*

X

David Bowie siguió a Dios antes de morir

Por: pijamasurf - 01/12/2016

Antes de morir, la cuenta de Bowie siguió a God

Screen shot 2016-01-12 at 10.17.07 AM

De manera extrañamente ominosa, la cuenta oficial de Twitter de David Bowie siguió a Dios antes de morir. De las 172 cuentas que esta cuenta ha seguido la última dentro de la vida de Bowie fue la de God, @TheTweetOfGod. Quizás se trató de una puntada o de un homenaje del publicista de Bowie; de cualquier forma es un buen detalle --Dios está en los detalles, dice la frase. En este caso Dios respondió a Bowie siguiéndolo también, algo que puede interpretarse positivamente en el viaje escatológico del artista.

Al morir, Bowie ciertamente ha pasado a la inmortalidad que se concede en este mundo, que es la fama y el recuerdo, probando ser una figura de influencia gigantesca. En muchas ocasiones el músico tomó la personalidad de un ser extraterrestre, un ser venido de las estrellas, con toda su radical otredad. Ahora, algunos han dicho, Bowie, la gran estrella, ha regresado a su mundo en el seno de los astros.

Queda la broma de un escritor estadounidense poco creyente en esta afirmación que señaló que al morir nos convertimos en nuestros perfiles de Internet; lo único que sobrevive es la muerte, algo que en el caso de Bowie debe ser amplificado a todo un bosque digital de perfiles y archivos en los cuales perdura.

Te podría interesar:

Ingeniosa campaña convierte personajes de libros en perfiles de Tinder para enamorar a posibles lectores

Por: pijamasurf - 01/12/2016

¿Cómo reaccionarías si un personaje literario quisiera enamorarte? ¿No pasará que quizá descubras de pronto que eso, en esencia, hace la literatura?

 

En algunos países el acercamiento a la literatura y los libros en general es una empresa ardua, una actividad que realiza sólo un sector de la población, a pesar de que, como sabemos, la lectura genera muchos beneficios intelectuales, neuronales y emocionales. Entre esos países un caso (lamentablemente) destacado es México, en donde el promedio de lectura oscila entre uno y tres libros al año, lo cual contrasta sensiblemente con el mismo promedio en Noruega, que se acerca a los 20 libros al año, o incluso en España, que ronda los ocho libros anuales.

Para incidir sobre estas cifras, la agencia Only If realizó una ingeniosa campaña para el Fondo de Cultura Económica, la editorial del Estado mexicano, que consistió en convertir personajes de literatura en perfiles de Tinder para así enamorar o al menos enganchar a personas reales con esas invenciones nacidas en libros.

De alguna manera, el lema de la campaña ya nos dice mucho: “Para los amantes de la lectura que aún no saben que lo son”. Y, en efecto, el resultado es profundamente emotivo, a pesar de la decepción que, en la lógica de Tinder, podría significar saber que la persona con quien hablamos o con quien fijamos un encuentro no es real.

Pero, después de todo, no menos cierto es que los libros son también una forma de compañía, lo cual queda de relieve en esta campaña como una cualidad que es capaz de atraer a una persona y hacerla cautiva de una historia o un personaje que no por ficticios nos conmueven en menor grado que la realidad.

 

También puedes ver el video directamente en Vimeo, en este enlace