*

X

Sangaku: el arte de visualizar los avances matemáticos en el Japón del siglo XVIII

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Las pinturas sangaku revelan el lado sagrado de las matemáticas y su estrecha relación con las profundidades de la estética

 sangaku2

Durante el transcurso de los siglos XVIII y XIX los japoneses hacían públicos sus avances matemáticos a través de las pinturas sangaku. Las imágenes se realizaban en los santuarios budistas con la finalidad de agradecer los descubrimientos y, al mismo tiempo, conjurar su continuación.

La extraña mezcla entre anuncio público, ofrenda y el hacer visible los descubrimientos científicos contrasta con la lógica occidental actual que regula la producción científica. Por eso resulta recomendable ahondar en el tema a través de la lectura del libro de Tony Rothman y Fukagawa Hidetoshi: Sacred Mathematics, que describe brevemente la historia de los teoremas pintados en los santuarios y explica el saber matemático que contienen.

Revisar las pinturas sangaku con la ayuda de literatura especializada es fundamental para su comprensión. Aun cuando sea relativamente fácil asociar algunas de las imágenes con figuras geométricas conocidas como el círculo o el triángulo, la mayoría de los problemas matemáticos representados siguen sin ser resueltos. El misterio y la imposibilidad de descifrar la mayoría de los teoremas posibilita la apreciación de las pinturas como obras artísticas que juegan con los límites entre el arte y la ciencia. 

TAFEL1

¿Te gusta compartir frases profundas en redes sociales? Estudio sugiere que tienes poca inteligencia

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Según una reciente investigación de una universidad canadiense, compartir frases pseudotrascendentales en Facebook denota menores capacidades cognitivas


Frases-De-Superacion-Personal-Y-Autoestima-5

Históricamente, la retórica autosuperacional ha generado severos cuestionamientos. Una mezcla entre pretensión, cursilería y ego disfrazado de evolución personal sustentan buena parte de las críticas ante este recurso. Sin embargo, con la masificación de las redes sociales en los últimos años, el flujo de mensajes autosuperacionales, neomísticos, cuasi espirituales y demás ha alcanzado niveles inéditos de intensificación. 

1a6ec63194712cb546545b9f84144ee9

Un estudio de la Universidad de Waterloo en Canadá determinó que aquellos usuarios que acostumbran publicar mensajes de superación e inspiración melosa en Facebook denotaron ser en promedio menos reflexivos y carecer de ciertas habilidades cognitivas, por ejemplo fluidez verbal. En pocas palabras, es como si este hábito (por cierto, muy popular y en el cual hemos caído, al menos intermitentemente, la mayoría de nosotros) apela a una comodidad mental y semántica. Además, de acuerdo con las pruebas a las que fueron expuestos los participantes, aquellos usuarios que gustan de publicar frases pseudotrascendentales en Facebook también demostraron una pobre capacidad para detectar frases inconexas o con nulo sentido mientras éstas dieran la apariencia de estar refiriendo a algo importante.

La "espiritualidad pop" es un fenómeno que se ha caracterizado no sólo por incorporar esta veta tan distintiva del new age que combina, a veces irresponsablemente, preceptos de diversas tradiciones místicas para acuñar modelos adaptados a las necesidades contemporáneas de la sociedad; también conlleva una alta dosis de retórica autosuperacional, práctica que apunta a cuestiones cotidianas y en muchos casos poco trascendentales, como alcanzar una mayor productividad o mistificar ciertas inercias consumistas. 

En todo caso, sin duda esta investigación, sin olvidar que como cualquier otro estudio es insuficiente, representa un duro golpe al discurso new age tan popular en las redes sociales, sobre todo en Facebook, ya que nos invita a reflexionar de forma auténtica (algo a lo que aparentemente le rehuyen un buen número de usuarios) sobre cuál es el discurso que queremos proyectar, cuál es su relación o sintonía con nuestros actos y si esta comodidad inspiracional realmente tiene un sentido benéfico para nosotros y para nuestros "amigos".

Estas superficialidades son un aspecto inherente a la condición humana. Utilizar vaguedades e ideas ambiguas para esconder un sinsentido es algo común en el discurso político, el marketing e incluso el mundo académico, aunque todos echamos mano de ello en alguna medida.