantemente está limpiando basura de una casa. La autofagia es el ama de llaves que saca la basura, lo cual generalmente es algo bueno. Pero la cocaína provoca que el ama de llaves deseche cosas realmente importantes, por ejemplo la mitocondria, que produce energía para las células. 

Te podría interesar:

Tejiendo la voz de criaturas prehistóricas para darles vida nuevamente

Por: pijamasurf - 01/21/2016

¿Por medio del sonido se puede revivir a una criatura? ¿Qué tanto de la esencia o la presencia de un ser carga sobre su lomo el sonido que éste producía?

 
imperator01

La diseñadora francesa Marguerite Humeau (1986) dedicó incontables horas a investigar el pasado sonoro que reinó en este planeta a través de las criaturas que lo habitaban hace millones de años. Ello con la intención de proponer al público la experiencia de escuchar la voz de dichos seres, que otrora caminaron sobre la Tierra.

Con apoyo de paleontólogos, exploradores, ingenieros y expertos de la vida salvaje, se recreó la versión más cercana de lo que pudo haber sido el tejido blando de pulmones y cuerdas vocales de tres criaturas prehistóricas; después se incorporó audio a las piezas minimalistas que cierran el ciclo del proceso artístico dentro de la galería.

dezeen_Proposal-for-Resuscitating-Prehistoric-Creatures-by-Marguerite-Humeau_6El diseño de audio y la programación del performance corrieron a cargo del ingeniero, investigador y músico Julien Bloit (1979 Francia); haciendo gala de sus sorprendentes habilidades desarrolló Brain, el sistema con el que se pudo orquestar la sinfonía que ejecutaron los tres seres reanimados. Muchos paleontólogos y evolucionistas se conmoverían con el performance, ya que se le dio voz a Lucy (Australopithecus), un homínido que vivió hace unos 385 millones de años, cuyos restos se descubrieron en la década de los 70.  

Pero más allá de lo impactante que puede resultar enfrentarnos a los sonidos prehistóricos y del valor científico que este acercamiento artístico conlleva, también podemos extraer una excitante premisa a partir de este trabajo de Humeau. Nos referimos a una reflexión en torno a determinar la carga de esencia que transmite el sonido. ¿Se puede "revivir" algo a través de reconstruir el sonido que emitía? Tal vez sí.