*

X

Un satélite diluye la "verdad histórica" sobre los 43 estudiantes desaparecidos en México

Por: Ana Paula de la Torre - 12/07/2015

Las mentiras sobre la inadmisible desaparición de los estudiantes son cada vez más sacadas a la luz

El mundo entero se estremeció al conocer la magnitud de la violencia e impunidad en México cuando desaparecieron los 43 estudiantes la noche del 27 de septiembre de 2014. La actuación del gobierno además ha sido sospechosa, ya que desde un inicio apresuraron las conclusiones buscando cerrar el caso: la "verdad histórica" de los hechos, dijeron.

Con el tiempo esa supuesta verdad se ha ido derrumbando poco a poco. ¿Dónde están los 43? ¿Por qué necesariamente se habla de incineración y no se ha permitido revisar los centros de cremación de los militares? Más aún, ¿por qué no se ha dejado que los militares declaren? y, ¿por qué la periodista Anabel Hernández encontró que la Policía Federal y los militares también estuvieron presentes en la escena esa noche?

Ahora el grupo independiente de investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha encontrado, gracias a evidencia satelital, que ese día no hubo un incendio en el basurero de Cocula (como apunta la versión oficial). Aquel 27 de septiembre del año pasado, como han advertido muchos, llovió un promedio de 21.8mm desde la 1 a las 4am. 

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

¿La música puede volver a la realidad a los enfermos mentales?

Por: pijamasurf - 12/07/2015

Una anécdota del compositor Sun Ra permite suponer que ciertos tipos de música pueden despertar las habilidades mentales dormidas de algunos pacientes psiquiátricos

Antes de comenzar es necesaria una precisión: la etiqueta "enfermedad mental" asociada a padecimientos psíquicos como la esquizofrenia, el trastorno bipolar o la depresión ha dado pie a numerosos malentendidos, y bajo el supuesto de que un diagnóstico no mejora en sí mismo la salud de ningún paciente, algunos "enfermos" han buscado la fuente de la salud en procedimientos alternativos a la medicina psiquiátrica, al menos desde finales del siglo XIX.

Uno de estos "pacientes" fue Herman Poole Blount, mejor conocido en la escena avant-garde y free jazz como Sun Ra, quien a lo largo de su vida dio muestras de comportamientos erráticos que bien podrían asociarse a la esquizofrenia, como las repetidas declaraciones de que tenía capacidades para viajar a otros planetas o proyectarse astralmente. El psicoanálisis, por ejemplo, hace énfasis en que la verdad del sujeto está encarnada en su propia verdad, así que si alguien como Sun Ra afirma estas cosas tan excéntricas con el fin de producir la música que logró componer, ¿estamos realmente en presencia de un enfermo, o de un genio?

Probablemente esta discusión derivaría en consideraciones sobre si el arte representa la salud de una persona o la enfermedad de la misma, lo cual rebasa las intenciones de este artículo. Pero si los "genios atormentados" requieren de la enfermedad para crear (pensemos en un Van Gogh o en un Artaud, en una Camille Claudel), tal vez los hospitales y pabellones psiquiátricos se parecerían más a museos que a prisiones.

[caption id="attachment_103793" align="alignright" width="300"]Sun Ra Sun Ra[/caption]

Pero volviendo al caso de Sun Ra, a finales de los 50 tuvo lugar una interesante anécdota. El mánager del músico, Alton Abraham, organizó un concierto en un hospital mental de Chicago y, según escribió el biógrafo de Sun Ra, John Szwed, "el grupo de pacientes reunidos en este temprano experimento de terapia musical incluía a catatónicos y esquizofrénicos severos, pero Sunny se tomó la presentación como cualquier otra, sin hacer concesiones en su música".

Según Szwed, mientras Sun Ra tocaba, una mujer que no había hablado ni se había movido en años se puso de pie, "caminó directamente hacia el piano y le gritó '¿A eso le llamas música?'".

Se dice que Sun Ra estaba más que feliz con la respuesta: no se trataba de la crítica musical de la mujer, sino del hecho de que la música hubiese sido capaz de conectarla nuevamente con una realidad --motriz y verbal-- de la cual se hallaba desconectada hacía mucho tiempo. A partir de dicha anécdota, Sunny compuso "Advice to medics":

Este experimento llevó al músico a componer Cosmic Tones for Mental Therapy, una exquisita alternativa para los eletrochoques y los medicamentos de prescripción. Tal vez la música, al cambiar nuestra atención, también pueda modificar nuestra percepción de la realidad.

 

(Vía Open Culture)