*

X

Esta es la característica principal de un narcisista, según experto

Salud

Por: pijamasurf - 01/25/2016

¿Eres parte del 5% de la población que califica como un narcisista extremo?

American-psycho-patrick-bateman

Es posible que estemos viviendo en la era del yo, como creía el documentalista Adam Curtis y, así, en la búsqueda del beneficio personal cada vez existen más personas enamoradas de su propia imagen y alienadas del mundo.

Según el doctor Joseph Burgo, autor del libro The Narcisist You Know, no por ser muy activos en las redes sociales o tomarnos una selfie somos narcisistas consumados; sin embargo, sí se ha detectado un incremento en esta condición. 

Burgo considera, quizás un tanto obviamente, que la característica fundamental de un narcisista es no tener interés por los demás o simplemente no ser capaz de sentir por ellos. Algo así como una falta de empatía arropada en la propia glorificación, en el ensimismamiento solipsista. Peligrosamente, aquí hay una tenue línea que separa al narcisista del psicópata. 

Otras características son sentirse infravalorado, pensar que los demás no son tan inteligentes como tú y sentir una justificación para agredir a las demás personas.

Burgo cree que actualmente 5% de la población demuestra lo que llama "narcisismo extremo": personas que, por ejemplo, te cuentan sobre su vida durante 1 hora sin nunca preguntarte por la tuya.

El problema que enfrentan estas personas es que "estar interesados en la vida de los demás es la base de las relaciones humanas", dice Burgo.

Te podría interesar:

Este es el máximo grado de evolución humana y se debe a las montañas

Salud

Por: pijamasurf - 01/25/2016

La vida en las alturas aceleró la evolución de los tibetanos, quienes hoy ostentan el máximo grado evolutivo de nuestra especie.

Subir una montaña es franco símbolo de un logro o de una hazaña, es el arquetipo del reto, de vencer nuestros virtuales límites y extender las fronteras de nuestro cuerpo y nuestra mente. La correspondencia entre lo que ocurre afuera y lo que ocurre dentro de nosotros se realza y materializa en una vívida experiencia.

Pero ¿qué función ocupan las montañas en la evolución de nuestra especie? Ya hace milenios grupos humanos se establecieron en las alturas, condiciones que con el tiempo fueron repercutiendo en el código biológico de los individuos y eventualmente aceleraron su trayectoria evolutiva. Claro ejemplo del diálogo que nuestra naturaleza mantiene con lo de afuera (lo cual sugiere que interior y exterior son uno). 

Y aquí nos referimos a los tibetanos, quienes hacer tres mil años se mudaron a las montañas del Himalayas y se enfrentaron a arduas exigencias que forzaron su maquinaria fisiológica hasta el punto de reescribir al menos 30 de sus genes. Solo así el organismo podría responder a los retos que vivir a estas alturas exigía. Por ejemplo, entre los tibetanos se han detectado rasgos bio-endémicos, como arterias más amplias que permiten procesar mejor el oxígeno en la sangre.

Así se consuma una de las mñás fascinantes correspondencias entre paisaje y organismo, algo así como “el símbolo encarnado en el pico y en la luz cercana nos llama a subir”.