*

X

Biblioteca Pijama Surf: Libros de Haruki Murakami digitalizados y listos para descargar (PDFs)

Por: pijamasurf - 01/26/2016

Un autor que no podía faltar en nuestra Biblioteca Pijama Surf: Haruki Murakami, cuyas obras nos invitan a cuestionar los límites de la realidad

Ahora, el nombre de Haruki Murakami es bien conocido. Cabría decir incluso, sin faltar a la verdad, que es internacionalmente conocido. Sus obras se han traducido incluso a los idiomas menos esperados a pesar de que se trata de un autor que escribe en japonés, un idioma del que, a diferencia de otros hegemónicos (en especial los europeos), podría pensarse que presenta mayores dificultades para entrar al mercado global de la edición y la literatura.

Sin embargo, no ocurre así con Murakami. Hubo un momento en el que importantes editoriales del mundo occidental voltearon a ver la obra de un joven japonés y, a partir de entonces, lo catapultaron al polémico escenario de los bestseller. Es sabido y público que el momento de quiebre fue Tokio Blues, quinta novela en la bibliografía del escritor (originalmente de 1987, posterior a El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, de 1985, y anterior a Baila, baila, baila, de 1988), que fue escrita expresamente para venderse por millones. Según cuenta Murakami (en una historia que puede ser cierta o no), hubo un momento de su trayectoria como escritor en que se planteó la pregunta de si quería permanecer como un oscuro autor japonés, conocido y quizá incluso elogiado por una minoría (su tercera novela, La caza del carnero salvaje, ganó el Noma Bungei Shōun, uno de los premios literarios más prestigiosos de Japón) o si, por el contrario, quería algo más. Por los resultados, sabemos que optó por esta otra vía. A diferencia de otras que le precedieron o le sucedieron, Tokio Blues es una narración soft de Murakami, light en el sentido de que carece de elementos conflictivos y no del todo asequibles para cualquier lector como la depresión, el suicidio, la confusión emocional, historias que no se cierran, el cuestionamiento a los límites entre realidad y los muchos mundos de la ficción y la fantasía, etcétera.

La decisión, con todo, fue afortunada para muchos. Más allá de las críticas que podría recibir en términos literarios, sociológicos y quizá incluso políticos (por la forma en que el ejercicio de la forma dominante del poder se realiza en literatura), es imposible negar que Murakami tiene obra y, todavía más, que al menos por un par de novelas, tiene ya esos “dos ochavos de lengua toscana” que nos hacen prestarle atención a su obra.

A continuación compartimos enlaces a los archivos de libros que se encuentran disponibles en Internet. En esta ocasión, gracias a la popularidad de Murakami, el material para esta entrada de nuestra Biblioteca Pijama Surf fue sumamente fácil de recabar, lo cual agradecemos a las personas que desinteresada y anónimamente hacen circular estas digitalizaciones en la red. Para corresponder a este gesto, te invitamos a ti que descargarás alguno de los archivos (o todos) a subirlo también a alguna plataforma y permitir así que la información que contribuye a la formación de todos siga siendo accesible.

 0817318d27a15a5bb99c772410af2d49

Novelas (en orden cronológico de publicación)

La caza del carnero salvaje

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

Tokio Blues, Norwegian Wood 

Baila, baila, baila

Al sur de la frontera, al oeste del sol

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Sputnik, mi amor

Kafka en la orilla

After Dark

1Q84 (Libros 1 y 2)

 

Cuentos

Sauce ciego, mujer dormida

 

En inglés

Pinball, 1973 (novela)

The Elephant Vanishes (cuentos)

What I Talk About When I Talk About Running (ensayo autobiográfico)

 

En este enlace otras entradas de Biblioteca Pijama Surf

Sat Nam Rasayan, una técnica de sanación a partir del silencio primigenio

Por: pijamasurf - 01/26/2016

Tras entrar en un estado profundo de meditación, el sanador disuelve los bloqueos energéticos que generan enfermedad o conflicto

Una mezcla entre conciencia del bienestar y experimentar las consecuencias de haber acarreado en años recientes pésimos hábitos ha volcado a la sociedad, o a buena parte de ella, a buscar técnicas y conductos para vivir mejor. Y en este contexto, diversas tradiciones de sanación han emergido como herramientas especialmente útiles.

De entre el menú que hoy por fortuna tenemos a nuestra disposición –en cuanto a vehículos de sanación– el Sat Nam Rasayan es, sin duda, una de las opciones destacadas. Se trata de una técnica de curación que florece en el silencio, ya que de dicho estado se extrae lo necesario para liberar bloqueos energéticos dentro de una persona en torno a un espacio u objeto o alrededor de un evento.   

El Sat Nam Rasayan es una técnica que el maestro yogi Bhajan, quien trajo el yoga kundalini a Occidente a finales de la década de los 60, enseñó a su alumno Guru Dev Singh. Tras una intensa e impecable sadhana (disciplina espiritual) sostenida durante años el depositario logró la maestría de dicha técnica, y hoy es considerado como el maestro viviente del Sat Nam Rasayan.

1-2-24zero-220x300La práctica regular del yoga kundalini ayuda a desarrollar la mente neutral, la cual es un elemento indispensable para manejar el Sat Nam Rasayan. Es a través de una practica constante de kriyas y meditaciones de esta tradición que logras desarrollar la mente meditativa o mente neutral. Dicho estado tiene la capacidad de percibir un objeto, situación, paciente o evento desde una forma primaria. En otras palabras, la idea de la mente neutral es percibir la realidad tal cual es, sin que la mente positiva o la mente negativa influencien la percepción.

Guru Dev y el yogui Bhajan llaman a este proceso “la mente meditativa proyectiva”. Esto quiere decir que es proyectando la mente, tras alcanzar un estado de meditación profunda, que uno logra armonizar y sanar. La mente meditativa es neutral, una especie de hoja en blanco: al ser expuesta al paciente se genera un impacto que queda impreso. Una vez percibida la resistencia ésta se contempla sin intención alguna, lo cual finalmente permite diluirla. En pocas palabras, al contemplar y permitir la resistencia ésta desaparece, y así se restablece el flujo continuo –como continuo es el flujo del universo mismo.

Sat Nam Rasayan significa descanso, reposo o relajación profunda en el nombre de Dios, que básicamente es lo que uno hace al practicar la técnica. Uno descansa o reposa la mente en una contemplación sin juicio ni opinión en el paciente u objeto, permitiendo que cualquier sensación agradable o desagradable te atraviese sin reaccionar.

El sanador es el que siente en su cuerpo o conciencia las sensaciones o resistencias que aquejan al paciente y gracias a su intensivo entrenamiento previo en las técnicas del yoga kundalini es apto para tolerarlas y no reaccionar ante ellas, permitiéndolas y dejándolas ser para así lograr una sanación exitosa.  

 

* Si te interesa conocer más sobre esta técnica, puedes consultar al sanador activo Hari Sadhana (harisadhanna@gmail.com)