*

X

Artista ruso hace una genial y sarcástica crítica a la enajenación tecnológica moderna (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2016

Las ilustraciones de Anton Gudim muestran bajo una perspectiva ácida nuestra obsesión con la tecnología y los memes

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-46__605

Anton Gudim se une a una incipiente generación de ilustradores que utilizan sus dibujos para resaltar una condición que podríamos llamar de esclavismo disfrazado de libertad, sumidos en la dependencia tecnológica y en la alienación. Pero para ser justos, en realidad Gudim no sólo critica esto con gran sarcasmo, también cuestiona nuestra crítica, nuestra intensa preocupación por este fenómeno, posando en todos lados su mirada ácida.

La era de la selfie y de la adicción a Internet y la destrucción del planeta es asimismo la era de la sobretensión y la paranoia por todo tipo de peligros y enemigos.

Muchas de las imágenes de Gudim (quien vive en Moscú) requieren verlas dos o tres veces para captar el punch line; también es necesario tener un poco de cultura de Internet y conocer algunos de los memes más populares.

 

Puedes ver una colección más amplia de sus ilustraciones aquí

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-18__605

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-13__605

 

funny-sarcastic-illustrations-comics-anton-gudim-russia-27__605

Artistas exponen el Museo Soumaya como un excusado en nueva exhibición

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2016

El museo de Carlos Slim, ¿un símbolo del arte como excremento?
[caption id="attachment_105905" align="aligncenter" width="708"]Screen shot 2016-02-04 at 7.24.17 PM IMAGEN: http://m.excelsior.com.mx/expresiones/2016/02/03/1072748#[/caption]

Uno de los momentos capitales del arte moderno ocurrió en 1917 cuando Marcel Duchamp expuso un mingitorio en un museo en Nueva York. Después de eso todos sabemos lo que ha pasado con los museos y el "arte conceptual".

La idea de Duchamp ahora deviene arte subversivo en una provocativa obra de los artistas Santiago Sierra y Yoshua Okón, la cual está en exhibición en la Galería Parque de la feria de arte contemporáneo Zona Maco. La obra es una versión miniatura, en forma de retrete, del edificio diseñado por Fernando Romero para el Museo Soumaya del magnate Carlos Slim, un símbolo del arte gentrificado en México. Excelsior publicó comentarios de los autores al respecto; Okón explica que: 

La pieza busca hacer una apropiación del Museo Soumaya como símbolo del poder empresarial. Hay toda una tradición en la historia del arte de obras que apropian elementos existentes para recontextualizarlos y resignificarlos...

La increíble desproporción en la distribución de la riqueza, que avanza a pasos agigantados, es sencillamente in-sustentable, es la raíz de muchos de los problemas que enfrentamos hoy en día, incluyendo la violencia, el crimen organizado y las migraciones masivas.

[...] Ese museo es una broma, ese señor, pudiendo utilizar todo ese dinero para hacer proyectos sociales y culturales importantes, hace esa cosa que nada más termina alimentando su propio poder. No hay una verdadera vocación cultural ni de filantropía artística.

Sierra dice:

Estamos ante un hermoso objeto de coleccionista. Una vez adaptada la arquitectura del museo a su nueva función descubres que, como excusado, el Soumaya es un excelente diseño que muchos querrán tener en su hogar. Un objeto con un innegable valor simbólico añadido.

En buena medida esta corriente del arte como vanidad o filantropía al servicio del mercado ha hecho del arte contemporáneo una nueva forma de mierda (mierda cara, mierda conceptual). En este sentido al menos esta pieza parece tener una cierta fuerza, al acercarse a una verdad (la mierda). Y otra verdad: el museo, ahora que uno tiene esta pieza como referencia, sí tiene un semejanza con un excusado, así que la comparación no sólo es adecuada en fondo sino también en forma (como dicta el canon de toda obra de arte).