*

X

Sangaku: el arte de visualizar los avances matemáticos en el Japón del siglo XVIII

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Las pinturas sangaku revelan el lado sagrado de las matemáticas y su estrecha relación con las profundidades de la estética

 sangaku2

Durante el transcurso de los siglos XVIII y XIX los japoneses hacían públicos sus avances matemáticos a través de las pinturas sangaku. Las imágenes se realizaban en los santuarios budistas con la finalidad de agradecer los descubrimientos y, al mismo tiempo, conjurar su continuación.

La extraña mezcla entre anuncio público, ofrenda y el hacer visible los descubrimientos científicos contrasta con la lógica occidental actual que regula la producción científica. Por eso resulta recomendable ahondar en el tema a través de la lectura del libro de Tony Rothman y Fukagawa Hidetoshi: Sacred Mathematics, que describe brevemente la historia de los teoremas pintados en los santuarios y explica el saber matemático que contienen.

Revisar las pinturas sangaku con la ayuda de literatura especializada es fundamental para su comprensión. Aun cuando sea relativamente fácil asociar algunas de las imágenes con figuras geométricas conocidas como el círculo o el triángulo, la mayoría de los problemas matemáticos representados siguen sin ser resueltos. El misterio y la imposibilidad de descifrar la mayoría de los teoremas posibilita la apreciación de las pinturas como obras artísticas que juegan con los límites entre el arte y la ciencia. 

TAFEL1

Te podría interesar:

Estos mapas y gráficos te harán revaluar el problema del narcotráfico

Por: pijamasurf - 12/03/2015

Al contrario de lo que a veces se afirma en el discurso hegemónico el problema del narcotráfico es bastante selectivo, y estos mapas así lo muestran

heath-problem-in-usa

Si supieras que proporcionalmente Islandia es el principal país consumidor de marihuana en el mundo y Nueva Zelanda el tercero en ese mismo ranking, ¿qué pensarías? Muy posiblemente tu primera reacción sea la sorpresa, acompañada de cierto escepticismo. En el discurso hegemónico el consumo de drogas casi siempre se considera con una carga negativa, un hecho que acarrea circunstancias lamentables como el deterioro de la salud, la destrucción de la funcionalidad de una persona y, socialmente, violencia y crimen. Sin embargo, ni Islandia ni Nueva Zelanda son países que asociemos con dichos prejuicios y antes bien, por el contrario, sus sociedades figuran en los primeros lugares de índices de bienestar. ¿Entonces? ¿En dónde está el error? ¿En el discurso o en la realidad?

Para conocer sobre este asunto más allá de la información que usualmente se nos ofrece, la firma Recovery Brands tomó datos recabados por la ONU (en específico por su Oficina contra la Droga y el Delito) y realizó esta cartografía dinámica que nos muestra el estado de la situación en materia de drogas, en especial desde la perspectiva del consumo y el tratamiento ofrecido a los afectados por la adicción.

1

3

2

Salvo ciertas excepciones como El Salvador o Afganistán, quizá una de las primeras preguntas que pueden tenerse al mirar estos mapas y gráficos es por qué hay tanta disparidad entre los países consumidores (que encabezan las clasificaciones) y los países productores (que ni siquiera figuran), como si la experiencia de los “paraísos artificiales” (por citar la expresión de Baudelaire) fuera posible sólo gracias al trabajo y los problemas que se viven tras bambalinas, en los entretelones del mundo, ahí donde la sangre y la explotación son el precio que se paga para que otros disfruten de un buen viaje.