*

X

¿Vives para experimentar o para fotografiar y mostrar tus experiencias? (lecciones de Italo Calvino)

Arte

Por: pijamasurf - 12/02/2015

Italo Calvino anticipa Instagram en un extraordinario texto de 1970: la estupidez de vivir para tomar "fotos increíbles"

 

b5003a34c5b5579817e5e8f6eff582c0

El sitio Brain Pickings rescata las ominosas palabras de Italo Calvino, quien parece anticiparse a la era de Instagram en su análisis del consumismo de la imagen. En un libro de relatos llamado Amores difíciles, el lúcido escritor italiano se adelanta a este simulacro de (ir)realidades que son aumentadas por el filtro de la imagen:

La línea entre la realidad que es fotografiada porque nos parece bella y la realidad que nos parece bella porque ha sido fotografiada es muy estrecha. En el minuto en el que dices algo como "Ah, ¡qué hermoso! Debemos fotografiarlo!" ya estás muy cerca de la visión de la persona que cree que todo lo que no es fotografiado se pierde, como si nunca existiera, y que, para realmente vivir, debes fotografiar lo más que puedas, y para fotografiar lo más que puedas, entonces, debes vivir de la forma más fotografiable posible, o de alguna forma considerar fotografiable cada momento de tu vida. Lo primero lleva a la estupidez; lo segundo lleva a la locura.

A esto podemos añadir la frase de Susan Sontag en su tratado de fotografía, donde señala: "Necesitar confirmar la realidad y la experiencia aumentada es un consumismo estético al cual todos somos adictos actualmente". Esto fue escrito en 1977; no hay duda de que los artistas alcanzan a ver con anticipación. 

¿Acaso no te parece estúpido vivir para producir momentos fotografiables increíbles y no experimentar realmente estos momentos? En muchos casos la imagen tiene más atracción y fuerza que la realidad, dando, de hecho, imperio al simulacro, como creía Baudrillard. Esto en la época de Instagram, donde se ha creado una hueste de "self-made stars", que se inventan como personas fabulosas, modelos hermosas que llevan una vida esterotípicamente perfecta --pero que es completamente falsa y sin espíritu.

Una cierta naturalidad espontánea que es rota cuando nos movemos por la realidad cazando una imagen para mostrarla en nuestro perfil de social media. Según Calvino, este modo de fotografiar "aleja el presente" y hace que "la alegría huya en las alas del tiempo". Nos coloca en un modo de realidad conmemorativa --celebramos momentos que nunca vivimos realmente, que sólo fotografiamos. 

Te podría interesar:
Tomando de las escrituras budistas, buscamos contestar a la elusiva pregunta de qué es el nirvana (y esto, según las mismas escrituras)

 

f0223055_1311365

Existe dentro del Canon Pali del budismo un famoso diálogo entre el sabio Nagasena y el rey Milinda; en su antología de la doctrina, Buddhist Scriptures, el gran traductor Edward Conze (uno de los primeros académicos en convertirse al budismo) se basa en este reputado diálogo para exponer algunos de los principios básicos del budismo. Hacemos aquí una traducción con comentarios. 

Conze incluye ahí una selección de prajna (sabiduría), "el intento de penetrar la realidad de las cosas como son en sí mismas"; según los budistas, esto nos remite al nirvana puesto que las cosas en el mundo del samsara (de la muerte y la impermanencia) no tienen realidad en sí mismas, dependen en su originación de otras cosas y así ad infinitum. Nagasena explica que el sabio se distingue porque puede ver "la impermanencia, el sufrimiento, y el no-ser".

Nagasena, el sabio que vivió alrededor del año 150 a.C., describe el nirvana (término que se traduce a veces como "extinción" o "liberación") como el cese del deseo que lleva al "cese del apego, del devenir, del nacimiento, del envejecimiento, de la muerte, de la pena, del lamento, del dolor, de la tristeza, de la desesperación --esto es, de toda la masa de sufrimiento".

El sabio explica al rey que sólo dos cosas no son producidas por karma, causa o naturaleza, y esas son "el espacio y el nirvana". Como un addendum, quizás sea útil citar lo que se dice en el Sutra Diamante ("el texto que corta toda ilusión") sobre la forma en la que el bodhisattva alcanza el nirvana: se debe "producir un pensamiento sin soporte, un pensamiento que no tiene soporte en ningún lugar, un pensamiento que no se soporta en la vista, oído, olfato, tacto, gusto ni en objetos mentales". Un pensamiento sin causa: que simplemente es, que no habita en ningún sitio, es independiente, y por lo tanto debe de ser idéntico al espacio mismo, que no puede separarse y del cual no se puede decir que está en algún lugar, que de hecho es vacío. 

A continuación traducimos las 24 cualidades del nirvana que Nagasena enlista para el rey Milinda en una serie de símiles:

El nirvana comparte una cualidad con el loto, dos con el agua, tres con la medicina, 10 con el espacio, tres con la joya de los deseos y cinco con el pico de una montaña.

Como el loto no se enturbia por el agua, el nirvana no se enturbia por las contaminaciones de la mente.

Como el agua calma de calor febril, el nirvana también enfría y calma la fiebre de las pasiones.

Como el agua acaba con la sed de los hombres y los animales que están exhaustos, resecos y sedientos por el calor, también el nirvana elimina el deseo del placer sensorial, el deseo de seguir siendo, y el deseo de dejar de ser.

Como la medicina protege de las tormentas del veneno,  el nirvana lo hace del veneno de las pasiones.

Como la medicina acaba con la enfermedad, el nirvana acaba con todo sufrimiento.

Como la medicina, el nirvana también brinda seguridad.

Y estas son las 10 cualidades que comparte con el espacio:

Ninguno de los dos nace, crece, envejece, muere, desaparece, o renace; los dos son inconquistables, no pueden ser robados, no dependen de un soporte, son caminos para pájaros y arhats en sus viajes, no tienen obstáculos y son infinitos.

Como la joya de los deseos, el nirvana concede todo lo que uno pudiera desear, trae alegría y emana luz.

Como el pico de una montaña no se puede sacudir, así el nirvana.

Como el pico de una montaña es inaccesible, así el nirvana es inaccesible a todas las pasiones.

Como no pueden florecer semillas en el pico de una montaña, así tampoco las semillas de las pasiones pueden florecer en el nirvana.

Y, finalmente, como una montaña es libre de todo deseo de disgustar o complacer, así el nirvana.

*             *            *

Evidentemente la gnosis del nirvana necesariamente significa ir más allá de la dualidad entre sujeto y objeto, de la lógica aristotélica, hacia lo paradójico e inefable... más allá del mismo concepto de nirvana. "Así es, Rey, incondicionado es el nirvana, uno no puede decir que es producido, que no es producido o que será producido; que es el pasado, el presente o el futuro; o que uno puede volverse consciente de ello a través del ojo, de las orejas, de la nariz, de la lengua o del cuerpo". Y, sin embargo, dice Nagasena, "Nirvana es algo que es. Es cognoscible con una mente que es pura, sublime, recta, sin impedimentos y desinteresada".

 

Twitter del autor: @alepholo

Las preguntas del rey Milinda (traducción en inglés)