*

X

Según este estudio, las mujeres son bisexuales o gays, nunca heterosexuales

Por: pijamasurf - 12/23/2015

Con conclusiones que podrían parecer polémicas, esta investigación observó la respuesta de mujeres que se dijeron heterosexuales y homosexuales a estímulos eróticos visuales

bviDesde cierta perspectiva la preferencia sexual es un asunto polémico, una especie de constricción del instinto por parte de una cultura que a lo largo de la historia se ha caracterizado por reprimir, contener, moldear a favor de ciertas ideas (dominantes) y en contra de otras (minoritarias). ¿Cómo poder hablar de una inclinación sexual si estamos condicionados socialmente hacia algo ya existente? Pero, por otro lado, ¿puede existir un estado natural, puro, en que la sexualidad tome su propio curso? Estas preguntas no son sencillas de resolver, al menos no tajantemente, pero sin duda se pueden aportar elementos que nos conduzcan hacia una posible respuesta.

Tal es el caso de un estudio a propósito de la sexualidad femenina realizado recientemente en la Universidad de Essex por el doctor Gerulf Rieger, adscrito al Departamento de Psicología de dicha institución.

Para el experimento, 345 voluntarias respondieron previamente cuál era su preferencia sexual. Una parte de ellas se definió como heterosexual y el resto como homosexual. Después, a cada una se le mostraron varios videos de contenido erótico protagonizados por hombres y mujeres físicamente atractivos, al tiempo que se registraba la respuesta de las participantes, particularmente en la pupila, la cual se dilata cuando miramos algo que nos excita.

De acuerdo con lo observado, las mujeres heterosexuales presentaron dicha respuesta tanto cuando veían a un hombre como cuando a miraban a una mujer, mientras que en las homosexuales la excitación era notablemente mayor sólo en el caso de las escenas que mostraban a otra mujer seductora.

De acuerdo con el doctor Rieger, estos resultados sugieren que las mujeres son “bisexuales o gays, pero nunca heterosexuales”. Una conclusión apresurada, sin duda, que deja de lado el cariz social y cultural de la construcción de la sexualidad, particularmente el hecho de que las mujeres crecen con mayor flexibilidad con respecto a la posibilidad de reconocer la belleza o el atractivo de otras mujeres sin que ello ponga en duda su elección de objeto de deseo.

Te podría interesar:

Usuarios de Facebook esclarecen misterio del "antiguo artefacto" encontrado en Jerusalén

Por: pijamasurf - 12/23/2015

Gracias al potencial de las redes sociales, la Autoridad de Antigüedades de Israel consiguió saber qué tipo de objeto había hallado un jardinero hace 6 meses en un cementerio de Jerusalén

 

Las redes sociales tienen una repetición ambigua, pues si bien una parte importante de su potencial está orientado hacia la utilidad o el provecho, por otro lado se les acusa de ser promotoras de la distracción, el ocio y, en general, el desperdicio del tiempo. Esto es particularmente evidente en Facebook (de lejos, la red más usada en el planeta), en donde basta pasar unos minutos para lo mismo encontrar una cascada de memes que algunas notas de sitios interesantes, otro torrente de GIFs cómicos, quizá el link a un libro digitalizado, contenido personal y un amplio etcétera que cubre el abanico diverso de la vida contemporánea tal y como se expresa en el mundo digital.

Con todo, hay otro aspecto de las redes que no siempre queda de relieve pero que incluso llevan en su nombre: son sociales. En otras palabras, son un recurso para la colectividad, para la cooperación, el esfuerzo en conjunto. Y aunque a veces lo olvidamos, de cuando en cuando surgen ejemplos que nos recuerdan esa característica.

Ese fue lo que sucedió hace unos días, cuando la Autoridad de Antigüedades de Israel compartió en Facebook la imagen de este objeto de metal que hace 6 meses encontró un jardinero en un cementerio de Jerusalén. 

1a

De inicio, el director de la institución describió el objeto como un cetro de oro con siete ranuras, sin agregar nada más. En el lugar donde fue hallado se han encontrado antes otros objetos que datan de las épocas romana y bizantina de las Cruzadas, pero esto tampoco echó luz sobre el misterio.

Pasado el tiempo la Autoridad decidió llevar el hallazgo a Facebook con el propósito de que el enigma se resolviera, y el trabajo que nadie pudo hacer en 6 meses se consiguió en unas pocas horas gracias a dicha red social. Para sorpresa de todos, la supuesta reliquia resultó no ser tal, sino sólo una baratija new age que se adquiere en línea con el nombre de “Weber Isis Beamer”, artefacto del cual se asegura que brinda un campo protector contra la radiación y provee seguridad a curadores y otras personas que laboran con energía positiva.

Un italiano de nombre Micah Barak fue el primero en responder acertadamente a la pregunta sincera que hizo la Autoridad, y aunque no se trataba de ningún concurso, al parecer la institución lo recompensará con un viaje a Israel para que mire personalmente el objeto en cuestión.